CRISIS DEL CORONAVIRUS

Iñaki Urdangarin pierde su última esperanza de salir de prisión en medio de la alerta sanitaria

El marido de la infanta Cristina no puede disfrutar de las ventajas que se ofrecen a los presos de tercer grado en las circunstancias especiales del estado de alarma

Urdangarin
Iñaki Urdangarin en una imagen de archivo / Gtres

Un nuevo escollo para Iñaki Urdangarin. El Ministerio del Interior daba este miércoles un paso más para evitar que el coronavirus se extendiera en las cárceles. Si la semana pasada Instituciones Penitenciarias prohibía las visitas a los internos como medida de precaución y contención del covid-19, ahora ha remitido un oficio para que las juntas de tratamiento de cada prisión estudie la posibilidad de que los presos que ya disfrutan del tercer grado puedan permanecer en sus domicilios en lugar de regresar a la cárcel a dormir. Una medida que se basa en el artículo 100/2 del reglamento y para la cual sería necesaria la aplicación de pulseras telemáticas o la relación en un defecto de llamadas telefónicas de manera aleatoria.

Una buena noticia que, sin embargo, no podrá recibir Iñaki Urdangarin. A pesar de que en los últimos meses el marido de la infanta Cristina ha visto incrementadas no solo sus salidas al exterior gracias a las labores de voluntariado que realiza en el Hogar Don Orione tres veces por semana, así como a los dos permisos de los que ha disfrutado ya, lo cierto es que el exdeportista no puede beneficiarse de esta medida.

Urdangarin
Iñaki Urdangarin durante su último permiso penitenciario junto a la infanta Cristina / Gtres

El cuñado de Felipe VI, que lleva en prisión desde el 18 de junio de 2018 como consecuencia de la condena impuesta por la Audiencia de Palma debido a su implicación en el caso Nóos, está clasificado como preso de segundo grado. Esto supone que presenta un perfil de baja peligrosidad social, sin riesgos de quebrantamiento de condena y, por tanto, se les permite acudir de manera regular a una institución exterior para la realización de un programa concreto de atención especializada que fomenta su tratamiento y reinserción social. Esto es precisamente lo que el yerno del rey Juan Carlos hace como voluntario en Don Orione.

Iñaki Urdangarin
IIñaki Urdangarin y la infanta Cristina de Borbón por las calles de Vitoria en su primer permiso penitenciario/Gtres

Aunque todavía no está clasificado como preso de tercer grado, hace apenas unos días, antes de que se produjera la crisis del coronavirus, el  Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Valladolid dio luz verde, con oposición de la Fiscalía, al recurso presentado por el marido de la infanta Cristina. Según esto, a Urdangarin se le podría aplicar el principio de flexibilidad del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario y podría empezar a disfrutar de salidas  dos fines de semana al mes. Algo que, por ahora, ha quedado en el aire por el estado de alarma.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias