UN NUEVO ROL

Toñi Moreno se estrena como productora con un documental sobre el caso Wanninkhof

Ver vídeo

Toñi Moreno da un paso más en su carrera. La periodista acaba de estrenarse como productora de un documental centrado en uno de los casos que más conmocionó a la opinión pública hace dos décadas, el asesinato de Rocío Wanninkhof. Un terrible suceso que, además, marcó la carrera profesional de la propia Toñi y que terminó siendo uno de los procesos más polémicos de la historia judicial en España, debido al encarcelamiento inicial de Dolores Vázquez, cuya inocencia acabaría demostrada tiempo después tras la relación del caso Wanninkhof con el asesinato de Sonia Carabantes.

Ahora que se cumplen 20 años de la muerte de Rocío y del error de los jueces, la periodista ha conseguido hablar en exclusiva con Dolores Vázquez, juzgada y declarada culpable de un asesinato que no cometió. Con este documental, Toñi tiene un claro fin, mostrar quién es de verdad Dolores Vázquez, a quien se sometió a un juicio público paralelo al oficial.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Toñi Moreno (@tmoreno73)

En declaraciones exclusivas a la agencia Gtres, Toñi explica la repercusión que tuvo este caso en su carrera profesional, así como de otros aspectos de su vida en estos momentos, como los proyectos en los que se encuentra inmersa o su maternidad. “Se cumplían 20 años del caso y me llamaron muchos de mis compañeros porque sabían que yo tenía cierto contacto con Dolores, aunque no sabían que hacía 13 años que no hablaba con ella. Entonces la llamé y le dije: ‘Loli, mira, hay gente que quiere hablar contigo’. Me dijo que no, aunque me dejó caer que si alguna vez hablaba sería conmigo.  Entonces fuimos, fuimos a Betanzos, nos sentamos y no quería. Ella siente mucho rechazo a los medios de comunicación, porque además nos culpa de alguna manera de parte de lo que le ha pasado. Y al final yo creo que le dije que hay una generación que está estudiando derecho y periodismo, que no te conoce y que no conoce tu caso”.

La periodista está muy satisfecha con el resultado de este documental:  “estoy muy contenta, porque creo que esta serie a ella le va a servir a ella más que a nadie. Cuando yo vuelvo a verla después de 13 años, veo que está dónde estaba. Se había quedado en el momento de la detención, con la vida bloqueada en el momento de la prisión. Y digo, esta mujer no ha avanzado. Entonces yo creo que esa semana que nos metimos en el hotel a hablar y a grabarla, ya que desfogara, a que contara le sirvió como terapia y creo que la serie a ella le va a dar un empujón para que vuelva a re a rehacer su vida y a trabajar, a enamorarse… a lo mejor a trabajar ya no, pero bueno, que tenga una segunda oportunidad, que su vida se le quedó parada”, explica.

Toñi Moreno
Toñi Moreno durante la presentación del documental / Gtres

Para Toñi, lo más importante de este proyecto es poder mostrar la faceta más desconocida de Dolores Vázquez:  “creo que es la razón por la que hay que verlo, porque conoces a un personaje que todo el mundo ha descrito, del que hemos hecho un montón de conjeturas, que la hemos descrito como fría, calculadora, tal. Y conoces a la verdadera Loli, como es esto, con objetos y con sus virtudes”, sentencia.

Toñi Moreno guarda muchos recuerdos de aquella etapa, en la que su carrera estaba centrada en un periodismo diferente al que hace ahora, más relacionado con los sucesos:  “para mí aquella época fue como el despertar profesional que tenía 25, 26 años. Cuando todo esto ocurre y durante unos años yo llevaba el tema de los sucesos de Andalucía directo y luego en otros programas. A mí me sirvió mucho este caso para para darme cuenta de que no te puedes quedar nunca con la primera impresión de las cosas y que hay que escarbar”, explica.

Tras relacionar los casos de Rocío y Sonia Carabantes se demostró que el autor había sido el británico Tony Alexander King / Gtres

La periodista considera que hubo muchos factores que precipitaron la detención de Dolores: “creo que se dieron muchas circunstancias en este caso. Lo primero, la presión que tenían los investigadores por encontrar al culpable, porque hacía un año de que habían matado a Rocío y allí no encontraban a nadie. La miraron a ella y luego lo que pasó en los medios de comunicación, en los platós de televisión también. Esta mujer cuando se sienta en el juicio, ya estaba condenada”, afirma. Toñi declara que incluso ella se dejó llevar por las especulaciones: “no la conocía. Me senté y dije, ‘tiene cara de mala’. Hasta que te das cuenta de que tú tienes una responsabilidad como periodista y como fiscal y como abogado, como jurado, que es no dejarte llevar y ver si objetivamente esto a mí me sirvió de muchísimo. Este caso yo lo maduré mucho, sufrí mucho, también sufrí mucho, pero bueno, yo creo que ahora, veinte años después, todos estamos en otra posición para poder hablar de qué ocurrió, más que nada para no repetir los errores”, explica.

Ahora que está centrada en otro tipo de periodismo, en realidad no echa de menos esa época: “realmente yo cada época de mi vida la disfruto de una manera diferente. La calle me ha gustado siempre y contar historias siempre es lo que más. Es lo único bonito que tiene esta profesión”, declara.

Aunque está encantada con este proyecto, reconoce que el entretenimiento le gusta más:  “a mí me gusta mucho este género porque puedes trabajar las cosas con tiempo y dejar algo que esté bien hecho, ya sabes. Pero yo disfruto mucho en el entretenimiento. Me encanta pasármelo bien y luego yo estoy ahora en un momento de mi vida que valoro mucho el tiempo”, explica.

Toñi Moreno
Toñi Moreno en una imagen de archivo con su hija Lola / Gtres

Desde el nacimiento de su hija, Lola, la conciliación es una de las cosas a las que más importancia da la periodista: “hoy me he cogido el ave y la he dejado con su madrina. No soy nada especial, pero, por ejemplo, no me podría plantear hacer un diario como reportera porque se sale a las 9 de la mañana y vuelve a las 9 de la noche”, explica.

Aunque está encantada con su faceta como madre, reconoce que no ha sido fácil: “mira, yo creo que nos tenemos que contar las verdades. Esto es mucho más duro de lo que te cuenta, pero al mismo tiempo es maravilloso. Yo repetiría, por supuesto, sin pensármelo, pero si me lo pienso, igual lo repito”. Lo único de lo que se arrepiente es de no haber sido madre antes: “me he equivocado en una cosa que sobra, pero en mi experiencia yo me arrepiento de no haberlo tenido antes y hubiese tenido 3, pero ahora con mi edad, con mi circunstancia, con trabajo inestable, bueno, ahora aquí, mañana y no me puedo plantear”, sentencia.

Toñi Moreno en una imagen de archivo / Gtres

La periodista está feliz con su hija: “es maravillosa, ha venido a salvarme. No sé, estoy como en paz. He pasado un año muy duro. Me ha situado en lo que verdaderamente importante. Con el año y medio que tiene, es independiente y divertida, duerme del tirón, come todo, lo que yo no me puedo quejar si me quejo es una niña fácil. Si no es muy fácil. Me da un poco de pudor porque todas las madres hablan maravillas de sus hijos. Yo no soy la única madre. Estoy muy contenta y me alegro”, relata la periodista, que no se considera ningún ejemplo: “como madre soy como puedo, porque tampoco una se pone unas metas y luego no las cumple. Yo me intento hacer las cosas bien y seguramente me equivocaré mucho. No soy ningún ejemplo”, sentencia Toñi Moreno.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias