'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'

Terelu Campos convierte su cena en una sesión de espiritismo

Ver vídeo

Terelu Campos ha sido la encargada esta semana de acoger a sus tres ilustres invitados en ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’. Gianmarco Onestini, Sofía Suescun y Yurena han acudido a casa de la colaboradora con la encargada de valorar sus habilidades culinarias. Y ha habido de todo: elogios, críticas, tensión y nervios. Pero lo más destacado de la velada no fueron los manjares que cocinó Terelu sino el desenlace final, marcado por una charla con el más allá que dejó a más de uno bañado en lágrimas.

La hija de María Teresa Campos ha querido sorprender a sus comensales y para eso ha contado con dos inestimables ayudas, su robot de cocina y Luz, su empleada del hogar. El menú de la noche ha estado compuesto por un doble pastel de espárragos y palitos de cangrejo al que ha llamado ‘Banderita, tú eres roja’, un ‘Sueño de Florencia’ hecho con carne al horno con verduritas y una salsa picantita, y por último su nuevo y experimental ‘De Madrid al cielo’. Con el postre ha habido cachondeo ya que era un tocino de cielo mezclado con merengue.

Para agasajar a sus invitados a su llegada, la anfitriona ha querido ser cortés y les ha recibido con una copita de champán y unos entrantes variados entre los que no podía faltar el salchichón de Málaga, una de sus perdiciones. Una vez en la mesa, la cena se ha convertido en toda una entrevista íntima a Terelu Campos gracias a la curiosidad de Yurena, que quería saber si estaba saliendo con alguien.

Siempre discreta con estos temas y rehuyéndolos, la colaboradora se ha sincerado y una vez más ha dejado claro lo a gusto que está soltera: “Estoy bien como estoy para que lo voy a estropear”. Además, confesó que «he tenido la suerte de que en casi 6 años no se ha cruzado ningún hombre que me guste».

No faltó el alto voltaje durante la noche en casa de Terelu Campos. Sofía Suescun y Gianmarco Onestini volvieron a chocar. El italiano le reprochó a la navarra que siempre se mostraba muy antipático con él, algo que achacó a que había vencido en ‘El tiempo del descuento’ a su novio, Kiko Jiménez, algo que enfureció a la hija de Maite Galdeano: «Ya pasó, ya ganaste por Adara, dale las gracias. Entiendo que tengas envidia de mi relación, porque la tuya duró dos meses… Eres un despechado». A lo que Gianmarco le contestaba: «Y tú insoportable». Finalmente, Suescun reconocía que «lo mio es amor real, lo suyo duró dos meses».

Espiritismo en casa de Terelu Campos

Lo mejor se quedó para el final. Ya disfrutando de unas copas, Terelu y sus invitados se fueron a una habitación de la casa donde les esperaba un clarividente amigo de la anfitriona. Allí, mediante cartas, les leyó el futuro y hablaron con el más allá.

Yurena, desconsolada / Mediaset
Yurena, desconsolada / Mediaset

Especialmente emotivo fue su interacción con Yurena, a quien le dijo que su madre, Margarita Seisdedos, estaba protegiendo. La cantante no podía evitar las lágrimas al entrar en ‘contacto’ con su madre y tenía que ser consolada por Terelu Campos. Lo mismo sucedía con Sofía Suescun cuando el vidente le habló de que su abuelo Narciso estaba junto a ella, cuidándola.

Sofía Suescun se emocionó al recordar a su abuelo / Mediaset
Sofía Suescun se emocionó al recordar a su abuelo / Mediaset

Por último le llegó el turno a Gianmarco Onestini, a quien le adivinaron su suerte en el amor: «Con el tiempo serás padre de dos hijos y te casarás. La primera será una niña que pesará unos 3,150 kilos y medirá unos 52 centímetros. El segundo será un varón y entre uno y otro no habrá más de dos años». El exnovio de Adara tragaba saliva algo agobiado.

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias