Con Hacienda en los talones

La última maniobra de Shakira para evitar ser declarada culpable de fraude fiscal

Continúa la batalla de Shakira por intentar demostrar su inocencia ante el fisco español y no ser culpada de seis delitos contra la Hacienda pública. Nuevas e importantes noticias han tenido lugar en las últimas horas. Los abogados de la colombiana han presentado en el Juzgado de Instrucción número 2 de Esplugues de Llobregat un certificado de residencia en Bahamas permanente hasta 2015. Esto pretende demostrar  que no habría estado viviendo en España el mínimo de 183 días que considera la Agencia Tributaria para pagar IRPF, entre 2012 y 2014.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Shakira (@shakira)

Con esta maniobra, la artista pretende eludir la acusación de -presuntamente- haber estafado 14,5 millones de euros, tal y como sostiene la Fiscalía, además de ocultar su patrimonio a través de una red de empresas ubicadas en paraísos fiscales. Esto se refiere tanto a sus conciertos, como a su participación como coach en la versión americana de ‘La Voz’, y la comercialización de perfumes con su nombre, que pasaron por empresas domiciliadas en Islas Caimán, Malta, Panamá, Islas Vírgenes y Luxemburgo. Sin embargo, la primera reacción que se ha encontrado no es positiva ya que un perito de Hacienda se encuentra rebatiendo el último argumento de Shakira, a la par que otro expone la defensa de la pareja de Piqué, tal y como cuenta ‘El País’.

El principal indicio de delito que ve el fisco es que Shakira debía haberse declarado residente en España desde el 2012 al haber pasado más de la mitad del año en territorio español. En este sentido, las primeras informaciones apuntan a que para los inspectores de la Agencia Tributaria no es suficiente con el certificado de residencia en Bahamas. Durante ese tiempo hizo numerosos viajes debido a su profesión, pero ésta considera que «fueron esporádicos». Shakira ya explicó en su momento ante el juzgado que estuvo fuera del territorio nacional más de seis meses, y por eso considera que no tenía la obligación de pagar los impuestos aquí, ya que se estableció en Cataluña en el año 2015 cuando nació su segundo hijo.

Shakira, en una imagen de archivo / Gtres
Shakira, en una imagen de archivo / Gtres

Así las cosas, la acusación y defensa exponen sus tesis y batallan por demostrar los días e incluso las horas que estuvo en España. Para ello se valen de rastrear sus redes sociales, facturas o uso de tarjetas de crédito. No obstante, la última decisión dependerá del juez de instrucción de Esplugues de Llobregat, que deberá meditar si se va a juicio. De ser así, la reputación e imagen de Shakira sufriría una socavación importante de cara a la opinión pública, además de enfrentarse a una posible pena de prisión.

Hay que destacar que la intérprete de ‘Rabiosa’ ya devolvió íntegramente la cantidad supuestamente defraudada con el fin de evitar la cárcel. Sin embargo, se mantuvieron las diligencias abiertas contra ella. El pasado mes de abril, Hacienda ratificó la acusación de fraude fiscal contra ella mediante un informo enviado a la justicia catalana. Pese a todo, ella sigue luchando y confiando en sus abogados para demostrar su inocencia.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias