Rocío Flores, muda y muy seria, acude a la casa familiar

A pesar de las contundentes palabras de su madre, Rocío Flores sigue con su vida diaria y este viernes ha acudido a visitar a su familia.

Rocío Flores
Rocío Flores en una imagen de archivo / Gtres

En estos primeros días tras la sorprendente confesión de Rocío Carrasco, han sido muchos los que se han pronunciado sobre sus palabras: políticos, rostros televisivos, actores… Incluso el ex de la hija de Rocío Jurado, Antonio David Flores, quien mandó un mensaje a ‘El programa de Ana Rosa’. Pero hay una persona, la más importante de la historia, que todavía guarda silencio, su hija, Rocío Flores. La joven, que el lunes sí compartió una storie en su perfil de Instagram para denunciar que intentó participar mediante una llamada en la primera emisión de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, no ha vuelto a pronunciarse al respecto.

Rocío Flores
Rocío no ha querido hacer declaraciones / Gtres

Cuando quedan poco más de 48 horas para volver a ver a Carrasco sincerarse en los dos nuevos episodios de la docu-serie, su hija, de quien ya ha hablado descarnadamente, se ha dejado ver por las calles de Málaga, donde reside.  Muy seria, sin ganas de contestar a las preguntas de los medios de comunicación, la joven ha acudido a la casa en la que residen su padre, Olga Moreno, y su hermano David, seguramente para hacerles una visita y aprovechar la tarde de viernes con ellos.

No hay que olvidar que pese a todo este maremoto, en apenas unos días Olga pondrá rumbo a Honduras para vivir una emocionante aventura como concursante de ‘Supervivientes’. Hasta la fecha, la malagueña no ha mostrado su intención de quedare en España, por lo que se entiende que dentro de poco la veremos en bañador y superándose a sí misma en un reality que conoce muy bien. Hace apenas un año era Rocío Flores quien viajaba a la otra parte del mundo, convirtiéndose así en la gran protagonista de la edición.

Rocío Flores
La joven está aprovechando los días antes de que Olga ponga rumbo a Honduras / Gtres

Ahora, sin embargo, parece que prefiere pasar desapercibida mientras su madre se abre tras muchos años de silencio. Rocío Carrasco está desvelando episodios muy complicados de su vida en los que, según su relato, su exmarido y padre de sus dos hijos, Antonio David, la habría supuestamente maltratado. Sin duda, un relato que no está siendo nada sencillo para ella, que ha optado por apoyarse en su novio, Manuel Bedmar, con quien se fue a vivir hace unas semanas. Precisamente él es el protagonista de su última historia de Instagram en la que se puede ver su mano entrelazada a la de su novio junto a una ubicación: «Mi casa». Toda una declaración de intenciones que confirma que, en estos momentos, él es su mayor refugio.

Y mientras que Rocío Flores ha guardado silencio este viernes, otra persona que conoce muy bien a la hija de ‘La más grande’ sí que ha querido halar. María Teresa Campos se ha pronunciado de manera muy clara tras una visita al dentista: «yo ya dije lo que quería decir el primer día. Me he alegrado de que esto pase, porque no podía soportar más que no se supieran todas esas cosas y se cometieran tantas injusticias y se dijeran tantas cosas que se han dicho», ha dicho la veterana periodista, que ha vuelto a remarcar lo importante que Rocío es para ella «mara mí es como una hija».

Tan unidas están que fue precisamente ella quien le pidió a la joven que contase su historia:  ha revelado una petición que le hizo a la hija de Rocío Jurado: “yo lo que le pedí es que antes de morirme, que soy muy mayor, quería que se hiciera justicia con ella”. Eso sí, de momento no lo ha podido ver y es que asegura que se pone «muy mal», «lo tiene grabado mi hija Carmen para cuando yo esté más tranquila y esto pase», ha desvelado.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias