Capítulos 4 y 5

‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’: Rocío Carrasco aclara si fue infiel a Antonio David Flores

Este domingo a las 22:00 horas se han emitido los capítulos 4 y 5 del documental de la hija de 'La más grande'. Durante la emisión, la protagonista de esta historia ha narrado cómo vivió el accidente que tuvo con Fidel Albiac y cómo fue la llegada del abogado Emilio Rodríguez Menéndez a su vida, entre otras cosas.

Ver vídeo

Este 4 de abril, Telecinco ha emitido dos nuevos capítulos del documental ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’. En él, la protagonista de esta historia ha narrado entre lágrimas algunos de los episodios que han marcado su vida para siempre. Para entender el contexto de lo que ha revelado la hija de ‘La más grande’, la miniserie ha situado al telespectador a finales del verano de 1999 y en el año 2000, justo cuando toma la decisión de separarse de Antonio David Flores. La madre de Rocío Flores toma dicha determinación tras descubrir una serie de infidelidades por parte del ex guardia civil. “’¿Estás segura? Te vas a cagar…’”. Estas han sido las palabras con las que Rocío Carrasco ha iniciado esta nueva trama en la que aparece un nuevo protagonista que arroja esperanza a su vida: Fidel Albiac.

Rocío Carraco en el documental 'Rocío: contar la verdad para seguir viva'./Telecinco
Rocío Carraco en el documental ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’./Telecinco

También, ha revelado que, durante esa época, el ex colaborador de ‘Sálvame’ recurrió a un paparazzi para que él le hiciera fotos con chicos y así culparle de una supuesta deslealtad. A medida que ha ido avanzando la docu-serie, Rociíto ha confesado por primera vez ante una cámara que “nunca he sido Antonio David Flores, jamás en la vida, pero lo debería haber hecho”. «Yo no tenía una relación marital con él, llevaba separada hace mucho tiempo, pero debería haberlo hecho», ha añadido con rotundidad. Instantes después ha explicado cómo se enamoró de su actual marido, Fidel.

Rocío Carraco en el documental 'Rocío: contar la verdad para seguir viva'./Telecinco
Rocío Carraco en el documental ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’./Telecinco

“Yo estaba sentada con un pareo rosa en la puerta de mi casa comiendo pipas y viendo a la gente pasar. De repente, aparece una amiga de mi prima, Rocío Maestre, y ahí estaba él, Fidel”, ha recordado con una sonrisa Carrasco. “Nos hicimos amigos, me sentía apoyada por él en todo momento, pero tenía claro que no iba a dar ningún paso porque él tenía pareja, y yo no iba a hacer lo que me habían hecho en el pasado”, ha contado la hija de la Jurado en el episodio 4 del documental que protagoniza.

Durante esta parte de la serie, Rocío ha confesado que cuando la figura de Albiac apareció, comenzó a ver la vida de otra manera con más luz y felicidad. Rocío y Fidel iniciaron su relación cuando éste dejó su antigua pareja -Rocío Maestre-. “Al poco tiempo hicimos un viaje a Portugal. Se puede decir que ahí fue cuando se hizo oficial el noviazgo”, ha dicho la hija de Pedro Carrasco.

Antonio David Flores en una imagen de archivo./Telecinco
Antonio David Flores en una imagen de archivo./Telecinco

El trato que recibió Fidel Albiac tras el accidente

El 12 de febrero del 2000, Rocío Carrasco y Fidel Albiac tuvieron un brutal accidente. “Hacía un día maravilloso y le dije e Fidel de ir a comer a El Paular, un sitio que me recuerda a mi infancia y que a mi madre le encantaba”, ha comenzado relatando Rocío Carrasco. “Le dije que, si descapotábamos el coche porque hacía un sol impresionante, pero me dijo que no porque al ir por la carretera podríamos tener frío. De repente, un coche hizo una curva e invadió nuestro carril. Cuando Fidel intentó esquivarlo y enderezar el volante, no pudo. Dimos vueltas de campana. Fue terrible”, ha añadido con un hilo de voz Rocío Carrasco.

Sobre este episodio, la hija de Rocío Jurado ha contado que a ella la trasladaron en helicóptero y a Fidel en ambulancia al hospital 12 de Octubre de Madrid. “Después del accidente me quedé inconsciente durante dos semanas. Me indujeron a un coma, tenía un traumatismo craneoencefálico y una vértebra deshecha. Mi familia no se lo puso fácil a Fidel. Mi padre le llegó a decir que se fuera del hospital. Nadie fue consciente de que Fidel iba conmigo en el coche. No tuvieron humanidad. Eso no se hace con nadie. Llegaron a pensar que me iba a morir», ha explicado Rociíto. Sin embargo, Albiac demostró que quería permanecer al lado de la que por aquel entonces era su pareja. Y así hizo.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias