Existieron

Los días felices de Rocío Carrasco con los Mohedano

Rocío Carrasco, Fidel Albiac y Ortega Cano / Gtres
Rocío Carrasco, Fidel Albiac y Ortega Cano / Gtres

Rocío Carrasco continúa convertida en protagonista gracias a su testimonio en En el nombre de Rocío. Recientemente, desveló cómo fueron los últimos meses de vida de su madre. El traslado a Houston sirvió para darse cuenta de que Fidel Albiac era su mejor apoyo, así como el favorito de Rocío Jurado. Fue en esos momentos cuando se dio cuenta de quién estaba a su lado y quien no, así como el preludio de los desagradables episodios que estaban por venir.

Rocío Carrasco, Fidel Albiac y Ortega Cano / Gtres
Rocío Carrasco, Fidel Albiac y Ortega Cano, entrando a un hospital / Gtres

Uno de los peor parados en su testimonio es José Ortega Cano, quien no estuvo a la altura de las circunstancias, según cuenta Rocío: «Cuando mi madre estaba ingresada, él estaba como ausente, desaparecía. Una vez me lo encontré tumbado en una hilera de filas en el hospital. Le dije que mi madre le estaba buscando”, ha comenzado relatando. Al volver a la habitación, la artista le reprochó su actitud: “¿Ni aquí me vas a respetar?”. Unas palabras que calaron hondo en el torero que, al regresar a casa, cargó duramente contra Rocío Carrasco: “Me dijo que la que estaba matando a mi madre era yo”, contaba.

¿Cuándo se rompió la relación de Rocío Carrasco con su familia materna?

Una de las preguntas que más se hace la sociedad es para responder a cuándo se rompió la buena relación de Rocío Carrasco con su familia materna. Para responderla hay que remontarse hasta el día 25 de junio de 2006, cuando se procede a la apertura del testamento de La más grande, un momento clave para entender el origen de la fractura familiar. Rocío lo explicó así en la primera entrega de su docuserie: «Nos llaman a todos y nos dicen que estemos en casa de mi madre y fuimos mi tía Gloria y su marido, Amador y su mujer, José Ortega Cano, la albacea y yo. Estábamos los que teníamos que estar. Bueno, tampoco los que tenían que estar», dijo en referencia a las personas que, bajo su punto de vista, sobraban en aquel momento.

La hija de la cantante desveló que en ese momento la unidad familiar salta por los aires definitivamente: «A partir de ese día con mi familia termina explotando. Cada uno termina por un sitio. Algunos juntos y otros por nuestro camino. Se unen a la persona que más daño le ha hecho a su hermano en vida a su mujer, a su sobrina y a la hija de tu mujer. El que va fardando de que lo querían mucho y que moría con él y todo ese tipo de cosas. La tenían que matar antes de que él viera un duro», relató con absoluta franqueza.

Amador Mohedano, con su sobrina en Houston / Gtres
Amador Mohedano, con su sobrina en Houston / Gtres

Una versión de la ruptura que no corresponde con la de uno de los miembros más destacados de la familia, su tío, Amador Mohedano. El hermano de Roció Jurado expresó en junio de 2021 la razón de la ruptura de lazos maternos por parte de la exmodelo. No fue ni por el reparto de la herencia ni por el posicionamiento a favor de Amador, Gloria Mohedano y José Ortega Cano junto a Antonio David Flores tras su divorcio de Rocío. Para el exmarido de Rosa Benito, lo que hace estallar todo es la presencia de Ortega Cano en la película Como alas a viento, un proyecto surgido en 2011 para el que se quiso contar con el viudo de la cantante pese a la negativa de su hija.

En lo que a Amador Mohedano en particular se refiere, Rocío Carrasco comentó durante la emisión de Rocío, Contar la verdad para seguir viva, que la mala relación entre ellos se dinamitó cuando Rocío Jurado decidió confiar en su hija y en Fidel Albiac en vez de en su hermano y representante para una gala en televisión española: «En un primer momento él reacciona bien, pero intuyo que alguien le comería la cabeza y volvió a la siguiente reunión hirviendo. Ponía pegas por todo… Terminamos la reunión y él se va despotricando», dijo, para después continuar reproduciendo las palabras de su tío contra ella: «Me fui detrás de él en buena disposición. Le dije ‘si tu preocupación es que salga bien, va a salir todo bien’ pero cuando estábamos saliendo me dice ‘tú quieres ver cómo le digo a tu madre que yo no estoy en el proyecto, pero se caga y no lo hace’”, ha continuado la empresaria. «‘Si tienes huevos corre, entra en el dormitorio y se lo dices’. No sé la cara que me vería que se fue. Ahí empieza la tirantez en la relación laboral con él», expresó.

Comunión de Gloria Camila Ortega / Gtres
Comunión de Gloria Camila Ortega / Gtres

Atendiendo a todo lo anterior, cuesta creer que hubiera días felices entre Rocío Carrasco y los Mohedano. Pero los hay. Como por ejemplo, la comunión de Gloria Camila Ortega. Aquel 7 de mayo de 2005, la familia posaba así de unida en Madrid junto a Rocío Jurado. Eso sí, un día demasiado lejano en el tiempo ya y que tan solo fue la calma que precedió a a la tormenta.

Rocío Carrasco vs. Ortega Cano

En los últimos episodios, Rocío ha agudizado la crítica sobre la figura de un Ortega Cano señalado por los problemas con el alcohol que Rocío sostiene que tuvo el diestro, quien no se ha pronunciado al respecto desde la emisión de la docuserie. Carrasco recuerda broncas del torero con Fidel Albiac y diversos desplantes.

Rocío Carrasco y Ortega Cano, durante un evento / Gtres
Rocío Carrasco y Ortega Cano, durante un evento / Gtres

La última vez que Rocío Carrasco y Ortega Cano se vieron la caras fue hace seis años, en 2016, durante la presentación del sello conmemorativo de Rocío Jurado en Madrid. Ahí ya existía una mala relación evidente que a día de hoy no se ha reconducido. Durante todo este tiempo ha tenido el fiel apoyo de su marido y de su familia «no mediática», como ella misma la llama.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias