El blog de Paloma García-Pelayo

Rocío Carrasco, el intento autolítico y el posible golpe en la mesa de los médicos que la trataron

“Caso Rocío Carrasco. Un intento de suicidio que cuestionan los informes médicos”. Leo con sorpresa este titular y me adentro en la información. Este martes fue intenso respecto a las opiniones que genera la emisión de la serie documental “Rocío. Contar la verdad para seguir viva”, en el uso de la libertad de expresión de cada cual. Bendita libertad, ¿pero por qué se cuestiona a Rocío Carrasco incluso en su intento autolítico? Quizá más de uno se sorprenda si alguno de los médicos implicados desmiente a los incrédulos.

Documental de Rocío Carrasco: hora y dónde ver el episodio 7 en Telecinco

Ver vídeo

El titular cuestionaba el intento que Rocío Carrasco narró en el episodio cero de la serie documental que protagoniza en Mediaset, en el que detalló cómo decidió que no quería seguir viviendo el 5 de agosto de 2019: intento autolítico. Atribuye a los informes médicos tal supuesto cuestionamiento. Al leerlo, me hizo dudar. “Los hechos del ‘suicidio’”, continuaba la información. Repasé mis notas, la información que había ido recabando al respecto desde que escuché el testimonio de Rocío Carrasco en la serie y confirmé cada dato anotado. Poco que ver con lo que leía, al menos de determinadas cuestiones importantes.

En ningún momento puedo asegurar si Rocío Carrasco tuvo intención de acabar con su vida, ni tampoco lo contrario. No lo sé. No he hablado con ella. Tampoco con ninguno de los médicos y psiquiatras que la valoraron los días 5 y 6 de agosto en los hospitales madrileños a los que acudió. Pero sí que el informe médico del Hospital Sanchinarro, donde ingresó de urgencias pasados 24 minutos de las dos de la tarde del 5 de agosto de 2019, tanto en el apartado de Juicio Clínico como en el de Juicio Diagnóstico coinciden en señalar “Intento autolítico”, una vez valorada por una doctora de urgencias y una psiquiatra, posteriormente. Y también asegurar que, ante el estado “psicopatológico” que presentaba la paciente, la derivan para “ingreso voluntario de contención y ajuste de tratamiento”. ¿Por qué cuestionar el intento autolítico? Este primer informe médico no lo hace en absoluto.

Rocío Carrasco
El intento autolítico de Rocío Carrasco ha sido puesto en duda / Mediaset

Carrasco acepta e ingresa la tarde del 5 de agosto en la unidad psiquiátrica del Hospital de Madrid Puerta del Sur. El informe que emite un facultativo de este centro explica que acude derivada del Hospital San Chinarro para evaluación psiquiátrica, tras haber protagonizado un episodio de sobre ingesta medicamentosa voluntaria con supuesta finalidad autolítica. Ingresar. Valorar. Tratar.

Permanece aislada en su habitación en compañía de su suegra. Este mismo informe recoge que durante la tarde presenta mejoría progresiva del nivel de consciencia y que en la mañana posterior la evolución es positiva. Se le retira el tratamiento farmacológico que determinaron para contrarrestar los efectos de la sobre ingesta medicamentosa voluntaria por la que acudió a urgencias. Rocío está mejor, consciente. Ya habla bien y ha desaparecido la tendencia al sueño. El facultativo que firma este segundo informe indica, en el apartado de exploración física: “abordable y colaboradora”. Si en el momento el ingreso no realizó juicio crítico de ese intento autolítico e incluso refirió que le hubiera gustado que su plan hubiese funcionado y que “siempre queda el puente de Segovia para volver a intentarlo”, al día siguiente, al ser preguntada por el episodio de sobre ingesta que precipitó su ingreso sí realiza juicio crítico, declara sentirse arrepentida, que fue un error, un acto impulsivo sin planificación previa. El informe detalla la evolución de la cuestionada Rocío, quien ingresa en este centro derivada del anterior. En el primero aparece como motivo de consulta “mareo”, sí. Tras el triaje inicial y ser valorada por un médico, es un psiquiatra quien la atiende y aunque no identifica desencadenante inmediato, refiere al especialista que decidió ingerir una serie de comprimidos “con finalidad autolítica” y comenta que se siente desbordada por la conducta de acoso de su exmarido ante los medios de comunicación, y el odio que sus hijos sienten hacia ella, según expresa. El motivo de ingreso en el segundo centro es por “sobre ingesta medicamentosa voluntaria”. Llega a Psiquiatría directamente, derivada de las urgencias del Hospital Sanchinarro. Ya hay diagnóstico. ¿Por qué cuestionarlo?

Tras sucesivas entrevistas a lo largo de la mañana del día 6 tanto a ella, como a su suegra, de la que no quiere separarse en ningún momento y así lo refiere el especialista, que no acepta que se le entreviste sin su presencia, como a su marido, Fidel Albiac, con quien hablan por teléfono, no encuentran “alteraciones de conducta reseñables”, no hay signos de intoxicación. El tratamiento ha hecho efecto. Carrasco niega en ese momento intencionalidad o planificación autolítica. Quiere irse a casa y así lo solicita. Pide la alta voluntaria. Refiere que se siente más segura en su casa con sus familiares. El medico le aconseja que siga ingresada para observación y tratamiento. Carrasco insiste en irse. Sus familiares se comprometen a mantenerla bajo supervisión y, finalmente, por parte de psiquiatría no hay indicación de continuar el ingreso involuntario. Rocío no espera a recoger el informe médico de alta voluntaria y se procede a informar de alta por fuga. Puro dato.

Rocío Carrasco y Fidel Albiac podrían estar pasando por un angustioso bache económico / GTRES
Tras su intento autolítico, Rocío Carrasco pidió el alta para marcharse a casa, donde afirmó se sentía más segura / GTRES

Ella misma ha dicho en ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’ que todo lo que ha hecho en los últimos 20 años por proteger a sus hijos, frente a la conducta de su exmarido, Antonio David Flores, quien asegura le ha lesionado psicológicamente, se le ha vuelto en contra. Un intento autolítico es, en su concepto original, relativo a autodescomposición, autodisolución. En psiquiatría, intento de suicidio. Será que este episodio tan grave también se le va a volver en contra. Los informes médicos están ahí y, sí, es cierto que tanto la juez de Violencia de Género como la Audiencia Provincial de Madrid no los relacionan con la conducta de su exmarido en los medios. “No puede determinarse que fuera precisamente una conducta voluntaria del denunciado de dañar a la recurrente con sus actuaciones futuras en los medios de comunicación la que motivase que la recurrente realizara la ingesta de pastillas y hubiera por ello de ser medicamente asistida”. Ambas instancias rechazaron la solicitud de reapertura del caso cuando Carrasco aportó en octubre de 2019 los informes médicos mencionados y tampoco aceptaron que la volviera a examinar el equipo técnico forense que la evaluó en primera instancia.

Tras las publicaciones de ese martes en un diario de tirada nacional y las réplicas en diferentes digitales, que señalaban que los informes médicos cuestionaban el intento autolítico, puede que más de un especialista implicado en el caso de un golpe en la mesa. La información publicada no se ajusta a la realidad de lo vivido los días 5 y 6 de agosto de 2019. Es algo muy serio, aunque le pase a Rocío Carrasco. Este miércoles noche, más datos. Episodio 7.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias