UNA VUELTA A LA ACTUALIDAD

Las contradicciones de Raquel Sánchez Silva

La denuncia de Raquel Sánchez Silva a la familia del que fuera su marido ha coincidido en el tiempo con una importante decisión judicial en Palermo, donde se ha decidido mantener abierto el caso y seguir investigando lo que en España se cerró como un suicidio

  • LOOK

Raquel Sánchez Silva se enfrenta a la posibilidad de que el momento más complicado de su vida vuelva a golpearle con fuerza. La decisión de la Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Palermo de mantener abierto el caso por homicidio en Italia hace imposible cerrar el capítulo con más sombras y tragedia de la vida de la periodista. Esta noticia hace tambalear todo lo que se ha tratado como certeza hasta ahora y podría llevar a la justicia a volver a contar con la versión de la viuda, cuyas declaraciones han sorprendido por sus importantes contradicciones.

Mario Biondo murió el 30 de mayo de 2013 en Madrid. El cámara estaba cerca de cumplir 31 años y su muerte hundió a su viuda, la presentadora Raquel Sánchez Silva, y su familia en un profundo dolor compartido que traspasaba las cámaras que les retrataron durante el velatorio y el entierro del italiano. Sin embargo, la unión entre ellos duró poco ya que el caso fue cerrado en España como un suicidio y mientras la periodista aceptaba la versión de las autoridades, los padres del fallecido se negaban a hacerlo y prometían luchar hasta conocer la verdad.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo en una imagen de archivo/Gtres
Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo en una imagen de archivo/Gtres

Han pasado siete años y medio desde la muerte del italiano. En este tiempo se han sucedido tres autopsias, y diversas investigaciones que han puesto de manifiesto que las cosas no se hicieron bien en España durante la investigación tras el fallecimiento de Mario. Pippo Biondo y Santina D’Alessio -los padres del reportero- han conseguido que actualmente se esté juzgando al Dr. Abenza Rojo, que fue quien firmó la primera autopsia. Pero eso no es todo ya que, esta misma semana, acaban de lograr que la justicia italiana mantenga abierto el caso y acepte una serie de pruebas que podrían invalidar los resultados de la tercera autopsia, que volvía a zanjar como suicidio la muerte de Biondo.

Raquel Sánchez Silva en el entierro de Mario Biondo./Gtres
Raquel Sánchez Silva en el entierro de Mario Biondo./Gtres

A su vez, a principios de este mes de noviembre, Raquel Sánchez Silva ha movido ficha por primera vez en mucho tiempo –al menos públicamente-. Raquel ha demandado a quienes fueran sus suegros y su cuñada, además de a la rama italiana del grupo Mediaset, por lo que considera una campaña de acoso, odio e injurias. Una denuncia que tal y como recogía este digital en exclusiva, no preocupa a Santina, cuyo único interés es conocer cómo murió su hijo y, si surge la oportunidad de volver a tener un cara a cara con quien fuera su nuera, saber también por qué las contradicciones en la investigación nunca despertaron la curiosidad de Raquel Sánchez Silva.

Las contradicciones del caso

En la primera autopsia

La primera autopsia fue determinante y, posiblemente, la base sobre la cual se apoyaron los investigadores para cerrar el caso como un suicidio a pesar de las contradicciones que rodeaban la muerte de Mario Biondo. Detalles como que el cuerpo de Mario aparecía con las piernas flexionadas cuando en las fotografías se ven estiradas o que el cadáver tenía un pañuelo atado al cuello con un nudo presionando en la parte posterior que en las imágenes se comprueba que no existe, son solo dos errores de una lista interminable. El primer análisis forense al cuerpo del que fuera cámara de ‘MasterChef’ no solo contiene fallos sino también mentiras, hasta el punto de afirmar que se ha procedido a un examen de las vísceras o del cráneo; dos pruebas que en la segunda autopsia se descubrió que jamás se habían realizado.

La presunta mala praxis del Doctor Abenza Rojo, encargado de firmar la primera autopsia de Mario, llevó a los Biondo a demandar al forense. Una demanda que fue admitida a trámite y por la que actualmente está siendo juzgado.

En la segunda autopsia

Tras tres años luchando por conocer la verdad, Pippo y Santina recibieron uno de los varapalos más duros en este proceso al determinar un forense italiano exactamente lo mismo que se había dicho en España: Mario Biondo se había suicidado. Lo extraño de esta conclusión fue que, en la segunda autopsia realizada al cadáver salían a relucir no solo los numerosísimos errores de la que se había hecho en Madrid en un primer momento sino también un fuerte golpe en la cabeza a pesar del cual, se volvía a cerrar el caso como un suicidio.

En la tercera autopsia

La tercera autopsia volvió a ser en Italia y concluyó de nuevo que Mario Biondo se había suicidado. El hecho de que estuviera basada en los dos exámenes forenses hechos previamente y pasara por alto lo que para los investigadores son errores tan evidentes que el primero de los forenses está siendo juzgado en España ha sido clave. Santina y su marido volvieron a ponerse manos a la obra hasta descubrir que en esta tercera autopsia se habían cruzado pruebas de restos de otra persona, en concreto un chico fallecido por sobredosis.

Tumba donde descansan los restos mortales de Mario Biondo./Gtres
Tumba donde descansan los restos mortales de Mario Biondo./Gtres

En las declaraciones de Raquel Sánchez Silva

En las diversas declaraciones que la presentadora ha hecho ante investigadores –tanto españoles como italianos- las contradicciones se suceden. A lo largo de estos años Raquel Sánchez Silva ha dicho entre otras cosas:
*Que Mario era feliz y quería vivir pero también que Mario le había hablado de suicidarse
*Que tras no dar con su marido a lo largo del día viajó hasta Madrid desde Plasencia con el manos libres activado para poder ir hablando con su asistenta del hogar, a quien le pidió que fuera hasta su casa para ver si todo estaba bien y que fue su primo quien le llevó hasta Madrid ya que los nervios le impedían conducir
*Que llegó a Madrid sobre las 20’00 de la tarde a pesar de que dos personas le sitúan en la capital sobre las 17’00h
*Que no conoce a Nacho Leonardi, el supuesto narcotraficante con el que Mario Biondo intentó contactar horas antes de morir, a pesar de que se han registrado numerosas comunicaciones entre su teléfono personal y el de esta persona tanto previas como posteriores a la muerte de Mario
*Que solo ella había tocado los ordenadores de su marido pero que también los había tocado su primo
*Que Mario Biondo no consumía cocaína pero también que Mario Biondo era consumidor habitual de cocaina

En los ordenadores y el teléfono de Mario Biondo

Aunque la primera autopsia fija la hora de la muerte a las 6 de la mañana, todas las investigaciones posteriores zanjan que Mario falleció sobre la 01’00 de la madrugada. Después de la hora fijada de su muerte no solo hay una llamada saliente desde su teléfono sino que también acaba de conocerse que en la mañana del 30 de mayo el ordenador Mac del cámara, se conectó tres veces a internet de manera no automática, algo que solo pudo ser realizado por alguien desde el piso en el que Mario yacía muerto desde hacía horas.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias