Viernes Deluxe

Marisa Jara revela los problemas de su parto: “Fue duro, pero lo volvería a pasar”

Marisa Jara en 'Viernes Deluxe' / Telecinco
Marisa Jara en 'Viernes Deluxe' / Telecinco

Marisa Jara, en el mejor momento de su vida, se ha sentado en el Viernes Deluxe para contar su dura experiencia como madre primeriza. Tras varios intentos de embarazo y diversos baches de salud, la modelo ha cumplido el sueño de su vida: ser mamá. Su pequeña alegría de la casa, Tomás, ha llegado para hacer su vida más fácil y, aunque el parto no ha sido coser y cantar, ha asegurado que lo volvería a repetir: “Lo pasé muy mal, con muchos dolores, pero lo volvería a pasar por él diez mil veces”.

Marisa Jara en 'Viernes Deluxe' / Telecinco
Marisa Jara en ‘Viernes Deluxe’ / Telecinco

Marisa no lo ha tenido fácil. En 2018, anunciaba que padecía cáncer y, a pesar de todo, decidió ser madre soltera y comenzar un proceso in vitro. Nada más iniciar su tratamiento de fertilidad, le diagnosticaban un tumor en el estómago y, meses después, padecía un tumor en el útero, un nuevo varapalo que aplazaba sus planes de convertirse en mamá. Sin embargo, unos meses después y sacando fuerzas de flaqueza, la modelo anunciaba su embarazo en las redes sociales. “Estaba feliz y nerviosa cuando me dijeron que estaba embarazada. Fue algo emocionante, un día mágico. Pero lo quise llevar con cautela y calma, y hasta los tres meses no lo comuniqué”, ha explicado en el espacio televisivo.

El 1 de abril, la empresaria publicaba en su perfil de Instagram la noticia del nacimiento de Tomás, con una foto familiar en la que daba la bienvenida al pequeño de la casa tras 10 años de sufrimiento. La modelo, que nunca se ha rendido en el proceso, ha confesado que el parto y el embarazo no han sido nada fáciles. “Hubo complicaciones en el parto porque tenía retención de líquidos y la tensión muy alta”, ha explicado. Viendo la dificultad de la situación, los médicos le comunicaron que tenían que hacerle una cesárea de urgencia y, una vez en quirófano, descubrieron que el bebé se había hecho “caca dentro de la placenta”, motivo por el cual Marisa se encontraba así. “La placenta se pegó al útero. Fue muy doloroso”, ha reconocido. Sin embargo, todo mereció la pena por tener en sus brazos al hombrecillo de su vida. 

Durante el embarazo, Marisa cogió mucho peso, aunque no ha sido lo que más le ha preocupado. “Engordé 17 kilos, pero es secundario. Ya he perdido 13 de la retención de líquidos más los cuatro del bebé, pero perderlos es lo de menos, no es mi prioridad. Mi prioridad es mi bebé”, ha expresado. En cuanto a estos primeros días junto a su pequeño, la modelo ha confesado que no puede estar más feliz, explicando que ha optado por la lactancia mixta, ya que no le baja “mucha leche” y su bebé es “un glotón”. Ahora, descansando en casa y disfrutando de su maternidad, Jara está agradecida de poder vivir esta experiencia. “Después de tanto luchar… que yo le esté cambiando los pañales a mi niño… me parece un sueño del que no me quiero despertar”, ha escrito en su cuenta de Instagram. 

Marisa, a pesar de las dificultades, ha demostrado ser una mujer terremoto que, con esfuerzo y deseo, ha conseguido cumplir su sueño más preciado. Aunque se planteó en un principio ser madre soltera, finalmente encontró a su actual pareja, Miguel Almansa, que se ha convertido en el amor de su vida y ahora padre de su hijo. “Tenía clarísimo que él sería el padre de mis hijos. Desde el primer momento que le vi supe que era lo que yo quería”, ha confesado emocionada.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias