'Planeta Calleja'

Pablo Alborán se sincera con Calleja sobre cómo afronta su segunda crisis

Pablo Alborán, en 'Planeta Calleja' / Cuatro
Pablo Alborán, en 'Planeta Calleja' / Cuatro

Pablo Alborán ha sido el protagonista de la primera entrega de Planeta Calleja. El espacio televisivo vuelve a antena con el malagueño como invitado de honor y con África como telón de fondo. Jesús Calleja se ha llevado al músico a Uganda para conocer algunos de los más recónditos rincones que alberga la naturaleza allí y lo cierto es que los paisajes dejaron boquiabierto tanto al cantante como a la audiencia.

Entre lagos y parques naturales, el andaluz encontró la paz y confianza necesaria para sincerarse con Jesús Calleja. La charla supuso una introspección para el invitado, quien hizo un salto en el pasado para recordar un punto de inflexión en su vida, la crisis que sufrió en 2015 y que le obligó a iniciar un parón indefinido un año después. Pablo Alborán explica la razón: «Todo se estaba automatizando y empezaba a no disfrutar de mis conciertos, de las entrevistas o de cantar mis canciones. Fue un regalo poder parar e hice las cosas que cualquier ser humano». Durante ese tiempo, el artista aprovechó para hacer cosas nimias pero que no había tenido tiempo de acometer: «Tuve la suerte de poder parar y lo primero que hice fue limpiar mi nevera. Había regalos que tenia sin abrir. Abrí cartas que no había abierto».

Alborán expresó que necesitaba hacer este viaje y que le ha ayudado a replantearse reflexiones muy necesarias para él: «Esto es muy emocionante. Era necesario para mí y para lo que estamos viviendo hoy en día. Yo vengo de un mundo y ellos de otro totalmente diferente, pero la música la sentimos igual. A veces se te olvida la verdadera razón por la que realmente estás haciendo música debido al ritmo en el que uno se mete». «Me está viniendo que te mueres. Lo necesitaba. Necesitaba encarecidamente un contacto real. Venir aquí me ha obligado a parar y ha sido un regalo del cielo», añadió.

Alborán sorprendió a todos al asegurar que ahora mismo se encuentra en un momento similar, diferente y donde se replantea cosas: «Estaba en una especie de segunda crisis, pero esta vez no puedo parar, y venir aquí me ha obligado, por lo que ha sido todo un regalo del cielo, porque la música es esto, me siento el hombre más afortunado del mundo estando aquí. Veo que todo ha cambiado muy rápido y hay un exceso de información. Me pregunto si la gente está saboreando las canciones como antes. La gente quiere más contenido y menos calidad», argumentó.

Pablo Alborán
Pablo Alborán, en un photocall. / Gtres

Entre los lugares africanos que ha conocido Pablo Alborán durante su visita está el Lago Victoria, el segundo lago de agua dulce más grande del mundo, el Parque Nacional de Queen Elizabeth, donde presentador e invitado realizaron un safari a pie a través de la Garganta de Kyambura, el lago Katwe o el Parque Nacional de Kibale.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias