Preocupación

Mónica Moreno, mujer de Joaquín Cortés, habla tras el ingreso de su hijo pequeño: “Hemos estado a nada de irnos a la UCI”

Con solo tres meses, el pequeño está en el hospital aquejado de una fuerte bronquiolitis debido a un virus “más fuerte que el COVID”

Ver vídeo

No son buenos tiempos para Mónica Moreno y su pareja, el bailaor Joaquín Cortés, que están muy preocupados por la salud de su hijo pequeño. Con solo tres meses, el bebé está ingresado en un hospital madrileño aquejado de una fuerte bronquiolitis provocada por “un virus más fuerte que el COVID”. Tanto uno como otro han relatado en sus redes sociales cómo están viviendo estos momentos tan complicados que no solo atañen al pequeño de la casa, sino también a su hijo mayor, Romeo.

Precisamente Mónica, antes de poner rumbo a su domicilio para pasar unas horas con él, ha hablado a los micrófonos de Gtres. “Está en muy buenas manos, vino muy bajito de oxígeno y de saturación y por eso le han ingresado corriendo. Hemos estado a nada de irnos a la UCI”, ha reconocido visiblemente cansada.

Mónica Moreno
La mujer de Joaquín Cortés ha explicado cómo se encuentra su bebé tras su ingreso/Gtres

Es algo común, encima tan chiquitito con tres meses, lleno de cables. Es muy duro y tienes que estar pendiente de un montón de cosas”, ha dicho admitiendo que la estancia en el centro médico está siendo complicada debido a las restricciones por el COVID. Solo puede haber una persona en la habitación con el bebé y, aunque Joaquín le ha hecho el relevo, “las noches han sido muy duras”.

A pesar del estado del niño a su llegada al hospital, “ha ido evolucionando bastante bien”. “Ayer vino su padre y se puso muy contento y para mí eso ya es un super avance”, ha afirmado. “Como no está en la UCI quieren hacer todo lo posible para que no vaya porque allí no estás con él igual, hay otras bacterias que puede pillar y como tiene tres meses…De momento sigue en planta”.

Joaquín Cortés y Mónica Moreno
El pequeño solo tiene tres meses/Gtres

A la enfermedad del pequeño, Mónica le suma el hecho de estar con lactancia materna exclusiva. Algo que se ha complicado:  “Le han metido una sonda de la nariz al estómago porque no me dejaban darle el pecho debido a que se agotaba y me dijeron que todo el esfuerzo tenía que ser para que pudiera respirar”. Debido a este contratiempo, la mamá ha contado que Joaquín aprovechaba para hacer esa noche y así ella corría a su casa para estar con su hijo mayor. “Me han dicho que está un poco triste, como no sabe lo que pasa porque es muy chiquitito, así que estoy loca por verle”.

“Lo he pasado mal porque ves a tu niño muy malito y porque, aunque dicen que sale adelante, nunca sabes qué va a pasar”. Y aunque asegura que, al igual que ella, Joaquín también está triste, “lo bueno es que tenemos a muchísima gente apoyando”.

Así ocurrió todo

Aunque ha sido a través de sus perfiles de Instagram donde la pareja ha explicado lo ocurrido, Mónica Moreno se ha explayado en su explicación: “Llevaba desde el jueves muy cansadito y le dije a Joaquín que estaba incubando algo, pero pensábamos que era un catarro del hermano”, comienza relatando la psicóloga.

Joaquín Cortés
Joaquín Cortés explicó en sus redes sociales lo que estaba ocurriendo con su bebé/@joaquincortesworld

“Te das cuenta porque empieza a jadear mucho y luego lo que le pasó es que la fontanela -espacio membranoso que hay en la cabeza de los recién nacidos- se le hundía muy bruscamente y por eso dije: ‘No es normal’. Se puso muy pálido y nos fuimos corriendo a urgencias y lo primero que dije al llegar fue: ‘Ponerle oxígeno’”, ha recordado con angustia.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias