Meghan Markle cuenta su historia: “simplemente no quería seguir viva”

El príncipe Harry y su mujer han hablado con Oprah Winfrey acerca de todo lo ocurrido desde la llegada de la norteamericana a Buckingham Palace hasta la mudanza a Los Ángeles del matrimonio

Ver vídeo

La entrevista concedida por Meghan Markle y el príncipe Harry a Oprah Winfrey llevaba semanas dando que hablar sin haberse siquiera emitido. Esta madrugada por fin se ha podido ver el testimonio de los duques de Sussex y, tras conocer todos los detalles, no resulta descabellado afirmar que la brecha entre ellos y la familia real británica es insalvable.

Nada más comenzar ha sido la periodista quien avisaba a sus espectadores de que las preguntas que haría –primero a Meghan y después a la pareja- en ningún caso han sido pactadas y que el matrimonio no ha pedido omitir ningún tema de conversación. Hecha la advertencia, han comenzado posiblemente las dos horas más complicadas para la Corona Británica en muchos, muchos años.  Dos horas en las que, por primera vez desde que dejó de ser una de las protagonistas de ‘Suits’ para convertirse en la novia del príncipe Harry, Meghan Markle ha podido hablar.

Meghan Markle y Oprah durante su entrevista / CBS
Meghan Markle y Oprah durante su entrevista / CBS

Según la propia Meghan, su llegada a Buckingham estuvo marcada por la ingenuidad. La artista nunca había investigado sobre Harry y el día que conoció a la Reina “no sabía que tenía que hacerle una reverencia”. Meghan Markle ha recordado que el primer encuentro con la monarca fue de manera espontánea y que Harry le preguntó si sabría comportarse frente a ella. “Ella es tu abuela”, fue la contestación de la actriz, restándole importancia al hecho, pero Harry le corrigió: “ella es la Reina”. “Me sorprendí, no sabía que tenía que hacer una reverencia”, insistió. “Practiqué un poco en el coche, hice una reverencia muy profunda y luego simplemente nos sentamos allí y charlamos, y fue encantador y fácil”.

¿Por qué hablar ahora?

Oprah le ha recordado a Meghan que lleva años tratando de entrevistarla y que apenas unas semanas antes de la boda se negó a ello por primera vez. “Me dijiste que lo sentías pero que no era el momento adecuado”, ha asegurado Winfrey.

Por su parte, Meghan Markle no ha dudado en contar la verdad de lo que ocurría entonces: “Bueno, recuerdo esa conversación perfectamente. Pero quiero que sepas que ni siquiera se me permitía hablar contigo personalmente por aquel entonces. Si lo hacíamos, tenía que haber personal de la casa real presente. Hay muchas razones por las que ahora es el momento adecuado para hablar. Por ejemplo, que ya hemos superado un montón de experiencias vitales que nos han ocurrido. Pero sobre todo, que ahora tenemos la posibilidad de poder tomar nosotros mismos nuestras propias decisiones. Yo no podía decirte sí en aquel momento, no era yo la que tomaba la decisión”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Oprah (@oprah)

“Como mujer adulta que primero vivió una vida realmente independiente y que luego tuvo que adentrarse en una institución que es muy diferente a lo que la gente imagina, para mí es realmente liberador poder tener ahora el derecho y el privilegio de poder decir que sí. A lo que me refiero es que estoy lista para hablar por mí misma”, ha zanjado la mujer del príncipe Harry.

Boda secreta y el conflicto con Kate Middleton

La famosa periodista norteamericana fue una de las invitadas a la espectacular boda de los duques de Sussex y ha preguntado a Meghan por cómo le afectó todo lo que se publicó durante los días previos al enlace, siendo un supuesto conflicto con Kate Middleton el motivo de los titulares. Pero Markle le ha quitado valor al enlace ‘de cuento’ que se televisó al contar que ese “nunca fue nuestro día, ya que tuvimos una ceremonia secreta y privada tres días antes”.

Boda de Harry y Meghan / Gtres
Boda de Harry y Meghan / Gtres

A pesar de este bombazo, Winfrey no ha dejado pasar por alto el supuesto rifirrafe entre las cuñadas y Meghan ha tirado por tierra todo lo que se había contado hasta ahora –que ella hizo llorar a la duquesa de Cambridge a causa de un desencuentro por unos vestidos- confesando que “fue exactamente al revés”. La madre de Archie aseguró entonces a Oprah que no hablaba del tema para “desprestigiar” a nadie ya que “Kate se disculpó, me trajo flores y se responsabilizó de lo que había ocurrido” sino “porque todos en el Palacio sabían la verdad” y nadie la defendió.

El color de piel de Archie y su título de Príncipe

Según se entiende de las palabras de Meghan a Oprah, fue la llegada al mundo de su hijo Archie lo que hizo que ella y Harry comenzasen a tomar la decisión de apartarse de la Corona. Cuando el pequeño nació se publicó que sus padres habían decidido que el niño no tuviera título de Príncipe. «Dijeron que él no iba a recibir seguridad, fue realmente difícil. Lo mantuvieron durante todo el embarazo y dije ‘espera un segundo, ‘¿cómo funciona?’ Si el título va a ser lo que afecta su protección no vamos a vivir con esta máquina monstruosa a nuestro alrededor, nuestro hijo necesita estar a salvo. Cuando eres nieto de un monarca, cuando Carlos se convierta en rey, automáticamente Archie y nuestro próximo hijo serían príncipe o princesa… no tienen derecho a quitárselo. Mientras estaba embarazada, dijeron que querían cambiar esto».

Harry y Meghan junto a su hijo Archie / GTRES
Harry y Meghan junto a su hijo Archie / GTRES

El primer miembro de la familia real de color no recibió un título. Y se dijo que fue nuestra decisión, pero no lo fue” ha intentado zanjar Meghan con lágrimas en los ojos. “¿Crees que fue por su raza?”, apuntó Oprah. “Voy a dar una respuesta honesta: durante todos esos meses en los que nos hablaban sobre si recibiría un título también hablaban sobre cuán oscura sería su piel”. «¿Estás bromeando? ¿Una de las preocupaciones era el color de piel de Archie?», insistió Winfrey, y Markle se ha mostrado tajante: «Hubo preocupaciones y conversaciones sobre cómo de oscura podría ser la piel de Archie. Me lo transmitió Harry de las conversaciones que la familia tuvo con él».

Silenciada y sin ganas de vivir

La palabra silenciada ha sido repetida en varias ocasiones por la que fuera Rachel en ‘Suits’. La duquesa de Sussex no ha dudado en desvelar que se sentía completamente desprotegida, algo que se tornó «casi insufrible» y también dolía a su familia y amigos más cercanos. «No veía una solución, mi madre y mis amigos me llamaban llorando y me decían: ‘Meg, no te están protegiendo’. En ese momento me avergonzaba decirlo. Simplemente no quería seguir viva. Y ese era un pensamiento muy real, claro, aterrador, constante. Y recuerdo que Harry me consoló»

La mudanza a Estados Unidos y el sexo de su bebé

En este punto de la entrevista el príncipe Harry se ha unido a su mujer y la conductora de la entrevista y nada más sentarse ha respondido a Oprah sobre su futuro bebé confesando que será una niña y que según sus planes será el último hijo que tendrán.

Meghan y Harry junto a Oprah Winfrey / CBS
Meghan y Harry junto a Oprah Winfrey / CBS

Cogido de la mano de su mujer, el hijo pequeño de Diana de Gales ha asegurado que antes de marcharse de su país pidió ayuda a todas las personas que pensaba que les podían ayudar. “Nos fuimos porque no nos apoyaban, no nos entendieron”. Meghan Markle apunta que su intención era la de “dar un paso atrás” en la institución, no la de irse de Reino Unido.

La relación con su familia y el recuerdo de Diana

El hermano del príncipe Guillermo ha asegurado a Oprah (y sus millones de espectadores) que tanto él como Meghan respetan demasiado a la reina como para darle la espalda. Harry no ha dudado en contar que durante el tiempo que estuvieron en Canadá tuvieron conversaciones con la monarca y también con su padre, el príncipe Carlos. Algo que dejó de ocurrir durante una temporada cuando este último dejó de contestar a sus llamadas, pero que a fecha de hoy se ha vuelto a retomar, a pesar de sentirse “realmente decepcionado” con su padre.

Diana de Gales y el príncipe Carlos presentando a Harry tras su nacimiento / GTRES

Sobre cómo se sentiría Diana de Gales ante lo sucedido, su hijo pequeño no tiene dudas. «Creo que se sentiría muy enojada y triste por cómo resultó todo esto. Pero creo que todo lo que ella querría es que fuéramos felices”.

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias