Más datos

Más luz al caso Mario Biondo: se apunta a que no estaba solo la noche que murió

Una nueva investigación, dirigida por la abogada italiana Carmelita Morreale y entregada ya a la Justicia de Palermo, pone en entredicho la tesis de suicidio.

Ver vídeo

El camino para esclarecer cómo murió Mario Biondo sigue abriendo nuevos senderos. Si el pasado mes de noviembre, la Justicia de Palermo apuntaba a que había numerosas anomalías en la tercera autopsia que hacían que se mantuviera abierta la investigación, ahora se apunta a un hecho clave: el exmarido de Raquel Sánchez Silva podría haber estado acompañado la noche que falleció.

Una tesis contundente que aporta en su investigación la abogada italiana Carmelita Morreale y que ha sido entregada ya a la Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Palermo,según recoge ‘La Vanguardia’. La letrada se basa en que además del móvil de Mario Biondo había otros dos dispositivos conectados a sus cuentas de Facebook y Twitter, incluso uno de ellos de manera automática a la Wifi de su domicilio.

Esta certeza se tiene gracias a Emme Team, una empresa multidisciplinar dirigida por el abogado Chris Newberg, cuya sede está en Chicago (Illinois, EE.UU.) La delegación en Italia, entre cuyos profesionales se cuentan abogados penalistas, peritos informáticos y asesores legales ha llevado a cabo estas averiguaciones. Su especialidad es el mundo de Internet, así como el mantenimiento de la reputación, protección de derechos de autor, lucha contra la pedofilia y asistencia jurídica y de investigación.

Pippo Biondo y Emanuela Biondo/Gtres
La familia de Mario Biondo no cesa en su lucha por demostrar la verdad / Gtres

Los padres de Mario Biondo, Santina y Pippo, fueron quienes se pusieron en contacto con la compañía norteamericana con el fin de seguir demostrando su versión, que siempre ha sido que su hijo fue asesinado y no un suicidio, tal y como certificó la Justicia española en 2013. Emme Team también estuvo investigado el caso de Tiziana Cantone, una joven que fue encontrada ahorcada con una pashmina tal y como dijo el forense español que fue hallado el operador de cámara aquel 30 de mayo de 2013.

Una vez certificado que al menos un teléfono móvil se conectó a la IP de Mario Biondo, la abogada italiana Carmelita Morreale ha contestado a ‘La Vanguardia’ a la pregunta del millón: ¿Quién se conectó? «La investigación sigue su curso en orden a tratar de identificar quién o quiénes fueron. Aún no lo sabemos pero sí que uno de los dos teléfonos móviles se enganchó automáticamente a la wifi de la casa, es decir, su red y contraseña estaban en la memoria del dispositivo», dice.  La última señal del primer smartphone desconocido se registra a las 20:09 en la wifi de la casa de Biondo y Sánchez Silva en Madrid. Por su parte, el segundo se recoge la noche anterior, en forma de un último contacto en las redes sociales de Mario Biondo a las 21:23 h.

El criminólogo español y ex Mosso d’Esquadra, Óscar Tarruella, trabaja para la familia de Mario Biondo y tras conocerse esta nueva información no ha escondido su alegría en las redes sociales. «Vamos estrechando el cerco. A ver quién nos lo discute ahora», ha escrito en su cuenta de Twitter.

Lo cierto es que la investigación por esclarecer la muerte del cámara sigue abierta, impulsada fervientemente por sus padres y con muchos interrogantes por resolverse todavía. Hoy, el final está un paso más cerca.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias