"No voy a contestar tonterías"

El enfado de María Teresa Campos con la prensa ante las preguntas sobre la relación de sus hijas

Ver vídeo

«No voy a contestar tonterías, eso son opiniones». Con esta contundencia despeja María Teresa Campos las preguntas recibidas sobre el enésimo conflicto entre sus dos hijas. Las aguas bajan más turbulentas que nunca entre Terelu Campos y Carmen Borrego, pero su madre se cierra en banda a opinar sobre el supuesto fin de la relación fraternal. Todo eso en una semana clave para ella tras efectuar la mudanza a su nueva casa.

La veterana presentadora ha empezado a hacer sus quehaceres en Aravaca, que desde hace unos días es su nuevo barrio. Y lo ha hecho acompañada de su mano derecha, su inseparable Gustavo. A la vuelta de hacer unos recados, María Teresa se ha encontrado con los reporteros de la agencia de prensa Gtres.

María Teresa Campos y Gustavo, haciendo recados / Gtres
María Teresa Campos y Gustavo, haciendo recados / Gtres

Las preguntas sobre la mala relación entre sus hijas eran inevitables, sobre todo después de la aparición de los mensajes en los que, según la revista Semana, Terelu le comunicaba a Carmen Borrego que la relación entre ellas estaba completamente rota y sin posibilidad de reconciliación, al menos de momento. Unos WhatsApps muy duros y que han dejado más tocada que nunca a la tía de Alejandra Rubio, quien ha sido uno de los detonadores de la armonía entre ellas.

A María Teresa Campos no le ha sentado nada bien que le pregunten por esto y su respuesta ha sido un gesto que podría ser interpretado como de enfado: acelerar el paso y apartar el micrófono con su bolso mientras le decía a su chófer «ya está el coche allí». Manteniéndose callada sobre este delicado problema familiar, sí que rompe su silencio entre susurros para catalogar como «tonterías» y «opiniones» las voces que advierten del fin de la relación fraternal.

María Teresa aparta el micrófono con su bolso / Gtres
María Teresa aparta el micrófono con su bolso / Gtres

Carmen Borrego mostró su hartazgo el pasado fin de semana en Sábado Deluxe con todo el tema de su hermana: «Para defender a su madre no tiene que atacar a su tía. No siento haberle hecho algo, no tengo nada en contra de ellas. Llevo callada mucho tiempo y no he empezado esta guerra. Vemos la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio (…) si no hubiera sido su hija… he contado hasta 100, 200… porque he entendido que es su hija».  La hija de María Teresa Campos quiso zanjar esta situación: «Yo paso de esta guerra. Me callo para no tener problemas, estoy un poco harta. He estado callada para que las cosas no estén mal y me he callado muchas cosas para evitar una guerra familiar, no voy a incendiar nada».

Carmen Borrego/Gtres
Carmen Borrego/Gtres

La interminable guerra entre sus hijas no es el único frente abierto que tiene María Teresa. Hace unos días, Look pudo saber en exclusiva que los impagos continuaban asfixiándola. Ahora, se enfrenta a un nuevo embargo de 6.338,46 euros que pesa sobre una deuda de la comunicadora a la Seguridad Social. Una cifra que se suma a su embargo anterior de la Agencia Tributaria por una cantidad 74.337,82 euros.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias