Susto

Alba Díaz y Virginia Troconis, lágrimas y preocupación por la cogida de ‘El Cordobés’ en Fuengirola

Ver vídeo

Susto para Manuel Díaz, ‘El Cordobés’, en su vuelta a la plaza de Toros de Fuengirola. Una tarde en la que compartió terna con Lea Vicens y ‘El Fandi’ y en la que contó en el tendido con su familia: su mujer Virginia Troconis, y sus tres hijos. La venezolana es una de las pocas mujeres de torero que prefiere vivir en primera persona las faenas de su marido, y no esperar en casa la llamada de teléfono que confirma que todo ha ido bien.

Y eso tiene su aquel, como ocurrió en la tarde del viernes 23 de julio en la plaza de toros malagueña. Una corrida que el diestro presentó emocionado solo diez días antes, ya que suponía su regreso tras una etapa complicada. Una lesión de cadera le hizo pasar por quirófano y después le ha tenido tres años en rehabilitación hasta que se ha encontrado en óptimas condiciones para volver a ponerse delante de un toro.

Manuel Díaz 'El Cordobés'
Manuel Díaz ‘El Cordobés’, feliz e ilusionado en el callejón, minutos antes de su reaparición en Fuengirola/Gtres

Ilusionado y siempre con el apoyo de los suyos, Manuel tuvo un percance en su segunda faena. El morlaco embistió al torero en una aparatosa cogida que se saldó, a pesar de todo, con un golpe y una rotura de la taleguilla. Nada importante, por lo que el diestro ha continuado toreando llevándose una oreja.

Alba Díaz, Virginia Troconis
Alba y Virginia se fundieron en un abrazo de consuelo tras comprobar que la cogida se había quedado en un susto/Gtres

La tensión del momento se vivió con preocupación en la grada. Su familia se sobrecogió, especialmente su hija mayor, Alba, que no pudo evitar echarse a llorar al ver a su padre en peligro bajo las astas del ejemplar. Tanto la joven como Virginia se vieron superadas, hasta el punto que la ‘influencer’ tuvo que apaciguar el sofoco de la mujer de su padre dándole aire con un abanico. Tras comprobar que la cogida no había ido a mayores, ambas se fundieron en un abrazo de consuelo.

Manuel Díaz 'El Cordobés'
«Son gajes del oficio», ha dicho tras haber sufrido una cogida/Gtres

Manuel finalizó la jornada feliz, como así expresó a la salida del coso: «Estoy muy contento, solo ha sido un pequeño susto, pero son gajes del oficio», contó agradeciendo el cariño que había sentido de la afición y de todos los que habían acudido a Fuengirola a verle torear.

Manuel Benítez, ni está ni se le espera

Quien no estuvo en un día tan especial para él fue su padre, el diestro Manuel Benítez ‘El Cordobés’. Ni estuvo ni se le espera. «Esto ya está más que cerrado», confirmó Díaz en la presentación del cartel de la corrida mixta de Fuengirola. «Yo he hecho las cosas que tenía que hacer en los momentos que tenía que hacerlos, y es una pena que se haya tenido que solucionar de esta manera», explicó aludiendo a que sus deseos no pasaban porque un juez determinase la paternidad del veterano torero.

«Yo soy muy feliz, he creado una familia fantástica, tengo unos hijos maravillosos, una madre genial, tengo amigos, una mujer que es lo máximo y no me hace falta ya nada». Lo tiene claro y presume de, al menos, haber conseguido fraguar una auténtica relación de hermanos con Julio Benítez, el único que sí ha querido conocerle.

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias