Muy contundente

Los ¿dardos? de Lucía Rivera a Marc Márquez en su última reflexión

Lucía Rivera en un photocall / Gtres
Lucía Rivera en un photocall / Gtres

A sus 23 años, Lucía Rivera puede presumir de ser una de las modelos más destacadas del panorama nacional. Pese a su corta edad, la hija de Cayetano Rivera ha conseguido formar parte de diversas campañas publicitarias que ha mostrado a través de sus redes sociales, en las cuales enseña a sus más de 160 mil seguidores su lado más personal. Un ámbito que, aunque ha intentado mantener en la más absoluta hermeticidad, finalmente ha sacado a la luz ella misma por medio de algunas vías escritas.

Lucía Rivera
Lucía Rivera posando en un acto. / Gtres

En esta ocasión, la modelo ha protagonizado un artículo en el que ha hablado largo y tendido sobre la realidad que hay detrás del amor romántico. Y es que, no todo es lo que parece en lo que al ámbito de las relaciones se refiere, motivo por el que ha considerado oportuno expresar su experiencia propia en esta esfera: “Cada día que pasa somos más conscientes de lo que es el amor tóxico, de lo que no nos conviene y de lo que sí, y de que algunos clichés románticos han sido realmente dañinos para todos”, comenzaba escribiendo la influencer en un post que probablemente levantará muchas ampollas.

Lejos de dejar ahí su testimonio, la hija de Blanca Romero continuó con su relato más íntimo para La Vanguardia: “Cuando me paro y analizo mi alrededor siento que en muchas ocasiones predominan las discusiones, y que la poca responsabilidad afectiva está a la orden del día. Es fácil caer en una relación tóxica, pero es más fácil aún recaer en una. Bajo mi punto de vista, eso ocurre porque una vez has sufrido una relación tóxica es más sencillo repetir esa situación, quizá por la normalización y por haber interiorizado y haber aprendido a amar y a ser amado de esa forma”, admitía, dejando entrever que podía estar hablando de su vivencia con Marc Márquez.

Sea como fuere, lo cierto es que Rivera ha sido totalmente clara a la hora de exponer su idea: “Las montañas rusas son divertidas, pero no cuando hablamos de emociones. Esas relaciones en las que no te hacen sentir seguro, las de tira y afloja, o aquellas que no te dejan respirar, que te amordazan y anulan pueden llegar a ser como una droga. La responsabilidad afectiva es un indispensable en el amor sano…”, aseveraba, aclarando además que “nuestras necesidades, nuestro espacio, nuestros valores e incluso nuestra vida al completo pueden llegar a pasar a un segundo plano si estás dentro de una relación tóxica.

Lucía Rivera
Marc Márquez y Lucía Rivera el pasado mes de octubre / Gtres

Para poner el broche de oro a su reflexión, la hija del torero ha hecho referencia a la frase “si no te quieres tú no te va a querer nadie”. Y es que, ella considera especialmente importante la idea de “parar y analizar qué es lo que estamos recibiendo, y si aquello nos hace sentir a gusto o atrapados”: “Nos merecemos que nos acompañen, que nos escuchen, que nos apoyen… Irnos a dormir tranquilos y con la calma de saber que esa persona estará ahí. Que nos abracen y nos admiren, sin olvidarnos de la libertad y de que en cualquier momento eso puede acabar, pero con la seguridad de que nos seguirán eligiendo (…) El amor se disfruta y no se sufre. Tiene que dar ganas de vivir”, zanjaba, en lo que ya se ha convertido una indirecta en toda regla hacia su pasado amoroso.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias