Un testimonio desgarrador

Loli, la quiosquera que prestó sus ahorros a Isabel Pantoja, rompe su silencio: «No existo para ella»

La sevillana sigue sin cobrar los 76.000 que le dio a la tonadillera y que ahora necesita por sus problemas de salud. Reconoce tener un dolor muy grande y avisa que ya va "a por todas".

Ver vídeo

Muy dolida, cansada de esperar y decepcionada. Así se encuentra Loli, la quiosquera que prestó 86.000 euros a Isabel Pantoja para hacer frente a su deuda antes de entrar en la cárcel. Han pasado ocho años y la cantante solo le ha devuelto 10.000. Eran todos sus ahorros, sacados de un plan de pensiones para asegurarse una buena jubilación tras toda una vida trabajando y que ahora necesita por su debilitada salud. La examiga de la tonadillera ha roto su silencio y lo ha hecho en exclusiva con Paloma García-Pelayo en ‘El Programa de Ana Rosa’.

Loli recibe a la periodista en su humilde casa del sevillano barrio de El Tardón. El gran vínculo que por aquel entonces las unía hizo que no dudara en sacar todo el dinero del banco para prestárselo a una amiga en apuros. Sin embargo, ha confesado algo que no se sabía hasta la fecha. La iniciativa no fue suya sino de Pantoja. Es ella quien se lo pide expresa y personalmente.

Loli ha hablado de la deuda que Isabel Pantoja tiene con ella / Telecinco
Loli ha hablado de la deuda que Isabel Pantoja tiene con ella / Telecinco

Cuenta también que esto ha sido un mazazo: «El desengaño más grande y el dolor más grande que yo he podido tener. Nunca imaginé que esto pasaría». Define su conexión con la intérprete de ‘Así fue’ como «una amistad muy sana y muy bonita», pero está perpleja ante «un cambio que ha dado muy grande. No existo para ella, no me ha dado ningún motivo y no me coge las llamadas», se queja amargamente. Loli desvela que hace años que no habla con Isabel Pantoja: «Me llamó cuando murió mi hermana para darme el pésame y desde ahí. Cuando ingresaron a su madre fui a verla y fue como si le hubieran entrado los demonios, le cambió la cara. Desde entonces, nada».

Una pregunta que ha estado en la mesa todo este tiempo ha sido cómo consiguió Loli esos ahorros: «Levantándome a las 5 de la mañana y llegando a las 10 de la noche a mi casa», dice. Además, cuenta que ella «pensaba que era una ayuda muy importante y no le podía decir que no». Se emociona a cada declaración que concede a García-Pelayo y reconoce que «he llorado mucho por esto». Señala directamente a la persona que más le ha fallado: «Isabel Pantoja sabe que estoy así de mala, con problemas de movilidad, pero no se quiere enterar».

Loli es consciente de que la tonadillera tiene dinero de sobra para poder solventar su deuda: «Me enteré del contrato de Isabel con Mediaset cuando estaba en ‘Supervivientes’». Y no se arruga: «Yo ahora voy a por todas, no se ha presentado al acto de conciliación y ahora la cosa va para adelante».  Requiere del dinero para las necesidades que tiene en la actualidad.

Se ha emocionado durante la entrevista / Telecinco
Se ha emocionado durante la entrevista / Telecinco

Hay que recordar que Isabel Pantoja no se presentó a la cita judicial que tenía el pasado 16 de marzo a raíz del requerimiento que su amiga sevillana le puso para que le devolviera el dinero de sus ahorros, prestado a la tonadillera para ayudarla a pagar su deuda por el Caso Blanqueo. No estaba obligada a ir pero sí sus abogados, quienes tampoco estuvieron presentes en la vista. El juzgado comprobó que no disponía de un ‘recibí’ que certificase que tenía en su poder esta citación. Una manera de proceder que no es extraña en Isabel Pantoja pues hizo lo mismo con los requerimientos de su hijo Kiko Rivera, así como con Francisco y Cayetano Rivera para reclamarle los trastos de su padre, Paquirri. Así fue como ganó tiempo.

La charla con Isa Pantoja, los trastos de Paquirri…

La quiosquera cuenta que ha hablado con alguno de los hijos de la cantante, en concreto con Isa Pantoja: «Coincidí con ella, la quiero mucho y le enseñé los papeles (…) ay, si viviera Paquirri… era un caballero, Isabel y él se querían hasta las trancas». También tiene palabras para Agustín Pantoja, a quien Kiko Rivera señaló como uno de los culpables del distanciamiento con su madre: «Nunca pensé que Agustín tendría tanta influencia sobre ella. No me ha ayudado, como el que oye llover», dice la sevillana.

La anciana se posiciona sobre el polémico asunto de los enseres de Francisco Rivera: «No entiendo por qué no ha entregado los trastos de Paquirri y eso se lo dije yo a ella. Los trajes los tenía, por lo menos hace años». Por último, ha dicho que incluso pagaba los costes de las flores de la tumba del torero. Esa cantidad no está dentro de los 76.000 euros que le adeuda la cantante. Loli no puede demostrarlo, pero reconoce que lo hizo por el cariño que le tenía a la pareja.

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias