OPEN DE TENIS DE MADRID

Íñigo Onieva, uno más de los Preysler para animar a Fernando Verdasco

Fernando Verdasco tiene en la familia Preysler a toda una legión de fans, que ahora incluye a Íñigo Onieva, pareja de Tamara Falcó

Ver vídeo

Fernando Verdasco e Íñigo Onieva son dos cuñados bien avenidos. Así lo llevan demostrando desde que Tamara Falcó comenzó a salir con su chico, hace ya más de seis meses, y así ha vuelto a quedar constatado durante el fin de semana. Onieva se ha dejado ver junto a su chica y su cuñada Ana Boyer, disfrutando del Mutua Madrid Open de Tenis, donde el lunes el tenista hacía su aparición estelar tras su operación de rodilla el pasado mes de noviembre.

Las hermanas Preysler no podían faltar y a ellas se unió Íñigo, uno más del ‘Team Verdasco’ en todos los sentidos. No solo porque estuvo animándole en la grada junto a su novia y su cuñada, además de otras amigas, sino porque todos lucieron las gorras de Cocowi, la firma del tenista con la que está triunfando desde hace poco, y que también comercializa Olga Moreno en su tienda ‘Olé y Amén’.

Íñigo Onieva, Tamara Falcó
Íñigo, Tamara y unas amigas, el ‘team Verdasco’ de esta edición del Mutua de Madrid/Instagram

Aunque en las gradas intentaron pasar desapercibidos, durante su estancia en el ‘hospitality’ Tamara se fotografió junto a su novio y sus amigas, todos luciendo diferentes modelos de las gorras. Nadie mejor que ellos para ejercer de influencers con uno de los complementos de moda, creada además por su hermana pequeña y su cuñado.

Verdasco regresaba a la cancha madrileña tras la invitación realizada por la organización, cuyo director es ahora su compañero y amigo, Feliciano López. El resultado no fue favorable para él -perdió contra el chileno Cristian Garin en dos sets-, pero su vuelta al trabajo ha sido un soplo de aire fresco como él mismo compartía en sus redes sociales, a pesar de confirmar que no está al 100%.


«Gracias Madrid por vuestro apoyo siempre, al Mutua de Madrid y a su director Feliciano López por la invitación para seguir disfrutando de vosotros!. Desgraciadamente no estoy bien aún y se me nota en la pista por muchas ganas que tenga de lo contrario! Esta rodilla me está dando más guerra de lo esperado pero no dejaré de intentarlo y ojalá nos podamos ver de nuevo el año que viene», escribía junto a una imagen durante su participación.

La familia, siempre a su lado

Fue el pasado mes de noviembre cuando el tenista publicó en su perfil de Instagram una imagen ingresado en un hospital americano. Él mismo explicaba que había decidido pasar por quirófano, «después de más de un año con dolor en la rodilla», precisamente par poder volver a jugar sin molestias. «Ahora solo queda tener paciencia y después entrenar muy duro para volver al 100%», explicaba entonces desde el hospital Cedars-Sinai Kerlan-Jobe Institute de Los Ángeles.

Fernando Verdasco
Verdasco pasó por quirófano en noviembre debido a una lesión de rodilla/InstagramVerdasco pasó por quirófano en noviembre debido a una lesión de rodilla/Instagram

En ese momento no faltaron los mensajes de ánimo y de cariño, no solo de sus amigos, sino también de su familia. Sus dos hermanas, Ana y Sara, así como su cuñada Tamara Falcó, le enviaban fuerza y todo su cariño, animándole a superar este obstáculo en su carrera profesional. «Un año durísimo en lo que al tenis se refiere, con lesiones, pocos torneos jugados, pocos días de entrenamientos realizados por culpa de esas lesiones», decía entonces Verdasco.

Pero su mujer, Ana Boyer, así como el resto de los Verdasco y los Preysler, y ahora incluyendo también a Íñigo Onieva, han estado sujetándole la mano en su camino hacia la recuperación. Por eso el lunes 3 de mayo no quisieron faltar a su cita con el tenis y con Fernando en la Caja Mágica, donde se celebra, una edición más, el Open de Tenis de Madrid.

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias