Todos los detalles

Fabiola se sincera sobre los aspectos más duros de su divorcio: separación de bienes y manutención de sus hijos

La exmujer de Bertín Osborne explica con pelos y señales en qué momento está su divorcio y desvela en qué se han puesto de acuerdo y en qué todavía no.

  • LOOK

Ha pasado una semana desde que Fabiola Martínez y Bertín Osborne sorprendieran anunciando su separación. Siete días que han pasado veloces entre la efervescencia de la noticia y los flecos que tenían que cortar entre ellos. Tiempo suficiente para que la modelo haya meditado para poder explicarle a todo el mundo todos los detalles de su divorcio.

Fabiola ha querido poner los puntos sobre las íes y ha decidido grabar un vídeo de casi 10 minutos de duración en el que explica con pelos y señales asuntos clave en su separación del presentador: manutención de sus hijos, reparto de bienes o cómo se encuentra a nivel emocional después de este golpe de timón a su vida: «Muchos pensáis que qué necesidad tengo de contar estas cosas, no la tengo, pero me apetece porque creo que puedo aclarar y no se siga especulando», comenzaba diciendo.

El primer asunto caliente era qué iba a pasar con su patrimonio. No habrá problema alguno porque el exmatrimonio dejó todo atado y bien atado antes de su paso por el altar: «Cuando Bertín y yo decidimos casarnos, una de las cosas que hablamos cuando decidimos casarnos, y que fue de mutuo acuerdo, fue la separación de bienes absoluta. Ninguno de los dos tiene ninguna obligación con el otro. Lo que él tenga o deje de tener es suyo y solo suyo, lo que yo tenga o deje de tener es mío y solo mí», explica.

Una manera elegante de dejar claro que no va a haber ningún conflicto con Bertín Osborne. Sin embargo, sí que hay una arista que tiene que pulir, el asunto de la manutención de sus dos hijos, uno de ellos con parálisis cerebral desde que nació: «Probablemente, vendrán tiempos complicados, una separación no es fácil. Ambos, por ley, tenemos la obligación de asumir responsabilidades de manutención, es lo único en lo que respecta a lo económico que tenemos que hablar». Eso sí, avisa de que en los términos de su hijo Kike tienen que seguir hablando: «Ahora son otras circunstancias y ya tomaremos decisiones, no tenemos nada claro al respecto», argumenta.

Fabiola Martínez, dando explicaciones / Instagram
Fabiola Martínez, dando explicaciones / Instagram

Fabiola Martínez también ha dejado claro que ya no va a utilizar el apellido de su marido, una costumbre que se estila mucho en su país cuando una mujer se casa con un hombre: «Lo hice así porque es costumbre y yo soy una mujer de costumbres», se justifica.

Durante esta última semana hemos visto a una Fabiola y a un Bertín tranquilos y convencidos de la decisión que habían tomado. No obstante, hay un poso de pena y de nostalgia que es inevitable sentir: «Apartando esa tristeza, hay que seguir, la vida sigue, evoluciona, crecemos, aprendemos, y en ese momento estoy ahora», cuenta la modelo. En aras de seguir con sus caminos por separado, la casa en la que ambos vivían alquilados en la zona de La Florida (Aravaca, Madrid) ha sido puesta a la venta y busca comprador. ¿El precio? Más de 3,5 millones de euros.

Así es la mansión donde han vivido Bertín y Fabiola Martínez / Estate One
Así es la mansión donde han vivido Bertín y Fabiola Martínez / Estate One

Por último, Fabiola Martínez volvió a dejar clara la razón principal que ha llevado a que Bertín Osborne y ella den por zanjada una relación que ha durado dos décadas: «No hay un motivo concreto sino problemas de convivencia. No hay ni ha habido terceras personas». Dicen que el amor se desgasta de tanto usarlo. ¿Habrá sido su caso? Ahora, ambos empiezan una nueva vida.

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias