Datos exclusivos

Datos exclusivos: Joaquín Cortés a punto de quedarse en la calle

Joaquín Cortés/Gtres
Joaquín Cortés/Gtres

Hace algo más de 2 años que Joaquín Cortés y Mónica Moreno se mudaron a Lisboa. Siguiendo los pasos de otras celebridades como Carmen Martínez Bordiú o José Maria Cano, el bailaor y la madre de su hijo pequeño decidieron empezar una vida nueva en septiembre de 2019 en la capital lusa. Meses después, ya en 2020, estalló la pandemia y como le ocurrió a tantos ciudadanos, su economía se resintió. En los últimos dos años, el artista ha bailado poco. Muy poco. Quizá, esa sea la justificación más lógica para que, desde hace año y medio, Cortés haya dejado de pagar el alquiler de la casa donde vive en un exclusivo barrio lisboeta. La noticia avanzada por el famoso periódico ‘Correio da Manhã’- el rotativo de mayor tirada en el país vecino- da buena cuenta de cómo, desde hace 18 meses, Joaquín no paga el alquiler de 1.200 euros, llegando ahora mismo a tener una deuda acumulada de más de 20 mil euros.

Joaquín Cortés en una imagen de archivo./Gtres
Joaquín Cortés en una imagen de archivo./Gtres

Según ha podido saber LOOK por fuentes cercanas al propietario, la relación entre célebre inquilino y el dueño del inmueble empezó siendo buena. Aunque el bailaor- quien ha hablado con el periódico portugués asumiendo la deuda- alega que el arrendador le subió la renta por ser un personaje famoso. Nada más lejos de la realidad. De hecho, y siempre según la versión dada por el entorno del propietario a este digital, el hecho de que Joaquín fuera un artista de renombre internacional fue uno de los motivos por los que el alquiler fuera negociado a la baja: Joaquín pagaría unas rentas por adelantado a cambio de una rebaja de la renta. Un descuento que ha rondado los 400 euros mensuales.

Joaquín Cortés en una imagen de archivo./Gtres
Joaquín Cortés en una imagen de archivo./Gtres

En conversación con el medio de comunicación lusitano, Mónica Moreno alegó también la falta de condiciones de la casa, como humedades y la existencia de termitas. Según ella, el propietario de la casa se comprometió a resolver con celeridad, algo que no ocurrió. Ahora, con una deuda desorbitada, el abogado de la pareja se encuentra negociando con el abogado del propietario para llegar a un acuerdo que sea “justo para ambas partes”.

Embargado en el pasado

Joaquín Cortés, bailando./Gtres
Joaquín Cortés, bailando./Gtres

El pasado siempre vuelve y no es la primera vez que los impagos y los embargos tocan a la puerta de Joaquín Cortés. De hecho, en 2006, fue denunciado por la comunidad de vecinos de su residencia madrileña en la Calle Tirso de Molina 12 por una deuda que ascendía a 30 mil euros. En el año 2012, el bailarín vio como casi la totalidad de sus bienes fueron embargados por una deuda con Hacienda que rondaba los 2 millones de euros. Una fama de mal pagador que le persigue y que ahora ha trascendido fronteras.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias