Nuevos horizontes

Cristiano y Georgina sientan las bases de su nueva vida… y no será en Italia

A sus 35 años, el futbolista portugués es consciente de que su carrera se acaba y ya empieza a atar cabos de la que será su vida cuando se retire. Georgina estará en ella, por supuesto

Cristiano Ronaldo sabe lo que quiere. Siempre ha sido una persona de fuertes convicciones y todo lo que se ha propuesto ha acabado lográndolo. El hecho de llevar más de tres lustros en la élite del fútbol le han permitido disfrutar de una vida cómoda y también dársela a su familia, procedente de raíces humildes. Pero también es inteligente y sabe que con 35 años está en el ocaso de su carrera y que poco a poco debe tejer las costuras de lo que será su nueva vida. Una vida que parece haber empezado a vislumbrar.

Lo primero que tiene claro es que estará acompañado por su familia. Georgina Rodríguez, sus cuatro hijos, su madre, hermanos y demás familiares serán el engranaje sobre el que girará su día a día. Especialmente, su novia, convertida ya en la mujer de su vida, y descendientes. Cristiano desea pasar con ellos todo el tiempo que su intensa vida como futbolista de primer nivel le ha restado. Es un hombre tremendamente familiar y que valora como nadie estar junto a sus seres queridos.

¿Y dónde? Esa es la pregunta que todo el mundo se hace. Actualmente, el futbolista y los suyos son felices en Italia, un país que les ha acogido con los brazos abiertos. Pero la cabra tira al monte y Cristiano Ronaldo sabe que su etapa en Turín tiene fecha de caducidad. A buen seguro el verano de 2021. No establecerá su residencia en el país transalpino y una vez que finalice su vinculación con la Juventus deberá dar un paso que será clave. ¿Colgará las botas? ¿Probará suerte en una liga exótica como la china o la norteamericana? ¿Terminará su carrera en su Portugal natal? Quizás sea esta última la que cuenta con más posibilidades.

O al menos así lo reflejan sus últimos movimientos. Cristiano no olvida sus orígenes y por eso durante esta cuarentena, que ha pasado en una espectacular casa, en Portugal, ha estrechado lazos con el club que le vio debutar. Ha sido nombrado socio vitalicio del Nacional de Funchal, club de Madeira donde comenzó su brillante carrera. Así lo anunció el propio club en Instagram, con una foto del luso y su primer entrenador. Es solo un guiño más a una ciudad que le adora, que le pondera como un héroe y que no duda en levantar tantas estatuas con su figura como sean necesarias.

No cuesta imaginar que la nueva vida de Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez se desarrolle en Portugal. Allí tienen todo lo que buscan: paz, tranquilidad, mar, lujos y demás. La española seguirá a su chico allá por donde pise pero Madeira o Lisboa parecen ciudades ideales para asentarse en un futuro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

We’ll be back 💙🙏 #family #madeiraisland

Una publicación compartida de Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

Además, el propio Cristiano ha dejado la puerta abierta a su regreso para terminar de dar pistas. Antes de regresar a Italia colgó esta imagen junto a sus hijos en uno de los acantilados de su isla natal con una frase muy contundente: «Volveremos». Todos los caminos conducen a Portugal.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias