Agridulce aniversario

Cinco años después del ictus de María Teresa Campos: así ha cambiado la vida de ‘la reina de las mañanas’

María Teresa Campos posando / Gtres
María Teresa Campos posando / Gtres

Un 16 de mayo de 2017, María Teresa Campos sufría un revés en su salud. La conocida televisiva era ingresada de urgencias después de que un ictus isquémico zarandease su vida tras dos semanas de dura tensión emocional. Así lo comentó ella misma a su entorno más cercano, cuando confesó que “no podía más” y que sentía que le iba “a dar algo”. Ahora, un lustro después, la vida de la que un día fue una de las caras más conocidas de Telecinco ha cambiado por completo.

Septiembre de 2018: Reality Las Campos

La trinidad formada por María Teresa Campos y sus dos hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego, se embarcaron en una nueva aventura en forma de reality, que recibió el nombre de Las Campos. Un formato producido por La Fábrica de la Tele, donde se narraba la vida de las famosas periodistas y se destapaban los aspectos más desconocidos de su día a día. Sin embargo, su baja audiencia puso fin al docu-reality en 2018. Un duro varapalo para María Teresa, que aún se estaba recuperando del ictus sufrido hacía apenas un año.

Noviembre de 2018: Denunciada por su asistenta

Dos meses después, María Teresa volvía a hacer frente a un nuevo conflicto. María, la trabajadora de la casa de la comunicadora, cargó contra ella públicamente al ser despedida “de la noche a la mañana”. La asistenta puso una demanda a su exjefa por despido improcedente tras quince años trabajando a su servicio, solicitando así una indemnización de 10 mil euros. Pero la presentadora de ¡Qué tiempo tan feliz! no quiso quedarse callada y desmintió por completo la versión ofrecida. “María no solo desapareció sin dar explicaciones, porque no se incorporó el 6 de septiembre, no sé con qué argumentos, sino que además ahora pide una indemnización de 10.000 euros. Yo nunca he despedido a nadie… Sonsóles (su secretaria) está conmigo desde hace veinte años y Gustavo (su chófer) treinta. Es lo más grande que podía pasarme. Por ella habría puesto las manos en el fuego”, comunicó decepcionada.

Marzo de 2019: Finaliza su contrato con Mediaset

Mediaset se quedó sin hueco para María Teresa Campos y la televisiva no consiguió que se renovase su contrato, abandonando así la que había sido su casa durante tanto tiempo. Un nuevo varapalo profesional para la madre de Carmen Borrego que se sumaba al fracaso de otro de sus proyectos más ilusionantes. La colaboradora de Telecinco quiso cultivar su faceta como empresaria y lanzó una colección de zapatos llamada París que se fue al traste, colgando el cartel de cerrado en tiempo récord.

Abril de 2019: La guerra de sus hijas con Mediaset

Tras varios meses alejada de Sálvame por problemas de salud, Terelu Campos compartía públicamente una reflexión acerca del programa en el que lleva años colaborando que no sentaba nada bien. “He visto Sálvame de una manera diferente. No nos damos cuenta de que estamos metidos en una especie de espiral un poco destructiva. Hablamos sin ningún cariño, sin ninguna empatía hacia nadie. Eso me ha tocado mucho”, se sinceraba. Después de retomar su vida tras someterse a una doble mastectomía con reconstrucción mamaría que la puso a prueba, la colaboradora se enfrentaba a su tarde más dura en el espacio televisivo. Tras las fuertes críticas hacia su hermana, Carmen Borrego, que abandonó Sálvame semanas antes, la televisiva decidía decirle adiós al programa en lo que parecía ser en un principio un calentón. “Yo no quiero participar en esto. Crees que todo es un espectáculo y en la vida no todo vale. No vale el espectáculo por hacer daño. En la vida hay cosas mucho más importantes y muy dolorosas. No tengo nada más que hablar. Ya tenéis el gran momento”, dijo. Tras poner fin a una etapa que se prolongó casi 10 años en el tiempo, la madre de Alejandra Rubio volvió a formar parte de La Fábrica de la Tele trabajando en Viva la vida y, tiempo después, regresando a Sálvame. “Yo no cierro nunca la puerta”, dijo.

Diciembre de 2019: Punto y final a su historia de amor

Rondaba el año 2012 cuando María Teresa Campos hizo una entrevista muy especial en ¡Qué tiempo tan feliz! que le cambió la vida. El protagonista fue Edmundo Arrocet, quien acababa de perder a su esposa y ella se convirtió en su paño de lágrimas, forjando así una amistad que les llevo, dos años después, a comenzar una historia de amor que se alargó seis años en el tiempo. Cuando su romance dejó de ser un secreto para la mirada pública, Edmundo decidió instalarse en casa de su novia, dejando claro que su amor iba viento en popa. Pero su idílica relación no duró para siempre y a finales de 2019, tres años después de sufrir el ictus, la televisiva anunciaba a través de un comunicado que su relación con Edmundo había llegado a su fin. El chileno regresó a España para formar parte de Secret Story, donde relató que dejó a la colaboradora de Telecinco porque tenían muchas peleas y eso era algo que él no quería en su vida. Una de las rupturas más sonadas en el panorama nacional que conllevó una guerra mediática que dura hasta día de hoy.

Septiembre de 2021: Se muda para comenzar una nueva vida

Viviendo unas semanas difíciles debido a la participación de Edmundo en Secret Story, María Teresa Campos procedía a despedirse de su famosa mansión para comenzar una nueva vida en un hogar completamente distinto y cerca de su hija Terelu. Y es que, después de estar seis años intentando vender su vivienda, la periodista firmaba el contrato de arras con el que formalizaba la transacción.

Octubre de 2021: Un nuevo embargo

Otro quebradero de cabeza volvía a inundar la vida de la periodista. A pesar de la venta de su casa, la veterana hacía frente a un futuro complicado, enfrentándose así a un nuevo embargo de más de 5 mil euros que pesaba sobre una deuda de la comunicadora a la Seguridad Social. Una importante cantidad que se sumaba a la de su embargo anterior de la Agencia Tributaria por una cantidad 74.337,82 euros. Una noticia que ponía en relieve que la feliz y esperada venta de su mansión no habría logrado sanear al completo sus cuentas.

Febrero de 2022: Carmen Borrego y Alejandra Rubio entierran el hacha de guerra

Desde hacía varios meses, tía y sobrina arrastraban unos conflictos que afectaron a la familia al completo. Aunque no quisieron dar detalles sobre el motivo de su disputa, Borrego confesó que no se sentía del todo respetada en el ámbito profesional por Alejandra, algo que no hizo mucha gracia a la joven. Desde entonces, las televisivas comenzaron una guerra mediática que fue muy comentada. En Navidad, las Campos lograron arreglar sus diferencias y enterrar el hacha de guerra, tal y como contó Terelu en el programa conducido por Bertín Osborne. “Todo se magnifica, que eso fue lo que ocurrió. Todo se tergiversa. Todo se mira con lupa”, confesó. Un conflicto familiar que se alargó demasiado en el tiempo. “El enfado ha sido por una g****** tan grande que no nos hemos pedido ni perdón. Nos hemos vuelto a ver, nos hemos abrazado y para adelante”, sentenció Terelu.

Marzo de 2022: Una inesperada petición

La veterana se sentaba en el plató de 10 momentos de mi vida, el programa presentado por Anne Igartiburu, para repasar su trayectoria profesional asentada como una de las presentadoras  más reconocidas de nuestro país. En mitad de la entrevista donde la televisiva recordaba sus inicios dentro de la pequeña pantalla, hizo una peculiar petición que no pasó desapercibida: Soy una persona que ha trabajado y que ha trabajado mucho, que su trabajo ha gustado, que ha habido gente que han sido felices… Sé que soy mayor, pero no sé por qué, si porque sea mayor no hay un sitio en ninguna televisión de este país para mí. Necesito trabajar porque este trabajo, aunque sea un poquito, llena mi vida y así no estoy en mi casa sentada”. Un grito de desesperación que preocupó a sus hijas, que creían que su madre necesitaba entretenerse a pesar de estar disfrutando de su merecida jubilación.

Marzo de 2022: Premios de Andalucía del Periodismo

En mitad de la polémica por su petición laboral, la que fuera ‘reina de las mañanas’ se desplazaba hasta Sevilla arropada por sus hijas para recoger un galardón en la entrega de premios de Andalucía del Periodismo. Un reconocimiento a su larga trayectoria profesional, que ha recogido con el mayor de sus orgullos. “Muy contenta porque este premio en este momento de mi vida, que ya soy bastante mayor, pues es un poco el complemento de todo lo que he hecho y estoy muy agradecida de que me lo hayan reconocido los propios compañeros y los andaluces”, dijo.

María Teresa Campos en los Premios de Andalucía del Periodismo / Gtres
María Teresa Campos en los Premios de Andalucía del Periodismo / Gtres

Cinco años después de sufrir uno de los varapalos de salud más complicados de su vida, María Teresa Campos se encuentra disfrutando de un merecido descanso tras una infinidad de años dedicados exclusivamente a su trabajo. Con una admirable trayectoria profesional y consolidada como uno de los rostros conocidos más aclamados de la pequeña pantalla, la veterana ha conseguido superar cada piedra que se ha puesto en su camino.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias