EVOLUCIÓN

Esteban VS Campanario: dos cambios físicos dignos de análisis

Así es la transformación de las dos mujeres de la vida de Jesulín de Ubrique

  • LOOK

Una nueva guerra ha estallado entre Belén Esteban y María José Campanario y parece que ha acabado con una especie de paz que reinaba en el entorno de ‘Ambiciones’. Una carta llena de críticas y acusaciones escrita por la mujer de Jesulín de Ubrique sacaba de sus casillas a la de Paracuellos, volando por los aires cualquier buena sintonía que pudiera existir hasta ese momento. Los reproches se habían acabado desde hacía algún tiempo, pero ahora las dos mujeres de la vida del torero vuelven a estar en territorio comanche. Ya no son las mismas que cuando conquistaron el corazón de Jesús Janeiro, ambas han cambiado mucho, tanto en el físico como en personalidad. Te mostramos su transformación.

Belén Esteban

Cuando salió a la luz pública que el torero de moda entre las mujeres, Jesulín de Ubrique, el que llenaba los ruedos de féminas y lencería, tenía novia muchos no se lo creyeron. ¿Cómo iba a sentar la cabeza si las chicas se lo rifaban?. Pero sí, Belén Estaban era la afortunada, eso creía entonces, que había conseguido emparejar al risueño diestro. Por aquel entonces Belén lucía una melena rubia con flequillo, un estupendo cutis y se mostraba tímida y en segundo plano. Pocas veces se la veía al lado de Jesús, que seguía de plaza en plaza por la geografía española. La noticia de su embarazo cayó como un chorro de agua fría en la familia Janeiro-Bazán, que no veía con buenos ojos a esa jovencita que iba a convertir en padre al exitoso matador.

María José Campanario

Él, para contentarla y entretenerla, la puso una tienda en la que Belén Esteban despachaba encantada de la vida, hasta que se cansó. La pequeña Andrea llegó a esa especia de hogar multitudinario, en el que estaba el torero, la madre de su hija, su propia madre, su padre y sus hermanos, para alegría de todos, o eso parecía. Un día, tras una trifulca y cansada de ser un cero a la izquierda, ‘la Esteban’ salió por la puerta de la finca Ambiciones para no volver.

Belén Esteban

Belén Esteban se instaló en Madrid con sus padres y otra señalada jornada dijo “hasta aquí” y comenzó ha hablar sin parar del que había sido su pareja y de su familia, arremetiendo a discreción contra todos ellos. Esto hizo que fuera a la televisión en repetidas ocasiones elevando la audiencia, hasta que se quedo fija, y así hasta nuestros días. Su físico comenzó a cambiar, primero por buenas cremas que ya se podía comprar y después por algunas operaciones estéticas, aunque se deterioró mucho debido a las adicciones que tuvo y que hoy ha abandonado por completo tras someterse a tratamiento.

María José Campanario

María José Campanario también era un simpática jovencita cuando conoció a Jesulín. Ella fue la que le acompañó en ocasiones en la habitación del hospital donde se reponía de un gravísimo accidente de coche que estuvo a punto de costarle la vida. Ahí comenzó un amor que dura hasta el presente. María José fue la que consiguió llevar al altar al diestro y le ha dado dos hijos más, Julia, que en breve será mayor de edad, y Jesús, la debilidad de su padre. El color natural de su pelo es el moreno, pero la odontóloga ha sabido sacarse partido y lo ha cambiado varias veces con tonos más claros y mechas. Su manera de vestir siempre ha sido más elegante que la de Belén, aunque la colaboradora de ‘Sálvame’ ahora está mejorando sus looks.

Belén Esteban

También una enfermedad, la fibromialgia, ha hecho mella en la salud y en la fisonomía de Campanario, una dolencia por la que ha estado incluso ingresada en varias ocasiones. Coqueta y con más estudios que belén, aparece siempre impecable en los reportajes que realiza junto a su marido, ofreciendo una imagen cuidada y con elegantes ‘outfits’.

María José Campanario

Lo último en Actualidad

Últimas noticias