El homenaje de Ana Obregón a su hijo Álex que ha pasado desapercibido

Ana Obregón vivió en la tarde del martes las horas más difíciles al dar el adiós definitivo a su hijo, Álex Lequio

Ana Obregón durante el funeral de su hijo Álex / Gtres
Ana Obregón durante el funeral de su hijo Álex / Gtres

Ana Obregón es una mujer fuerte, pero la muerte de su hijo, Álex Lequio, es un golpe del que todavía no ha podido empezar a recuperarse. El 13 de mayo, en pleno estado de alarma decretado a causa de la pandemia de coronavirus, el joven fallecía en Barcelona tras dos años luchando contra un cáncer.

Ana Obregón,
Ana Obregón y Carolina Monje a la salida del fueneral de Álex Lequio / Gtres

Han tenido que pasar casi dos meses para que Alessandro Lequio y Ana Obregón pudieran despedir al joven como merecía, con un funeral multitudinario en el que no solo ellos sino también sus amigos y seres queridos pudieron dedicar sus oraciones y acompañar a la familia en el durísimo comienzo de su nueva vida.

En las últimas semanas las pocas veces que Ana Obregón ha aparecido por sus redes sociales ha sido para homenajear a su hijo, habiendo llegado a soplar las velas por él en el día que hubiera cumplido 28 años. El profundo amor que Ana siente por su hijo hacía pensar que el funeral estaría cargado de guiños y detalles de lo más personales, pero ha habido un homenaje que ha llamado la atención sobre el resto.

Ana Obregón lució un vestido que llevaba el nombre de su hijo bordado encima del corazón / GTRES
Ana Obregón lució un vestido que llevaba el nombre de su hijo bordado encima del corazón / GTRES

Para el funeral de Álex Lequio, su madre escogió un vestido negro de Alejandro de Miguel, en crepé, tul y raso negro, muy similar a uno que lució Ana en 1991 cuando estaba embarazada y que, al parecer, gustaba mucho a su hijo. Además, la prenda tenía un importante homenaje al joven. En el lado izquierdo, justo encima del corazón, el vestido llevaba bordado el nombre de Aless.

Aunque este fue el más íntimo y personal de los homenajes, la ceremonia estuvo cargada de referencias a Áless. Una de sus imágenes favoritas, junto a su perrita, flores blancas y los discursos de sus amigos y su madre fueron los detalles más importantes de la tarde.

El último adiós a Álex Lequio fue sin duda un durísimo trago para sus padres, pero lo cierto es que tanto Ana Obregón como Alessandro Lequio pudieron por fin recibir el cariño y el apoyo de todas las personas que se han volcado con ellos pero que, a causa de la pandemia, todavía no les habían podido abrazar y acompañar en el que ya es el momento más complicado de todas sus vidas.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias