REDES SOCIALES

Alba Díaz se somete a una operación de pecho por cuestiones de salud

Ver vídeo

Alba Díaz ha pasado por quirófano. La hija de Vicky Martín Berrocal y Manuel Díaz ‘El Cordobés’ ha compartido con sus seguidores en redes sociales los detalles de la intervención de pecho a la que se ha sometido. Ya desde casa, la influencer ha contado que se ha tratado de una operación que tenía que hacerse más pronto que tarde, ya que le estaba ocasionando problemas de salud.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ALBA (@albadiazmartin)

Según ha comentado la joven, está encantada con haber dado este paso: “Me di cuenta de que lo tenía que hacer sí o sí. No era una cuestión estética sino de salud”, ha dicho. Tal como ella misma ha explicado, lo pasaba mal por el tamaño de su pecho, que le generaba problemas, por ejemplo, en el momento de hacer deporte: “Hago mucho boxeo y cuando saltaba a la comba lo pasaba fatal, terminaba con un dolor horrible, lo mismo me pasaba cuando corría y tuve que dejarlo. A la hora de dormir, me costaba encontrar la postura muchas veces y la calidad de mi sueño empeoraba. Me sentaba encorvada y tenía dolores de espalda. Se me había despegado la piel del esternón del peso del pecho…”, ha contado Alba, que ha dicho que siempre ha sabido llevar bien “el tema del complejo, con prendas que me hacían sentir mejor”. Sin embargo, la hija de Vicky Martín Berrocal ha reconocido que llegó un punto en el que esta situación era limitante y le hacía sentir incómoda.

Alba Díaz
Alba Díaz en una imagen de archivo. / Gtres

La influencer ha contado cómo ha sido el proceso de la reducción de pecho: “Tenía una talla 120 y me han puesto una 85-90”. También ha comentado qué tipo de intervención se le ha hecho: “Me han hecho una T invertida. Es la única manera de reducir el pecho. Quizás asusta de primeras, pero cuidándolas bien, con el tiempo casi ni se ven”, ha dicho Alba Díaz en relación a las posibles cicatrices. Además de la reducción, la joven se ha hecho una recolocación del pecho: “El doctor utiliza una técnica de anclaje para que no se caigan al no poner prótesis. Yo tenía material de sobra para reducir y colocar sin prótesis”, ha explicado.

Alba Díaz
Alba Díaz con su madre. / Redes sociales

Alba también se ha sincerado sobre el postoperatorio y ha reconocido que siente algo de dolor e incomodidad, aunque reconoce que la decisión ha sido la adecuada: “Dolor 4/10 y presión e incomodidad 7/10. Me compensa, estoy más que feliz por haber dado el paso”. Sí que ha dicho que los primeros días son los más duros, aunque ha estado muy bien acompañada: “El primer día es más duro, pero como dice el doctor me han operado a mí y no a la pared. Vinieron a visitarme algunas amigas como Jedet. Y todas me decían que me veían de maravilla. El doctor me dijo que debía dar paseos cada hora y siempre alguna de ellas me acompañan”, ha asegurado.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias