Temporada estival

Adictos al sol: estos son los famosos tanoréxicos que están orgullosos de serlo

Con la llegada del buen tiempo, los rayos de sol apetecen más que nunca. Estar morenos, con un bronceado digno de Punta Cana, es uno de los propósitos más deseados por los fanáticos del sol. Sin embargo, todo en exceso es peligroso. La obsesión por esta práctica de tomar el sol sin descanso se conoce como tanorexia, un trastorno que cumple con los criterios de una dismorfofobia, que es tener una percepción distorsionada de alguna característica corporal física. Así, esta adición al sol provoca que, por muy moreno que estés, te siga pareciendo insuficiente, por lo que tu exposición al sol se incrementa y nunca estás satisfecho. Y estos son los famosos que podrían ser calificados como tanoréxicos:

Donatella Versace

La diseñadora de moda es un claro ejemplo de esta obsesión. Además de los retoques estéticos a los que se ha sometido a golpe de ácido hialurónico y a los tratamientos capilares que ha llevado a cabo para conseguir su melena platina, la italiana se ha inmerso en el mundo del bronceado hasta límites insospechados.

Donatella Versace bronceada / Gtres
Donatella Versace bronceada / Gtres

Kiko Matamoros

El actual concursante de Supervivientes es otro fanático del sol. Ahora, viviendo una aventura en Honduras, está cumpliendo su propósito de acabar carbonizado. Bien es sabido que el colaborador de Telecinco dedica gran parte de su tiempo al cuidado personal, pero conseguir un color africano no es nada bueno para su salud.

Kiko Matamoros bronceado / Gtres
Kiko Matamoros bronceado / Gtres

Valentino

Al parecer, la técnica del bronceado extremo es una afición muy distinguida entre los diseñadores de moda. Giorgio Armani o Marc Jacobs siempre han lucido orgullosos su moreno integral, sin embargo, si hay un rey de los rayos uva ese es Valentino que, a sus 90 años, luce como si se hubiese tostado en la playa.

Valentino bronceado / Gtres
Valentino bronceado / Gtres

Aída Nízar

Convertida en una de las personalidades más comentadas de la pequeña pantalla, la de Valladolid se caracterizó por hablar de ella en tercera persona, una de las cosas por las que más se recuerda a la tertuliana. No obstante, hay algo más impactante de ella y ese es su peculiar bronceado, un tono de piel que luce igual en invierno como en verano.

Aída Nízar bronceada / Gtres
Aída Nízar bronceada / Gtres

Julio Iglesias

Por su tono de piel, se podría decir que el cantante es originario del Congo pero, lejos de toda realidad, la verdad es que nació en Madrid. Sin embargo, no es de extrañar, pues desde bien pequeño, el intérprete de Abrázame siempre ha lucido una piel muy bronceada en contraste con unos dientes muy blancos.

Julio Iglesias bronceado / Gtres
Julio Iglesias bronceado / Gtres

Christina Aguilera

La intérprete de Lady Marmalade ha pasado por todos los cambios físicos habidos y por haber. Rubia, castaña, pelinegra, media melena, coleta XXL e, incluso, pelirroja han sido algunos de sus cambios de looks más llamativos. Sin embargo, su mayor afición a lo largo de los años no solo ha sido la música, sino el bronceado también. Tal ha sido su tanorexia que se podría decir que es la reina del sol.

Christina Aguilera bronceada / Gtres
Christina Aguilera bronceada / Gtres

Y es que, aunque parezca mentira, la tanorexia es considerada ya una enfermedad y sus síntomas son los siguientes:

-Búsqueda permanente de la aceptación y aprobación de los demás.

-Baja autoestima y no aceptación de sí mismo.

-Problemas de ansiedad, depresión o trastorno obsesivo compulsivo.

-Angustia o decepción y mal humor frente a la imposibilidad de estar todo el tiempo bajo el sol.

-Pensamientos recurrentes sobre no perder la tonalidad alcanzada mediante el bronceado.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias