Alimentación

Cómo salvar 23 millones de tortillas de patata que van directamente a la basura en España

En 2022, los españoles tiraron a la basura 8.637 toneladas de huevos, el equivalente a casi 144 millones de huevos de tamaño mediano.

Tortillas basura
La mayoría de los ciudadanos admite desechar huevos en sus hogares porque se han pasado de fecha de consumo preferente
Antonio Quilis Sanz
  • Antonio Quilis Sanz
  • Periodista especializado en información medioambiental desde hace más de 20 años y ahora responsable de OKGREEN en OKDIARIO. Antiguo director de El Mundo Ecológico y colaborador en temas de medioambiente, ecología y sostenibilidad en Cadena Ser.

El desperdicio alimentario en España nos deja cifras que a más de uno nos hará lanzar la famosa expresión «manda huevos», una forma vulgar de reprobar una situación que viene al dedillo, ya que, según los cálculos realizados en nuestro país se desecharon, tiraron a la basura, unos 144 millones de este componente imprescindible de las tortillas de patatas en 12 meses.

Es el momento de replantearse muchos hábitos y de poner en marcha ciertos consejos que salven del vertedero a esta ingente cantidad de huevos que no acaban en nuestros platos.

Elevado poder biológico

Según la Fundación Española de Nutrición «el huevo es un alimento de elevado valor nutritivo, y con un aporte de energía no muy elevado (84 Kcal/unidad de tamaño medio). La proteína es de máxima calidad, por su elevado poder biológico».

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) toma la proteína como término de referencia, al presentar proporciones equilibradas de todos los aminoácidos esenciales.

Respecto a las grasas, la fundación destaca que el huevo incluye un alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados con las vitaminas D y A, y las del grupo B (B12, B2 o riboflavina, B3 o niacina y folatos) como protagonistas. Contiene minerales, como el fósforo, el yodo y el selenio y pigmentos, de entre los que destacan los carotenoides con carácter antioxidante.

Alimento imprescindible

Se trata de un alimento fundamental de la gastronomía española que acaba en la basura con más frecuencia de lo que pensamos, y que es la base de muchas preparaciones como las imprescindibles tortillas de patata, los huevos rellenos, todo tipo de quiches y platos combinados…

Sin embargo, además de estar desechando la cáscara, en España se tiran a la basura «una cantidad inasumible de huevo cada día», tal y como recuerda Too Good To Go, la aplicación que lucha contra el desperdicio de alimentos.

El cálculo de los más de 23 millones de tortillas de patatas, es un gancho para comprender la dimensión del problema que nos hace pensar que algo no funciona en el sistema.

Desde la empresa se recoge el informe sobre desperdicio en los hogares del Ministerio de Agricultura y Pesca (2022), en el que se refleja que al año se desperdician alrededor de 8.600 toneladas de este alimento en España.

tortilla OCU

Desperdicio de huevos

Con ese dato como referencia, Too Good To Go ha ahondado en las cifras de desperdicio del huevo. Tomando como referencia los datos del Ministerio, que señalan que entre mayo de 2022 y abril de 2023 se consumieron 385 millones de kilos, por lo que se estarían desperdiciando alrededor del 2,2% anual de los huevos que se comercializan en el país.

Puede parecer un porcentaje bajo, pero equivale a tirar a la basura 143.950.000 huevos medianos, de 60 gramos, al año, que si los hubiéramos transformado en tortillas, u otro plato, evitaríamos un gran desperdicio.

Es decir, según los cálculos de Too Good to Go, sería como desperdiciar más de 23.991.500 tortillas de patatas de 6 huevos que irían directamente al cubo de la basura.

Con estas cifras sobre la mesa, la compañía indica que cada segundo en España se estarían tirando unos 4,6 huevos. Esto no sólo conlleva la pérdida del producto, sino que además tiene un coste para las familias, pues si tenemos en cuenta que el precio medio de un huevo es de 0,12 céntimos de euros, tanto desperdicio estaría costando al conjunto de hogares españoles unos 17,2 millones de euros.

Coste ambiental

Y no sólo hay que valorar el coste económico, también el ambiental, ya que para producirlos se emplean recursos, pasando desde los piensos para las gallinas, como todo el proceso de producción y transporte.

El simple gesto de evitar el desperdicio de comida  también contribuye a cuidar del planeta. Y es que el desperdicio de alimentos es una de las principales fuentes de emisión de CO₂, representando hasta un 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático y el calentamiento global.

Comprar con cabeza

«Lamentablemente, los ciudadanos nos hemos malacostumbrado a tirar a la basura alimentos básicos, como los huevos, y sí, está en nuestras manos reducir el desperdicio de comida en casa», afirma Marie Lindström, directora de Too Good To Go en España.

«No hay una única clave para dar solución a este enorme problema, pero la organización a la hora de preparar nuestras comidas diarias y la buena gestión de la lista de la compra, adquiriendo solo los alimentos que sí vamos a consumir, son dos elementos necesarios en cada hogar», añade.

¿Por qué desperdiciamos tantos huevos?

Uno de los principales motivos del desperdicio de alimentos en general y de los huevos en particular está relacionada con la fecha de consumo preferente: la mayoría de los españoles tiran alimentos sin usar porque han pasado de esa fecha, sin entender el verdadero significado de la misma.

Marie Lindström destaca la importancia de recordar que «la fecha de consumo preferente indica que el producto puede haber perdido algunas de sus propiedades una vez pasada esa fecha, pero si se han seguido las recomendaciones de conservación y además pasa la prueba de los sentidos, es decir, tiene buen aspecto, olor y sabor, el alimento podría seguir siendo apto para el consumo».

Por qué no debes guardar los huevos en la puerta de la nevera: cambia de hábito

Cómo evitar este desperdicio

Para reducir estas alarmantes cifras de desperdicio, para que lo acaben en la basura y hagas unas deliciosas tortillas, los expertos de Too Good To Go ofrecen una serie de consejos prácticos y efectivos para aprovechar al máximo los huevos en casa.

  • Prueba del agua: Para verificar que un huevo es fresco, podemos realizar la prueba del agua. Si el huevo es fresco, se hundirá al colocarlo en un vaso de agua. Si es necesario consumirlo de inmediato, permanecerá en el fondo del vaso, pero de pie. Por el contrario, si flota en la superficie, significa que el huevo no es apto para su consumo. En ocasiones, un vídeo vale más que mil palabras.
  • Refrigeración: Almacenar los huevos en la nevera es lo ideal, especialmente durante el verano, cuando resulta más difícil mantenerlos frescos. Pero hay que evitar colocarlos en la puerta, ya que están expuestos a fluctuaciones de temperatura. Es mejor guardarlos en las baldas interiores.
  • Lavado: Evita lavar los huevos antes de refrigerarlos, ya que esto podría eliminar la capa protectora natural que los recubre y aumentar el riesgo de contaminación. Es mejor lavarlos justo antes de consumirlos
  • Orden: Para mantener un orden en tu cocina y evitar que los huevos se echen a perder, utiliza primero aquellos que llevan más tiempo almacenados.
  • En su envase: Es mejor guardar los huevos en su envase original porque este los protege de daños y de absorber olores externos, así como de la humedad de otros alimentos. Esto ayuda a preservar su frescura y calidad por más tiempo. Además, facilita la identificación de la fecha de caducidad y el control del tiempo de almacenamiento.
  • Cuidado en el transporte: ¿Cuántas veces has sacado la compra del súper y te has encontrado con los huevos rotos? Intenta apartar el paquete de los huevos durante la compra y colócalo en la parte superior de las bolsas, para no aplastarlos y no darles golpes.

Últimas noticias