5 coches con más de 1.000 CV

Koenigsegg Regera
El Koenigsegg Regera tiene... ¡1.782 CV!

Pocos son los coches privilegiados que pueden presumir de contar en su ficha técnica con una potencia con cuatro dígitos. Todavía hoy en día se pueden contar prácticamente con los dedos de las manos.

Pero en esta batalla por crear el automóvil más radical y espectacular del mercado las firmas de coches avanzan a pasos agigantados. Y lo vemos cada vez que una marca de prestigio lanza al mercado un nuevo superdeportivo, siempre con algo mejor que su rival más directo.

Te podemos asegurar que los modelos que verás a continuación existen, aunque es más que probable que nunca los veamos en directo. Son auténticas máquinas diseñadas más con el corazón que con la cabeza y destinadas simplemente a dejarnos con la boca abierta. Queridos lectores, aquí tenéis los siete coches más potentes del momento, todos ellos con más de 1.000 CV.

Koenigsegg Regera

Koenigsegg-Regera

Lo del Koenigsegg Regera es de otro planeta. Este fabricante sueco sabe cómo sorprendernos y prueba de ello es este auténtico monstruo del asfalto. El pasado Salón del Automóvil de Ginebra acogió la presentación de este super coche cuyo apellido le viene que ni pintado: «regera» es un verbo sueco que significa reinar. ¡Y vaya si lo hace!

Este híbrido de producción limitada (solo se fabricarán 80 unidades), puede dejar en ridículo a cualquier otro deportivo que ose desafiarle. ¿Cuál es su arma? Pues más de 1.700 CV con los que casi puede echar a volar.

Las cifras de este modelo asustan. Dispone de un motor V8 de 5,0 litros y doble turbo asociado a tres motores eléctricos que en conjunto rinden la potencia mencionada con un par máximo de 2.000 Nm.

El 0 a 100 km/h lo devora en solo 2,8 segundos y en apenas unos segundos ya rueda a 300 km/h. Otro dato espectacular: solo necesita 17 segundos para alcanzar los 300 km/h desde parado y volver a detenerse por completo. ¡Increíble!

Lamborghini Aventador Mansory Carbonado GT

Mansory Carbonado

Es uno de los pocos modelos retocados por un preparador de automóviles que aparece en nuestra lista. Y es que aunque no se trata de un superdeportivo con las características originales, hemos creído que este «toro» de Lamborghini se merece un hueco en nuestra lista.

Bajo este nombre tan largo se esconde un modelo perfeccionado por el preparador suizo Mansory. Diferenciarlo de un Aventador convencional es muy sencillo. Primero por su espectacular diseño, en el que la fibra de carbono es la protagonista por completo, incluso en las llantas. Y segundo por una mecánica de vértigo.

El Lamborghini Aventador Mansory Carbonado GT nos seduce con un V12 al que Mansory ha sabido exprimir hasta doblar la potencia original y llegar hasta los 1.600 CV. ¿Quién da más?

Koenigsegg One:1

Koenigsegg-One-1

Está claro que en Koenigsegg no descansan. El Regera ha sido el último, pero antes se habían puesto manos a la obra para crear una joya como el One:1. ¿A qué se debe este peculiar nombre? Pues resulta sencillo a la par que llamativo. Este superdeportivo sueco cuenta con los mismos CV que kilos marca sobre la báscula. Es decir 1.360.

Usa el famoso motor V8 de 5,0 litros de la marca, pero en este caso no recurre a propulsores eléctricos para incrementar su potencia. El solito es capaz de generar los 1.360 CV a 7.500 rpm de los que puede presumir. Con todo ello puede rodar a 400 km/h, cifra inalcanzable para muchos de sus rivales.

SSC Tuatara

SSC Tuatara

Muy cerca del Koenigsegg One:1 por prestaciones encontramos al SSC Tuatara, un modelo americano que resulta impresionante tanto por sus líneas como por sus cifras. Dispone de una mecánica V8 de 6,9 litros de cubicaje que es capaz de estirar el rango de revoluciones por minuto hasta las 9.200.

Con 1.350 CV y un peso de tan solo 1.250 kilos no es de extrañar que aplaste a la mayoría de superdeportivos del mercado. Algunas de sus cifras son una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y una velocidad máxima… ¡de 444 km/h!

Hennessey Venom GT

Hennessey Venom GT

En su momento este modelo americano mantuvo una dura batalla con el Bugatti Veyron Super Sport por ser el coche más rápido sobre la tierra, llegando a alcanzar los 440 km/h. Al igual que con el Koenigsegg One:1, los ingenieros de esta marca buscaron lograr una relación potencia/peso de 1 CV/1 kg, y finalmente lo lograron. El Hennessey Venom GT desarrolla la friolera de 1.244 CV embutidos en un V8 con doble turbocompresor.

Lo último en Motor

Últimas noticias