medio ambiente

Pequeños gestos para ser más sostenibles

Son sencillos y no nos cuesten nada. Con todo ello evitamos daños devastadores.

Pequeños gestos para ser más sostenibles
Pequeños gestos para ser más sostenibles

Debemos preservar el Planeta, pues es el lugar donde vivimos. Si no somos capaces de ello, se destruirá y nosotros con él. Para poder evitarlo, hay pequeños gestos para ser más sostenibles.

Son sencillos y no nos cuesten nada. Con todo ello evitamos daños devastadores en nuestros mares y en la atmósfera.

Reduce el uso del coche

El confinamiento ha reducido las emisiones de gases de efecto invernadero un 32% en España en comparación con 2019, y en el mundo, un 17%, según una investigación de la Universidad de East Anglia (Reino Unido).

Por tanto, es sencillo coger la bicicleta para desplazarnos, andar más y también coger el transporte público siempre que sea posible con las medidas de protección adecuadas.

Apaga el grifo

Tendemos a encender el grifo del agua muchas veces, demasiadas, y no siempre es tan necesario. Debemos ser responsables y pensar en consumir cuando realmente no lo necesitamos y apagar el grifo del agua cuando nos enjabonamos o nos lavamos los dientes. Es un bien escaso que debemos preservar y gastar menos.

Moda sostenible

Vemos como muchas marcas apuestan por la sostenibilidad. Hagamos lo mismo. Apostemos por ellos, reciclemos, demos la ropa o bien compremos en segunda mano porque es otra manera de dar una segunda vida a la ropa. Así debemos ser más sostenibles.

Energías alternativas

En este caso es un gran gesto porque usar energías alternativas se convierte en una odisea en nuestro país pero es posible. Pregunta por las instalaciones de energía solar en tu edificio o casa.

Las tres R

Las puedes practicar cada día en casa. Cuando hablamos de las tres R nos referimos a reducir, y minimizar los residuos, reutilizar, volver a usar un objeto para darle una segunda vida útil. Y reciclar, o depositar cada producto que ya no usamos donde toca.

Ahorro de energía

Lo podemos hacer de muchas maneras y en diversos lugares. Pero si lo hacemos en casa entonces gastaremos menos y tendremos una casa más saludable. Esto consiste en elegir la tarifa de la luz más económica, apagar los aparatos electrónicos cuando no se usen, optar por lavados cortos, y poner el aire acondicionado con menos frío.

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias