Belleza

Patas de gallo: ¿qué son y cómo podemos evitarlas?

patas de gallo
patas de gallo

El paso del tiempo hace mella en nuestro físico y el rostro se tiñe de arrugas, manchas, sequedad… entre estos encontramos las patas de gallo, que son aquellas arruguitas que están al lado de los ojos, y que nos hacen parecer más mayores. Veamos qué son.

Por suerte, podemos hacer algunos gestos para poder evitarlas, y esto pasa por una buena limpieza y las cremas antiedad que existen, entre otros remedios.

¿Qué son las patas de gallo?

Según L’Oreal, son una de las primeras arrugas de nuestro rostro en dar la cara. Concretamente, nos referimos a esas líneas muy finas —en principio— que surgen a ambos lados de los ojos en sentido horizontal según vamos cumpliendo años. Su apodo no tiene ningún misterio; simplemente una cuestión de parecidos.

Suelen aparecer como consecuencia de la contracción natural del músculo circular que rodea nuestros ojos cuando sonreímos, reímos, guiñamos, etc. y, por tanto, son unas arrugas dinámicas. Es decir, surgidas a partir de la repetición de un gesto o movimiento un número ilimitado de veces.

Instituto médico laser nombra que las patas de gallo son las arrugas que se producen en la piel del contorno externo del ojo como consecuencia de la contracción del músculo orbicular. Son entonces arrugas dinámicas producidas por la continua contracción de los músculos subyacentes.

¿Cómo las podemos evitar?

Cuidado con el sol

L’Oreal destaca que cumplir con una exposición solar responsable. Tanto en invierno como en verano siempre debes proteger tu contorno de ojos con factor de protección solar.

patas de gallo

Está demostrado que el sol es el principal responsable del envejecimiento temprano de la piel. Por esto hay que aplicar la crema solar correspondiente para poder prevenir.

Cremas específicas

Desde Clínica amédic nos ponen en conocimiento de que  existen cremas conocidas como procolágenas, que contienen entre sus ingredientes aquellos que aumentan la producción de colágeno de nuestra dermis.

También sirven aquellas cremas con compuestos marinos, al igual que están creadas por ingredientes antioxidantes como algunas vitaminas, entre ellas la vitamina E que nos ayudan a reducir los efectos de radicales libres en nuestra piel, y causante de que salgan las temidas patas de gallo.

Exfoliar tu piel

Aunque siempre se dice que hay que evitar la piel del contorno porque es especialmente fina, frágil y sensible, la exfoliación próxima a esta zona sigue siendo fundamental para eliminar las células muertas de la capa más superficial de la piel y contribuir de este modo a que los activos de los cosméticos penetren mejor. Es una recomendación de L’Oreal, palabra de experto.

Comer más antioxidantes

Es otro remedio para atenuar las arrugas en general. Es factible así tomar alimentos saludables con un alto contenidos en antioxidantes porque son los mejores para evitan la formación de radicales libres.

¿Cómo reducir las patas de gallo?

Máxima hidratación

Una vez tenemos ya patas de gallo en el contorno del ojo necesitamos un extra de hidratación en todos los sentidos. Desde Clinica amédic reflejan que si nos lavamos la cara con agua fría, va bien y es mejor. Pues una de las consecuencias del contacto del frío con la piel es la contracción y reactivación de la circulación sanguínea y, por tanto, la piel se percibe más tersa y viva.

Aconsejan también hidrata tu cutis al menos una vez a la semana para dar luminosidad y humedad a tu dermis. Apreciarás como tu piel se torna más flexible y juvenil.

¿Qué tratamientos médico estéticos podemos aplicar?

Las patas de gallo puede ser un problema mayor a medida que cumplimos años y son cada vez más acusadas.

En este sentido, Instituto Medico Laser habla del botox para tratar este problema. Destacan que las patas de gallo aparecen en la piel del contorno ocular sometida a continuo estrés como consecuencia de los músculos existentes en la zona que trabajan para la gesticulación o mímica, y la acomodación visual.

patas de gallo

El manejo de la toxina botulínica es un arte en la mano del facultativo, el dominio de los músculos agonistas y antagonistas y su tratamiento a la medida en cada rostro un embellecimiento importante además de eliminar las arrugas de la pata de gallo o del entrecejo.

Si no queremos pasar por cirugía, se puede aplicar el láser de CO2 para recuperar la piel del fotoenvejecimiento prematuro, las manchas precoces y la arruga fina, problemas de la piel fotoenvejecida.

Al mismo tiempo el efecto térmico del CO2 induce la formación de nuevo colágeno con lo que la calidad cutánea se mejora a largo plazo.

Otros consejos

Desde Clinica Estética Imatclinic aconsejan realizar una serie de rutinas, como por ejemplo:

  • Aplicar productos específicos para el contorno de ojos que contengan ácido hialurónico en su formulación.
  • Utilizar bolsitas de té: Se utilizan como una mascarilla para los ojos, ya que los relaja, desinflama y rejuvenece la apariencia.
  • Aplicar aceite de rosa mosqueta. Este es un muy buen hidratante y tiene grandes propiedades regenerativas.

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias