Belleza

La mantequilla de Ghee es una revolución milenaria ideal para el desayuno

Ghee es una palabra sánscrita para designar a esta mantequilla clarificada con múltiples beneficios para el cuerpo.

La mantequilla de Ghee es una revolución milenaria ideal para el desayuno
mantequilla ghee

Ghee es una palabra sánscrita para designar a esta mantequilla clarificada con múltiples beneficios para el cuerpo. Según dicen limpia el aura y desintoxica los órganos, además de favorecer la memoria y la concentración. La desintoxicación Panchakarma y la mejora sin sistema inmunológico van de la mano con esta especie de secreto milenario que ha llegado a occidente para quedarse. Si estás buscando un ingrediente que sea capaz de mejorar en gran medida tu salud, equilibrar el cuerpo y aprovecharte de los grandes beneficios que proporciona la mantequilla de Ghee toma nota de todo lo que te ofrece.

Los beneficios de la mantequilla de Ghee

Se usa para servir de base de algunos tratamientos con hierbas ayurvédicas. La mantequilla de Ghee ayuda a la absorción de estos ingredientes siendo una base fundamental para la buena salud.

Ayuda a equilibrar el estómago, si se toma en ayunas sirve para eliminar el exceso de ácido y refuerza el revestimiento mucoso. Si tenemos problemas de digestión o comemos muy rápido puede ser una solución a nuestros problemas de acidez.

Dicen que mejora la inteligencia. Según los especialistas también es capaz de mejorar la memoria y ayuda a un correcto funcionamiento mental. Previene algunas demencias según algunos estudios.

Posee también grandes beneficios para la piel. A nivel interno y externo, elimina cicatrices y ayuda a que la piel se mantenga joven durante más tiempo. Siendo un ingrediente fundamental para la belleza natural.

Lo podemos tomar en ayunas con un poco de agua templada como remedio natural para el estreñimiento un básico que nos puede cambiar la vida para siempre. Este ingrediente será fundamental para un correcto transito intestinal.

Cómo preparar mantequilla

Este ingrediente lo podemos comprar en tiendas especializadas, la auténtica es de búfala, aunque hay buenas mantequillas de Ghee de vaca y de cabra. No tiene lactosa y nos puede ayudar a cuidarnos por dentro. La podemos preparar en casa siguiendo estos pasos.

  1. Directamente ponemos la mantequilla a calentar. En este proceso natural y sencillo buscamos que se evapore toda el agua y quede solo las proteínas de la leche.
  2. Es importante estar muy pendiente de la mantequilla o de lo contrario se nos puede quemar o tostar demasiado.
  3. Cuando solo quede una capa de espuma por encima de la mantequilla, antes de que empiece a coger color será el momento de retirarla del fuego.
  4. Colamos la mantequilla de Ghee con un colador muy fino, el objetivo es que no quede ninguna impureza solo los ingredientes principales. La mantequilla en estado puro que necesitamos en esta receta.
  5. Una vez escurrida la podemos poner en un tarro y guardarla en la nevera. Lo ideal es prepararla al momento y consumirla durante una semana o dos.
  6. Este tipo de mantequilla la podemos comer directamente o con el café o la leche. En caliente si disolverá perfectamente.

Atrévete a probar la mantequilla de moda, el ghee tiene muy buenas propiedades que no puedes dejar escapar. Hacerla en casa o comprarla nos puede cambiar la vida para siempre en todos los sentidos.

Lo último en Estilo

Últimas noticias