Plantas

Descubre cuáles son las propiedades de ajenjo para nuestra piel

Descubre cuáles son las propiedades de ajenjo para nuestra piel
Descubre cuáles son las propiedades de ajenjo para nuestra piel

Tanto para heridas externas como para otros problemas de salud e incluso para mantener nuestra línea, el ajenjo puede ser muy útil y beneficioso si sabemos en qué ocasiones usarlo y cómo debe consumirse. Veamos qué propiedades tiene el ajenjo en nuestra piel.

Debes destacar que es una de las plantas más destacadas por sus propiedades “curativas”, porque presenta una gran variedad de aplicaciones y por esto la hacen realmente versátil. Siempre hemos de resaltar que no hay evidencias científicas y que ante cualquier problema de salud, debemos ir al médico a preguntar sobre un diagnóstico y tratamiento a medida.

Especial para la piel

Entre las propiedades del ajenjo en nuestra piel está que puede tratar o mitigar algunas heridas y manchas.

No solo tienes estas aplicaciones en la piel, hay muchas otras como que sirve como repelente casero para luchar contra los insectos que suele haber especialmente en verano y también en zonas más húmedas. En este caso, vale un poco de vinagre y las hojas del ajenjo bien chafadas para aplicar sobre la piel. ¡Verás como los mosquitos se van!

Propiedades fantásticas

Esta planta medicinal aumenta el metabolismo, elimina toxinas en el organismo, estimula la emulsión de grasas y desinflama el aparato digestivo (por lo que está considerado un aliado efectivo para adelgazar).

Hay más porque permite reducir el dolor muscular y de las articulaciones, e incluso puede resolver algunos problemas menstruales pues es de gran ayuda para la normalización de los ciclos.

Parece que algunos especialistas incluso han podido registrar efectos antidepresivos entre las cualidades del ajenjo. Al mismo tiempo que aceleramos el sistema digestivo para que regrese el apetito; algo que también es útil para las personas que sufren de anorexia.

Cómo tomarlo

Con beber una o dos tazas al día antes o después de comer -que suelen endulzarse con miel para modificar un poco el fuerte sabor del ajenjo-, nuestro cuerpo ya irá asimilando las propiedades de esta planta y podremos empezar a notar cambios significativos en tan solo unos días.

También puedes consumirlo en polvo teniendo en cuenta que en este caso la dosis máxima es de 3 gramos al día, o en tintura, añadiendo 15 gotas a una infusión de menta o anís para reducir las molestias ocasionadas por la indigestión y la acidez estomacal.

Consulta antes si puedes tomar esta planta, bajo indicación del médico o de un profesional especializado.

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias