Higiene

¿Cómo cuidar tu higiene interior?

¿Cómo cuidar tu higiene interior?
¿Cómo cuidar tu higiene interior?

Tan importante como cuidar nuestra piel exterior también debemos cuidar nuestra higiene interior, es decir, las partes íntimas. Esto debe ser algo continuado con el fin de que el mantenimiento sea esencial y no dejarlo en el tiempo, sino se acumulan las bacterias en este parte.

Así te contamos todo lo que puedes hacer por tu salud y que te garantizarán el bienestar de tu zona íntima durante más tiempo.

La ropa interior también afecta a tu salud íntima

Lo mejor que puedes hacer si te preocupa el bienestar de tu vagina es utilizar ropa interior blanca y de algodón 100%. Lo mejor, sin duda, será que uses braguitas de de algodón 100 % para evitar la irritación de las telas sintéticas que, a poder ser, no estén tintadas de forma artificial ni lleven accesorios que puedan molestarte.

Todo ello, te ayudarás a que el aire circule de manera libre en la vagina para prevenir posibles irritaciones de las tintas y, si evitas usar tangas, también estarás disminuyendo el riesgo de desarrollar infecciones por hongos, pues aunque suelen ser estéticos ¡a menudo pueden resultar demasiado invasivos para tu zona íntima!

Tu dieta también será vital para garantizar el bienestar de tu higiene interior

Llevar una dieta equilibrada y hacer deporte, sin duda son dos elementos que te permitirán tener un buen estado de salud en general, pero consumir distintos alimentos saludables puede mejorar tu higiene femenina aunque a primera vista no parezca que ambos campos estén relacionados.

Los alimentos procesados o con mucha azúcar pueden contribuir al desarrollo de infecciones y otros problemas de la flora vaginal, así que evitarlos es lo más inteligente que puedes hacer. Siempre que esté en tu mano ¡substitúyelos por grandes cantidades de frutas, vegetales, cereales integrales y proteínas magras!

Y si tienes dudas con respecto a tu peso (sea alto o bajo) y esas inseguridades también afectan a tu alimentación, acude a un profesional para que este pueda informarte de que es lo mejor que puedes hacer para cuidarte por dentro y sentirte mejor mientras garantizas la buena salud de todo tu organismo.

Y por último ¡no olvides ir al ginecólogo!

Que asiste a las consultas de control con tu ginecólogo es el punto más importante para asegurarte de que cuidas correctamente la salud de tu zona íntima, pues solo así se puede detectar cualquier tipo de infección a tiempo y solo así podrás obtener el tratamiento necesario que te ayude a evitar resultados negativos causados por ciertas infecciones ¡y es que por el descuido de no acudir al médico podrías sufrir, por ejemplo, infertilidad por una clamidia no detectada!

 

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias