EJEMPLO A SEGUIR

La ‘súper-mascarilla’ de Letizia para protegerse del coronavirus

La Reina recurre habitualmente a una mascarilla ‘marca España’ que asegura una protección superior frente a infecciones

Desde hace más u o menos un año, la vida no solo de los españoles, sino de la población mundial, ha experimentado un cambio radical a raíz del coronavirus. Al margen de los confinamientos a los que todos nos hemos visto abocados, los geles hidroalcohólicos y la mascarilla han pasado a ser parte de nuestro día a día. Higiénicas, FFP2, FFP3, con filtros o de tela, las protecciones faciales son parte de nuestra rutina y un accesorio que nos garantiza la seguridad frente a los contagios. Al igual que para el común de los ciudadanos, estos elementos de protección también han pasado a ser parte de la indumentaria de las diferentes familias reales, que lo han ido adaptando según sus necesidades. Mientras hay algunas reinas o princesas como Matilde de Bélgica, Máxima de Holanda o Kate Middleton que han combinado las mascarillas higiénicas con otras de tela, adaptando esta medida de protección a sus estilismos, la reina Letizia ha sido especialmente sobria en este asunto. La esposa de Felipe VI solo ha lucido mascarillas higiénicas o del tipo FFP2, pero últimamente se decanta por una clase en concreto y es por un motivo muy determinado.

Doña Letizia apuesta últimamente por este tipo de mascarillas / Gtres

Mientras que el rey Felipe todavía opta en ocasiones por mascarillas higiénicas, doña Letizia solo lleva mascarillas que podrían parecer FFP2 a simple vista, pero que en realidad son aún más resistentes al virus. De un tiempo a esta parte, la consorte se decanta por las mascarillas muy especiales. Se trata de las mascarillas elaboradas por la empresa Bioinicia por encargo del CSIC. De hecho, llevan las siglas de dicha institución a un lado y el escudo de España a otro. Estas mascarillas están elaboradas con unas nanofibras de los filtros PROVEIL, fruto de una investigación del equipo de José María Lagarón, del Instituto de Agroquímica y Técnica Alimentaria. El Investigador del CSIC y líder del grupo de investigadores que ha desarrollado junto a Bioinicia el filtro de nanofibras PROVEIL®, ha señalado como principales ventajas de este tipo de mascarillas que son más ligeras y evacúan mejor el calor, el CO2 y la humedad,  lo cuál desde un punto de vista de confortabilidad es importante.

Mascarilla Letizia
Aunque el Rey opte por mascarillas de otro tipo, la Reina siempre lleva estas mascarillas / Gtres 

En las mascarillas tradicionales el microespacio por el que pasa el aire, pero no el virus, es más grande que el poro que deja la tela de microfibras del CSIC. Por este motivo, en el virus se queda adherido a la mascarilla al atravesar el poro por el efecto electrostático que causa el material. Pasado un tiempo, cuando se emite humedad por la respiración se provoca que la mascarilla pierda esa carga electrostática, por lo que no atrapa los virus y se respiran. En el caso de las mascarillas quirúrgicas, se recomienda cambiarlas a las cuatro horas porque la humedad de la respiración le hace perder eficacia.  La ventaja del material de nanofibras frente al convencional es muy importante porque  la red de nanofibras es muy tupida y fina. Es como comparar una red de tenis con una mosquitera. Es lo que se llama filtración mecánica. Además llevan una sustancia viricida para combatir el virus.

Mascarilla Letizia
Doña Letizia apuesta por ellas en todas sus salidas / Gtres

Este tipo de mascarilla aumenta su durabilidad gracias a que se pueden desinfectar con pulverizaciones de disoluciones de alcohol a 70º y con inmersión en alcohol, algo que no puede hacerse con las mascarillas tradicionales. Por el momento, están disponibles a través de la web de Proveil y también en algunas farmacias. Desde el pasado mes de septiembre se han vendido más de dos millones de mascarillas por la web, pero están ya ampliando la producción con distintos fabricantes. Su precio es de 47,50€ el pack de 25 unidades.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias