EXCLUSIVA : LA PRESUNTA HIJA DEL EMÉRITO NO SE RINDE

Ingrid Sartiau, a por todas: Retoma los trámites para una nueva demanda de paternidad contra el rey Juan Carlos

Ingrid Sartiau
Ver Galería
El rey Juan Carlos e Ingrid Sartiau en un fotomontaje de LOOK

Ingrid Sartiau no se rinde. A pesar de que el Tribunal Supremo ha desestimado la demanda de paternidad que interpuso contra el rey Juan Carlos, ella no pierde la esperanza. “Tengo mucha paciencia, voy a seguir luchando y pienso volver pronto a España para retomar los trámites”, asegura la belga en conversación con LOOK.

Ingrid Sartiau y Thierry Morraye
Ingrid Sartiau y Thierry Morraye / Gtres

Sartiau presentó su  demanda hace ya más de dos años, y a pesar de que en un primer momento se admitía a trámite, dos meses después era desestimada. Ha sido una lucha larga e intensa, que aún no ha dado sus frutos: “Puse todas mis esperanzas en este proceso, alquilar un apartamento cerca de mis abogados, dejé mi trabajo, me divorcié por la presión y hasta perdí mi casa. Todo por intentar acercarme a mi padre”, confiesa desolada. Una batalla en la que ha estado acompañada por su ahora marido, Thierry Morraye, y por sus hijos. “Mis hijos me han estado ayudando, han puesto sus propiedades en juego, aún a sabiendas de que podían perderlo todo.” Aunque ha sido muy difícil, ella no se arrepiente y está dispuesta a empezar de nuevo, sean cuáles sean las consecuencias.  “Todo lo que he hecho lo he hecho por mi padre. Si pudiera echar marcha atrás, actuaría de la misma manera”, declara.

Ingrid Sartiau, a por todas: Retoma los trámites para una nueva demanda de paternidad contra el rey Juan Carlos
Ingrid Sartiau / Facebook

En 2015 el pleno de la Sala Civil del Supremo rechazaba la demanda  por 7 votos en contra y 3 a favor, aduciendo como argumento el aforamiento del monarca a pesar de que don Juan Carlos ya no se encontraba ejerciendo la Jefatura del Estado. Una decisión que acababa con las esperanzas de la belga y que además metía el ‘dedo en la llaga’ al estimar los juristas que la demanda incurría en contradicciones y era  “lisa, llanamente falsa, frívola y torticera“. Unos argumentos que resultan especialmente dolorosos para Ingrid: “Quiero que la gente sepa que no hay nada frívolo en lo que planteo  y que sean conscientes de que si me reconocieran, yo no pediría dinero, sino que cualquier herencia iría para el pueblo español.”

“Mi único deseo es ser reconocida, no es una cuestión de dinero, trabajo como todo el mundo, si hubiera algún tipo de herencia, esa tendría que ir para el pueblo español”

Pese a todo, ella se mantiene firme y lucha por cumplir su deseo. La hija de Lilian Satiau, con quien presuntamente el monarca mantuvo un romance en 1966, solo quiere una cosa: Poder conocer a quien ella considera su padre. No quiere dinero, ni fama ni apellido, y le asusta sobremanera pensar en el día en el que el Emérito fallezca: “No creo que ni siquiera me dejaran verle para poder despedirme”, confiesa desolada.

Ingrid Sartiau, a por todas: Retoma los trámites para una nueva demanda de paternidad contra el rey Juan Carlos
Ingrid Sartiau y Thierry Morraye / Facebook

“Todo lo que he hecho lo he hecho por mi padre. Si pudiera echar marcha atrás, actuaría de la misma manera”

La belga quiere dejar muy claro que no persigue el patrimonio del padre de Felipe VI, únicamente poder tener la opción de conocerle y pasar tiempo con él. LOOK le pregunta si aceptaría un encuentro clandestino con el Emérito, alejado del foco mediático, sin posibilidad de que se le diera el apellido ‘Borbón’ o derechos sobre la herencia, y ella responde que sí, sin ninguna duda. “Mi único deseo es ser reconocida, no es una cuestión de dinero. Trabajo como todo el mundo. Si hubiera algún tipo de herencia, esa tendría que ir para el pueblo español”, insiste.

Ingrid Sartiau, a por todas: Retoma los trámites para una nueva demanda de paternidad contra el rey Juan Carlos
Los reyes Juan Carlos y Felipe / Gtres

Aunque desde pequeña echó de menos la figura de un padre, Ingrid se muestra muy orgullosa de su madre, Lilian Sartiau, a quien, según ella, don Juan Carlos conoció en Francia a mediados de la década de los 50. “Mi madre se enfrentó a todo sola y se guardó este gran secreto durante mucho tiempo”, declara.

[Puedes leer: Ingrid Sartiau: “Tengo miedo de que un día reciba malas noticias y no pueda ni decirle adiós”]

Si hay algo que define a Ingrid es su constancia, su fortaleza y su perseverancia. Unas cualidades que han hecho que permanezca impasible a pesar de las adversidades. Al nuevo año, la belga le ha pedido que “le perdone sus errores” y se enfrenta al futuro con energías renovadas y esperanza para luchar por sus objetivos. ¿Se siente feliz? “Sí y no. Aunque me he vuelto a casar, aún tengo que llevar una pesada carga”, asegura.

Comentar

Últimas noticias