Último parte médico

Charlene de Mónaco, estable, tras su última intervención

Ver vídeo

Charlene de Mónaco ha sido intervenida de nuevo como consecuencia de la grave infección que padece en oídos, nariz y garganta desde el pasado mes de mayo. Una operación que ha durado alrededor de 4 horas y, que se ha realizado con anestesia general, tal y como informan fuentes oficiales. Tras pasar por la mesa de operaciones para poner fin a la dolencia que la mantiene alejada del Principado, el Príncipe Alberto ha revelado cómo se encuentra su mujer a través de un comunicado. «La operación ha salido bien. La Princesa Charlene está descansando y nuestros pensamientos están con ella», reza el escrito difundido por el Palacio Principesco.

Charlene de Mónaco en una imagen de archivo./Gtres
Charlene de Mónaco en una imagen de archivo./Gtres

Por este motivo, la Princesa sigue en Sudáfrica hasta que se recupere, ya que tal y como reveló al canal sudafricano ‘News24’ hace unas semanas, los doctores la han recomendado permanecer en su país natal debido a que la presión de los oídos no se igualaría por lo que no podría soportar un vuelo por encima de los 20.000 pies de altura. En dicha entrevista, contó también el origen de la enfermedad con la que lleva luchando tres meses. Debido a una intervención en la boca en la que le elevaron el seno maxilar contrajo una complicada infección que comenzó con un fortísimo dolor de oídos. La esposa de Alberto de Mónaco también habló de su proceso de recuperación con Mandy Wiener en Sudáfrica Radio 702, emisora en la que ha comentado que se encuentra “bien”.

Charlene y el príncipe Alberto de Mónaco en una imagen de archivo./Gtres
Charlene y el príncipe Alberto de Mónaco en una imagen de archivo./Gtres

Por el momento, Charlene deberá seguir las indicaciones de los doctores par poder poner fin a este infierno que está viviendo. Sin embargo, tendrá una dosis de energía positiva, pues tal y como han comunicado fuentes oficiales, sus hijos y su esposo “se unirán a ella durante su periodo de recuperación”. Pese a que lleva meses sin poder abrazar a su familia, lo cierto es que ha mantenido el contacto con ellos vía telefónica y a través de emotivas video llamadas. Si todo marcha bien y la recuperación es óptima, Charlene de Mónaco podrá regresar a su hogar en el mes de octubre. “Se necesita tiempo para abordar el problema que estoy teniendo. No puedo forzar la curación, así que estaré en Sudáfrica hasta el próximo otoño”, indicaron.

Charlene y el príncipe Alberto de Mónaco en una imagen de archivo./Gtres
Charlene y el príncipe Alberto de Mónaco en una imagen de archivo./Gtres

Este contratiempo ha supuesto un giro inesperado en la agenda de la Princesa y ha sido una de las ausencias más sonadas de la temporada estival en algunos eventos a los que sí han podido asistir otros miembros de la Familia Real de Mónaco. Es por eso por lo que no pudo presenciar el tradicional concierto de la Cruz Roja en Mónaco o, la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio, ceremonia en la que sí estuvo presente su marido, el Príncipe Alberto.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias