HABLAMOS CON UN EXPERTO

Nueva bomba en Bélgica: las consecuencias del cambio de rumbo de la princesa Delphine

Ver vídeo

La princesa Delphine da un nuevo golpe de efecto. La recientemente reconocida hija del Rey Alberto va a protagonizar un documental de su visa en tres episodios que podrá verse a partir del próximo 12 de enero en la cadena VRT: Delphine, mi historia.  Un programa en el que la hermana del Rey Felipe va a mostrar imágenes de su vida que no han visto la luz en público hasta ahora y contar detalles desconocidos para la mayor parte de la población.

Un nuevo paso para la también artista que, poco después de ser legítimamente reconocida por parte del monarca -tras un arduo y largo proceso que ha durado varios años-, parece estar dispuesta a dejar atrás el ‘perfil bajo’ que tenía la intención de mantener en un principio. A pesar de que apenas se la ha visto en compañía de miembros de la familia real y de que no tiene ningún tipo de papel institucional, el nuevo estatus de Delphine le ha permitido convertirse en un personaje público y alcanzar cierta relevancia para apoyar algunas causas.

Princesa Delphine
Delphine en una rueda de prensa / Gtres

La hermana del Rey Felipe ha sido una de las concursantes en la versión belga del programa Danse avec les stars. Un espacio al que se incorporaba poco después de superar el coronavirus y sobre el que ella misma hablaba en una entrevista a Sudinfo:  “es algo que he pensado mucho, porque me aterroriza estar en televisión”. Una decisión meditada que se debe a su deseo de colaborar con la asociación Make a wish, que busca ayudar a niños enfermos o con dificultades: “tenía muchas ganas de apoyar el excelente trabajo de la fundación. Ellos celebran la vida tratando de liberar los poderes de curación, la esperanza y el amor”, dijo entonces.

Sin embargo, según pudo confirmar este digital, su participación en el programa no contaba con el beneplácito del Rey. Look ha hablado con Wim Dehandschutter uno de los mayores especialistas en la familia real belga, para aportar luz sobre esta nueva faceta en la vida de la Princesa.

“Según VTR, Delphine va a contar su propia historia por primera vez”, comenta el periodista. “Ella va a hablar exclusivamente sobre todas las fases de su vida y pone a disposición su propio archivo fotográfico y álbumes familiares. Su pareja, su madre, amigos, pero también personal del Palacio, abogados, etc. hablarán sobre este tema”, sentencia.

Princesa Delphine
Delphine en una imagen de archivo / Gtres

El experto concluye que en la Casa Real no están contentos con la actitud que ha tomado Delphine, algo que ya comenzó a raíz de su participación en el programa de baile: “tras su reconocimiento como hija de Alberto, dio una rueda de prensa … pero pocos días después, fue invitada por el Rey Felipe a su casa. El monarca quería conocerla mejor, pero también era una maniobra inteligente establecer una relación directa con ella, para hacerle sentir que tenía que mantener un perfil bajo”, explica. Algo que, según ella misma ha declarado en varias ocasiones, era su deseo, pero que, en parte, se contradice con sus acciones: “se rumorea que usa mensajes ocultos en sus coreografías. Uno de los bailes lo terminó en una cabina telefónica. Se dice que se refería a la famosa conversación telefónica con su padre, el Rey Alberto, a principios de la década de 2000. Llamó al Rey  (porque estaba preocupada por su madre, su examante) y él reaccionó furioso: «no eres mi hija». Este fue el último contacto entre Delphine y Alberto, hasta su reconocimiento, más o menos veinte años después”, comenta Wim Dehandschutter.

El experto se muestra sorprendido por esta nueva actitud por parte de la Princesa, ya que puede perjudicar su relación con la familia, que tampoco ha llegado a un punto de equilibrio: “más de un año después de la entrada de Delphine en la familia real, ambas partes deben llegar a la conclusión de que las cosas no han salido como esperaban. El rey Felipe ya tenía una suerte de ‘oveja negra’ en su propia familia con el príncipe Laurent, pero ahora experimenta que la princesa Delphine ocasionalmente también le dará algún quebradero de cabeza. Delphine, por su parte, tendrá la sensación de que no hay nada de malo en su participación en el programa de baile (y ahora en el documental de televisión). Si no coinciden con las expectativas que tienen el uno del otro, podría causar tensiones en el futuro, me asegura una fuente bien informada”, recalca el experto.

A pesar de que Delphine no fue invitada a las celebraciones del Día del Rey en noviembre, sí que estuvo en el Día Nacional en julio, donde llamó la atención con su vestido reivindicativo. Un look en tejido de inspiración africana de Erratum Fashion, que declara en su web que apuesta por una revisión de la relación que ha existido históricamente entre Bélgica y el continente. Un detalle que remite directamente al hecho de que el pasado año el propio Rey Felipe tuvo que pedir perdón por los crímenes cometidos en el Congo durante el reinado de su antepasado Lepoldo II. Esto además tiene un doble significado, directamente relacionado con el Rey Alberto -su error del pasado-, ya que no aceptó que Delphine era su hija hasta que el Tribunal no le dejó otro remedio. Al margen de esto y de la actitud de Delphine en los últimos meses, Dehandschutter cree que sí es posible que el Rey vuelva a invitarla el próximo año. Otra cosa es lo que ella decida hacer.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias