Se va

La vida que deja Zidane en Madrid más allá del fútbol

El técnico francés hace oficial su salida del Real Madrid. La capital siempre estará en su corazón y de ella guardará para siempre recuerdos imborrables.

Ver vídeo

Zinedine Zidane se va del Real Madrid. La decisión está tomada desde hace semanas y este 27 de mayo se ha hecho oficial.

Son muchos los motivos que empujan al técnico francés a decir adiós al club blanco, especialmente la de no haber ganado ningún título este año y las feroces críticas que ha recibido incluso de su propia afición. Es la segunda vez que renuncia al cargo con contrato en vigor. Con su marcha, el entrenador deja la ciudad que más feliz le ha hecho desde sus tiempos como futbolista. Ahí echó raíces y ahí ha formado una familia, la misma que le acompañará en su nueva aventura.

Dentro de la misma se encuentra Véronique Fernández. La esposa de Zidane no es solo su gran amor sino que también es su consejera, madre de sus hijos y bastión de apoyo. Su historia dio sus primeros pasos hace casi 30 años. Él tenía 19 años y era un jugador que despuntaba por su calidad en la Juventus de Turín. Ella 17. Fue amor a primera vista. Contrajeron matrimonio en 1994, en una ceremonia civil celebrada en Burdeos. La pareja se había conocido en 1989 en una discoteca de París y, tal y como aseguró una prima de Véronique en 2001, fue todo un flechazo: «Nada más verla, él dijo que tenía delante al amor de su vida. Y así hasta hoy».

Zidane y Veronique, en sus primeros años / Gtres
Zidane y Veronique, en sus primeros años en Madrid / Gtres

De su unión nacieron cuatro hijos: Enzo, Luca, Theo y Elyaz. Todos ellos sacaron los genes deportistas de su padre. También han sacado la belleza de sus padres y otro denominador común es que han formado parte en algún momento de la cantera del Real Madrid. Algo que no es baladí ya que muestra la simbiosis que Zidane ha tenido siempre con el conjunto de Concha Espina. Sin lugar a dudas, su otro gran amor.

Zidane y Veronique / Gtres

La decisión de irse de la capital la lleva masticando muchos meses y no ha sido nada fácil, según comenta su entorno. En Madrid tenía una vida completamente asentada, tranquila y gozaba de éxito. Nunca le han gustado las estridencias y su tiempo libre se lo dedicaba a los suyos. La parte negativa es el terrible desgaste que sufre el inquilino del banquillo de un club tan exigente. Zidane y Véronique han vivido durante mucho tiempo en una espectacular casa situada en el barrio La Piovera, en la zona de Conde de Orgaz. Una vivienda de 421 metros cuadrados en una parcela de más de 1500 metros, pista de tenis, piscina y garaje privado.

El hogar de los Zidane pertenece al distrito de Hortaleza, lejos de la exclusividad de La Finca de Pozuelo de Alarcón o La Moraleja, donde residen otros entrenadores y futbolistas. El ya extécnico del Madrid tiene raíces humildes y nunca ha perdido ese prisma. Se lo ha inculcado a sus hijos, cuya educación y bienestar ha sido una de las mayores preocupaciones de sus padres. De hecho residían muy cerca del colegio de los pequeños.

Zidane y su familia, en Ibiza / Gtres
Zidane y su familia, en Ibiza / Gtres

La otra gran pasión de Zidane en España es Ibiza. Las playas de la isla pitiusa acogen cada verano al francés y su familia. Allí también cuenta con dos casas que están hipotecadas. Dos pisos de más de 300 metros cuadrados ubicados en la Bahía de Talamanca. De ellas podrá seguir disfrutando allá donde vaya, lo mismo que de Madrid, la ciudad que le vio crecer, con permiso de su Marsella natal. Se va una leyenda.

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias