NUEVO TRABAJO

Los tres momentazos de Tamara Falcó en su debut en ‘El Hormiguero’

Tamara Falcó es el fichaje estrella de la nueva temporada de 'El Hormiguero' y, antes de ejercer como colaboradora, la hija de Isabel Preysler ocupó la silla del invitado y dio su entrevista más personal.

La noche de el lunes ‘El Hormiguero’ comenzó su temporada número 15 y tras anunciar a bombo y platillo que Tamara Falcó se incorporaba a sus filas como colaboradora estrella, también le dieron el privilegio de ser la primera invitada del curso que arranca. Así, tras un potente discurso de Pablo Motos en el que no dudó en hablar de la situación política actual, la hija de Isabel Preysler entró al plató en el que demostró desenvolverse a las mil maravillas, hablando sin tapujos de cuando engordó 20 kilos, de su momento más épico en ‘MasterChef Celebrity’ o de lo importante que ha sido para ella recibir el título de marquesa de Griñón.

El aterrizaje de Falcó en televisión llegó de la mano del talent culinario del que finalmente se alzó ganadora pero si hubo un gran momento de la aristócrata entre las cámaras y los fogones ese fue cuando tuvo que quitarle la piel a un conejo antes de cocinarlo. Un momento que supuso un mal rato para muchos de sus compañeros de edición y que ella resolvió con una naturalidad pasmosa para asombro de toda la audiencia. Para Tamara, que el público la viera ‘pelando conejos’ fue algo que le vino muy bien y, cuando Pablo Motos le recordó que es que ella tiene una imagen pública de niña pija, Falcó desató las carcajadas al contestar: «no descarto ser pija, pero pelo conejos». 

La muerte del marqués de Griñón en pleno pico de la crisis del coronavirus convirtió a Tamara en una de las trágicas protagonistas del mes de marzo, pero la nueva compañera de trabajo de ‘Trancas y Barrancas’ no dudó en recordar con mucho cariño a su padre y hablar de lo que es para ella haber heredado el título por el que Carlos Falcó era popularmente conocido. Sobre ser la nueva marquesa de Griñón, Tamara recordó que «todavía no es seguro. Lo tiene que ratificar el rey”. Pero ¿qué pasa con las responsabilidades que conlleva? “Mi padre lo describía como una encina milenaria que te llega y tienes que llevar el nombre bien. Es un proceso muy largo y no sé nada, nunca he sido marquesa”.

Además, la naturalidad de la invitada y la complicidad que demostró tener con el presentador hizo que abordaran el episodio en el que, hace casi cuatro años, Tamara engordó 20 kilos. Restándole importancia al asunto, Falcó confesó que su madre le metía caña, diciéndole que no se le veían los ojos al sonreír, pero también se puso seria para confesar que fue un momento de muchísimo estrés emocional en el que se pasaba el día entero «comiendo filetes y tortilla de patata».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias