En familia

Todos los detalles de la comunión de la hija de Enrique Ponce y Paloma Cuevas

Ver vídeo

Por fin llegó el día tan esperado para Enrique Ponce y Paloma Cuevas. Pese a que han tomado caminos separados tras su divorcio, tuvieron que reencontrarse en un evento familiar en el que la gran protagonista fue su hija Bianca. El sábado 11 de septiembre se celebró la comunión de la pequeña, que desafortunadamente tuvo que ir siendo aplazada con motivo del coronavirus.

La celebración fue en la finca La Centrina -situada en Jaén-, propiedad del torero que, recientemente ha sido puesta a la venta. Paloma Cuevas se trasladó hace unos días para que la gran cita saliera a la perfección y no le faltara ningún tipo de detalle.

Enrique Ponce y Paloma Cuevas junto a su hija en una imagen de archivo./Gtres
Enrique Ponce y Paloma Cuevas junto a su hija en una imagen de archivo./Gtres

El festejo se realizó con menos personas de las previstas por razones estrictamente sanitarias. Tampoco hubo capea, pero sí pudieron amenizar la velada con los ‘hits’ del momento una banda y un DJ. De hecho, Ponce cantó con ellos, tal y como viene siendo habitual en este tipo de eventos. Desde boleros a rancheras, género que más le apasiona, tal y como ha adelantado ‘Vanitatis’. Sir ir más lejos, antes de desatarse la pandemia mundial tenía previsto editar un disto y cantar una canción a dúo con Julio Iglesias.

Paloma Cuevas y Enrique Ponce en una imagen de archivo./Gtres
Paloma Cuevas y Enrique Ponce en una imagen de archivo./Gtres

Para este día tan especial, la niña se enfundó en un diseño de Rosa Clará en colaboración con Paloma Cuevas. Llevó el pelo suelto con un adorno de flores y una cadena con la medalla de la Virgen. Por otro lado, su progenitora, optó por un vestido en color turquesa. En cuanto a la decoración del evento, se colocó un altar vestido con un capote de paseo bordado con la Virgen de Guadalupe, una imagen de la Inmaculada y presidiendo Jesús Caído. Por otro lado, también hubo adornos florales blancos repartidos por toda la finca.

Cuando terminó la ceremonia religiosa, tanto la pequeña como el resto de los invitados se trasladaron a la zona de la piscina, donde había mesas separadas -manteniendo así la distancia de seguridad-, donde pudieron disfrutar del cóctel. Después se sirvió la cena, que consistió en foie, pescado con verduras y la tarta de cumpleaños de Paloma Cuevas, que precisamente ese día soplaba 49 velas.

Entre los asistentes se encontraban Nieves Álvarez, Gema Ruiz, Fiona Ferrer, Remedios Cervantes, Marian Camino, Naty Abascal, Margarita Vargas y Luis Alfonso de Borbón, entre otros.

La ausencia de Ana Soria

Quien no ha acudido a la celebración ha sido Ana Soria, actual pareja de Enrique Ponce. El objetivo de esta decisión ha sido el de evitar la polémica y que la protagonista de la jornara disfrutara de su día en todo su esplendor. En la actualidad, la futura abogada vive junto al torero en une exclusivo ático en Almería.

Enrique Ponce y Ana Soria en una imagen de archivo./Gtres
Enrique Ponce y Ana Soria en una imagen de archivo./Gtres

Tanto Enrique como Ana, que siempre están en el ojo del huracán, optaron por eliminarse sus respectivas cuentas de Instagram para vivir una vida en pareja de lo más discreta.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias