PREOCUPACIÓN

Sara Carbonero, ingresada en el hospital por una recaída

Iker Casillas está junto a su mujer en todo momento y solo se separa de ella para estar con sus dos hijos pequeños

  • LOOK

Momentos complicados para la familia Casillas Carbonero. Tal y como publicó ABC en su versión digital en la noche del martes, Sara Carbonero ha tenido que volver a ser ingresada en el hospital por una recaída en su enfermedad. Según la citada publicación, la periodista permanece desde el pasado viernes en la Clínica Universidad de Navarra, donde la propia madre de Sara, Iker Casillas y su amiga Isabel Jiménez se han organizado para no dejarla sola.

Sara Carbonero tuvo que ser intervenida por un inesperado contratiempo y, desde entonces sigue en el hospital. La revista Semana, que lleva la noticia en su portada de este miércoles, asegura que el gesto de preocupación con el que Iker Casillas va y viene del centro médico en el que está su mujer es más que llamativo, pero lo cierto es que la pareja se ha preocupado que mostrar normalidad a través de sus redes sociales, donde ambos han hecho publicaciones durante estos días que para nada podían hacer pensar en un suceso así.

Fue en mayo de 2019 cuando se supo que Sara había tenido que ser intervenida por un tumor maligno en el ovario. La periodista estuvo semanas ingresada en la Clínica Ruber de Madrid y tras poder salir de ahí comenzó un tratamiento contra el cáncer del que apenas ha dado detalles. Carbonero se enfrenta, por tanto, a una situación conocida y cuenta de nuevo con los mismos apoyos que le ayudaron a salir adelante en el 2021. La pandemia de coronavirus es, sin duda, el gran inconveniente actual, ya que puede limitar los tiempos de la compañía de Sara Carbonero durante su ingreso.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero)

Cuando hace dos años se conoció la noticia fue la propia Sara la que confirmó lo que le ocurría: “Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente. Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico. Aprovecho para pedir desde aquí a mis compañeros periodistas el respeto y la comprensión con los que siempre me habéis tratado, especialmente en estos momentos tan difíciles y delicados para mí y mi familia”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero)

Siempre discreta, apenas ha hablado de su enfermedad ni de su paso por el hospital. Fue en el último cumpleaños de su amiga, socia, compañera y comadre Isabel Jiménez, cuando Carbonero publicó por primera vez una foto de su paso por el hospital con un precioso texto en el que dejaba constancia de lo importante que estaba siendo la presentadora para ella en la que sin duda fue y aún sigue siendo la etapa más complicada de su vida. “Parafraseando a una gran amiga portuguesa, yo siempre pensé que tenía una hermana hasta que 25 años después conocí a la segunda. A lo largo de nuestros casi 10 años de amistad nos hemos ido haciendo muchas y diversas fotos. Fotos en los eventos y saraos que pisábamos, fotos en la sala de maquillaje de la tele, en el comedor, en el plató, en nuestras cenas, fotos para revistas, para @slowloveoficial , fotos en nuestros viajes de vacaciones, en mi pueblo, en Almería, fotos con los niños, por las calles de Oporto… lo que no teníamos era ninguna en el hospital. Y mira por dónde este último año nos hemos hecho unas cuantas. Por eso esta vez me apetecía felicitarte sin maquillaje ni glamour y rescatar esta foto que tenía guardada para recordar algunas de nuestras batallas, donde no me has soltado la mano ni un solo segundo. Cuando cambiamos los vestidos por las batas de hospital y nos echábamos la siesta apretujadas en la cama. Cuando pedíamos comida mexicana a domicilio a la habitación y poníamos el altavoz con nuestras canciones favoritas para bailar en la terraza. Tus preguntas y conversaciones con los médicos, tus noticias para mí. Nuestras risas, porque sí, nos hemos reído muchísimo. Tus notas, tus flores, tu sonrisa a todas horas. Ojalá nunca hubiéramos tenido que probar de esta manera nuestra amistad pero ahora sabemos que es indestructible, a prueba de golpes, cicatrices y cremas de verduras sin sal. Feliz cumpleaños, comadre. #cumpleañosfeliz #14defebrero #lafamiliaqueunoelige #vamospreparandoviaje #slowlife

Lo último en Actualidad

Últimas noticias