Llamada a 'Sálvame'

Irene Rosales descuelga el teléfono para salir en defensa de su marido

Kiko Rivera e Irene Rosales/Gtres
Kiko Rivera e Irene Rosales/Gtres

No hay día que Kiko Rivera no acapare titulares, ya sea por la reconciliación con su madre, Isabel Pantoja, o la nueva guerra que libra con su hermana y su prima, a quienes ha hecho la cruz. Varios problemas a los que ahora se suman los rumores de una nueva infidelidad después de que se le haya visto en compañía de unos amigos y una chica en actitud cariñosa.

Irene Rosales
Irene Rosales ha llamado a ‘Sálvame’ para desmentir los rumores de crisis con Kiko / Telecinco

Y si Kiko Rivera ha respondido a esa insinuación a través de su redes sociales, su mujer Irene Rosales ha optado por descolgar el teléfono. Este jueves la sevillana, que el pasado 11 de julio decidió dejar la televisión, ha llamado en directo a Sálvame para dejar claro que en su matrimonio todo está en orden. «Con mi marido está todo perfecto. No tengo ningún problema con él», ha asegurado a Carlota Corredera.

Ha afirmado de manera tajante que las imágenes que han visto la luz y las informaciones de presuntos testigos son «absurdas», y no dudará en tomar acciones legales contra aquellos que hagan declaraciones de ese tipo. Es más, ha dicho que iba a hablar de manera inmediata con sus abogados. Esta defensa no significa que Irene sea ajena a los errores de pasado de Kiko, «entiendo que mi marido puede haber cometido muchos fallos pero todo tiene un límite», ha dicho al respecto, pero en esta ocasión ha marcado el límite ya que según ella lo que se está contando no es cierto.

Irene Rosales, Carlota COrredera
La sevillana se ha mostrado muy segura hacia su marido / Telecinco

Con estas palabras Rosales ha dejado muy claro que tiene una confianza absoluta en el padre de sus hijas. «Si estoy con mi marido es que estoy segura al cien por cien. Si no, no estaría con él. (…) No porque uno mate un gato se le puede llamar matagatos». Y al igual que Kiko, la colaboradora también ha explicado que ambos conocen a la chica y que no hay nada fuera de lo normal. «Solo ha hecho que ir a un hotel a cenar, se ha tomado una copa, donde había una reunión y había una chica. No pasa nada si hay una chica sentada a su lado. La conozco, es la novia del dueño, he quedado mil veces con ellos este verano. Si yo no le doy importancia, no creo que haya que sacar las cosas de contexto».

Tan segura está de Kiko que no ha visto la necesidad de llamarle para pedirle explicaciones a raíz de esta polémica. «Yo sé que él y yo tenemos una buena comunicación. ¿Por qué tiene que dar explicaciones cuando ha estado trabajando? ¿Qué problema hay? Se ha ido una semana a componer y como la villa pertenece al hotel, se están yendo al hotel. Y le apetece una copa y no hay más problema», ha sentenciado.


La peor parte no es que Kiko Rivera siga acaparando titulares, sino que sus hijas son cada vez son más mayores y se enteran de las cosas. «El daño no me lo hacéis a mí», ha afirmado Irene Tajante, «lo único que pasa es que es una cosa, luego otra, otra… Mis hijas tiene que seguir escuchando esto cuando mi marido no ha hecho absolutamente nada».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias