La fría barrera que separa a Rocío Carrasco de su hija: “no es el momento”

Rocío Carrasco no se ha dejado ninguna respuesta en el tintero este miércoles, tampoco las relativas a su hija Rocío Flores y a la agresión que sufrió por su parte en el año 2012.

Ver vídeo

Apenas habían pasado unos minutos del comienzo de la esperada entrevista de Rocío Carrasco cuando la conversación se enfocaba en su hija, Rocío Flores, que en estos últimos días ha roto su silencio en varias ocasiones para hablar de su madre. La intervención más contundente tuvo lugar el pasado viernes en ‘El programa de Ana Rosa’, en el que la joven es colaboradora y desde el que mandó un desgarrador mensaje a su madre. «Mamá, a tus hijos no te los ha arrancado nadie. Tus hijos están aquí. Tu hija y tu hijo. Levanta el teléfono. Llámanos. Habla con nosotros, siéntate con nosotros. De verdad, dejemos a un lado todo esto», decía la joven en aquel momento, afirmando que había llamado a su madre en varias ocasiones y que esta no le había cogido el teléfono.

Rocío Flores
Rocío Flores ha narrado la agresión que sufrió por parte de su hija / Telecinco

Unas palabras que conmovieron no solo a los que se encontraban sentados a su lado, también a todos los que la escucharon desde casa. Sin embargo, las horas se sucedieron y, como explicaba ella misma días después, esa llamada no se produjo. El por qué de este silencio lo ha desvelado la propia Carrasco esta noche de miércoles, en la que ha hablado largo y tendido sobre su hija. «Ni estoy preparada ni creo que ella esté preparada. Creo que no es ni el lugar ni el momento», ha dicho la hija de ‘La más grande’ sobre el motivo por el que no ha descolgado el teléfono. Hay que recordar que madre e hija llevan nueve años sin hablarse, un largo tiempo en el que han pasado muchas cosas. Pese a esto, Rocío Carrasco ha contado en directo que no ha perdido la fe en recuperar el contacto, aunque sea en un tiempo. «A mí no me gustaría perder esa esperanza», ha reconocido.

Esta decisión, la de no descolgar el teléfono a su niña, a la que tiene guardada en la agenda como ‘Ro’,  que no ha tomado a la ligera, «cuando digo que no estoy preparada es porque tengo un equipo de profesionales que me aconseja que no lo haga porque volvería a la casilla de salida y yo no lo hago», ha dicho. Un momento que, sin embargo, le gustaría que llegara y para el cual a día de hoy se está «preparando con terapia y con fármacos». Durante la entrevista, también ha salido a coalición aquella polémica frase de «aquí no llames más, ya no soy tu madre», que ha desmentido de manera rotunda haber pronunciado.

El momento que lo cambió todo

Rocío Carrasco no se ha dejado nada en el tintero y también ha hablado sobre la agresión que sufrió por parte de su hija el 27 de julio de 2012, el último día en el que se ven las caras. «Ese día pasa que Rocío me agrede y yo termino en un hospital», ha comenzado diciendo, muy emocionada, sobre un capítulo que ahora se ha animado a relatar porque «es algo que se sabe, se ha sabido públicamente». A pesar de todo, ha querido dejar clara una cosa, que seguirá protegiendo a su niña, «ni la denuncié ni denunciaría nunca a mi hija porque ella es una víctima también de su padre y porque es lo más maravilloso que me ha pasado en la vida”, ha afirmado. “Todavía hoy es lo más maravilloso, con todo. Nunca la denunciaría por esas dos cosas, por protegerla».

Rocío Carrasco
«Ella es una víctima también de su padre», ha dicho / Telecinco

Una paliza que terminó cuando ella, según ha contado, cae al suelo y pierde la conciencia. Fue entonces cuando su hija, asustada, se marchó de la casa y se montó en un coche con chófer que ella tenía para que la llevara a la escuela. Desde ahí, tal y como desveló el trabajador en un juicio posterior, Rocío llamó a su padre para decirle: «papá, ya está hecho». Mientras narra este episodio, Rocío Carrasco no puede evitar romper a llorar, recordando que su hija se marchó entonces al colegio y desde ahí, a denunciarla por malos tratos mientras ella permanecía en el hospital.

“Yo sé que mi hija no es eso y en lo que la han convertido”, ha seguido la hija de la Jurado, que ha realizado una dura confesión al asegurar que tras la agresión su hija «jamás» se preocupó por cómo se encontraba. Sin embargo, la culpa no quiere que recaiga sobre sus hombros, sino sobre los del padre de la pequeña. «Estoy contando este episodio de mi vida tan terrorófico y tan horroroso, porque sin él yo no puedo contar la magnitud del monstruo que es su padre, porque este episodio es su obra maestra para terminar de matarme, entre comillas. Bueno, entre comillas no», ha querido especificar la empresaria.

Rocío Carrasco
«Este episodio es su obra maestra para terminar de matarme, entre comillas. Bueno, entre comillas no», ha dicho refiriéndose a su exmarido / Gtres

Un suceso que marcó para siempre las vidas de ambas, pero pese al cual sigue querido a su hija. «Ese vínculo está invisible en este momento, pero sigue. Ese vínculo no me lo va a quitar nadie”, ha dicho sin poder evitar las lágrimas, demostrando que sigue queriendo a su pequeña, pese a que a día de hoy no pueda tampoco verla en televisión porque «no me hace bien ver que esa niña no existe ya», ha desvelado. Rocío Carrasco se refería a su hija de pequeña, a la que ella conoció, cuyas imágenes en ese momento se estaban mostrando en plató y con la que compartió tan buenos ratos.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias