Alteración de la figura

Paula Echevarría muestra sus secuelas postparto: «¿Qué hacemos ahora con esto?»

Paula Echevarría en un photocall / Gtres
Paula Echevarría en un photocall / Gtres

Poco le importan las habladurías a Paula Echevarría. La actriz presume de estar viviendo uno de los momentos más plenos de su vida a raíz del nacimiento de su hijo Miguel durante el pasado mes de abril, fruto de su relación con Miguel Torres. Pero todo parto tiene su parte “negativa”, y en este caso son las secuelas físicas que le quedaron a la intérprete a raíz de dar a luz.

Lejos de hacer un “drama” de estos cambios en su cuerpo, Paula optó por poner solución con una rutina deportiva en la que lleva volcada prácticamente desde que nació su segundo hijo. Un proceso que además de estético es principalmente beneficioso para la salud, que es el ámbito que al fin y al cabo más le importa a la ex de David Bustamante. Por ello, ha querido dar la mayor naturalidad a estos “efectos” postembarazo al mostrar sin reparo cómo está su barriga en un vídeo que ha compartido con sus tres millones y medio de seguidores en Instagram.

Paula Echevarría en un storie / Instagram
Paula Echevarría en un storie / Instagram

En este corto, la intérprete de Ana Ribera en Velvet se grababa momentos previos a dar comienzo a su entreno matutino, ataviada con un conjunto de lo más sporty que dejaba entrever su tripa, la cual ha agarrado dejando entrever que su objetivo de cara a los próximos meses era tonificarla: “¿Qué hacemos con esto? ¿Un bolso? Ocho meses postparto”, escribía para dar pie a que sus fans le aconsejaran sobre cómo ejercitar su vientre. Además, ha añadido a su storie un gif del muñeco de Michelín, característico por su color blanco y su aspecto robusto.

No obstante, cabe destacar que esta no es la primera vez que Paula Echevarría se queda embarazada. Hace 13 años, la actriz se quedaba embarazada de su primera hija, Daniela. Un momento de lo más emotivo que además le ayudó a coger experiencia de cara a futuros embarazos, como ha ocurrido en el último año. Para evitar que su figura se modificara de manera no deseada, la influencer pasó los nueve meses de gestación siguiendo a rajatabla una alimentación saludable y una serie de ejercicios deportivos adaptados a sus circunstancias. Una rutina que tuvo que abandonar cuando llegó el momento de parir y que tan solo días posteriores retomó para recuperar su estado físico preparto cuanto antes.

Llevar a cabo estos ejercicios día tras día es más fácil para la novia de Miguel Torres al tener el gimnasio en casa. La de Candás ha compartido en más de una ocasión sus rutinas a través de sus redes sociales, en las que destacan las actividades de cardio y de fuerza para volver a tonificar las pieles que se han “despegado” más a consecuencia del embarazo. Pero lo cierto es que esto no es tarea fácil y que requiere constancia, paciencia y mucho tiempo. Entre tanto, Paula ha aprovechado su tiempo libre para aficionarse a algunos hobbies como la maderoterapia, que está basada en un método de masajes realizados con instrumentos de madera a raíz de los cuales se consiguen efectos anticelulíticos, reductores y tonificantes.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias