Crisis en su matrimonio

Olga Moreno cumple 45 años con su felicidad en jaque

Sopla las velas en plena polémica tras la aparición de las supuestas amantes de Antonio David

Un año más el cumpleaños de Olga Moreno no es precisamente feliz. Si ya el año pasado la empresaria soplaba 44 velas en un momento muy difícil debido a los problemas judiciales de Antonio David Flores, esta vez su marido vuelve a ser ‘la china en el zapato’ que le impide disfrutar de un día tan especial para ella. En el año 2019 Olga soplaba las velas con la sombra de la demanda que Rocío Carrasco interpuso a su exmarido por supuestos malos tratos durante 18 años. Este año ha sido la aparición de varias mujeres admitiendo haber tenido una relación con el tertuliano hace una década, han terminado por hacer mella en su relación, como confirmaba el propio Antonio David hace dos semanas.

Olga Moreno
Un año más Olga Moreno no puede celebrar su onomástica en calma y feliz /Gtres

Y aunque existe una crisis en la pareja, los dos siguen muy enamorados, se quieren y no quieren tirar por la borda su matrimonio. Llevan juntos dos décadas y han pasado por encima de las numerosas demandas de Rocío Carrasco, de las críticas, los embargos y demás problemas legales. Sus pilares son sólidos, como así admitía la pareja recientemente. Pero los testimonios de estas chicas, polígrafos de por medio incluidos, han terminado por dejar tocada su relación. A pesar de sus intentos por explicar que no eran más que “oportunistas” que no tenían nada que hacer, lo cierto es que la actitud de Olga mostraba todo lo contrario. Triste, cabizbaja y más delgada, la sevillana ha escuchado a su marido, pero algo se ha roto entre ellos. “Ya no hay risas”, admitía Antonio David al confirmar el distanciamiento con su mujer.

Olga Moreno, Antonio David Flores
«Ya no hay risas», ha reconocido Antonio David admitiendo que su pareja pasa por una crisis/Gtres

Aunque han intentado capear el temporal, Rocío Flores volvía a hacer gala de su carácter y salía en defensa de quien ella considera que es su segunda madre. Y lo hacía en directo en ‘Sálvame’, dejando atónito a su padre que, al verla enfadada y sacando las uñas por los suyos, salía del plató con la intención -o al menos eso parecía- de abandonar la televisión. Una idea que le ha estado rondando la cabeza, pero que finalmente no va a llevar a cabo. Antonio David está feliz en esta nueva etapa televisiva como colaborador del programa insignia de Mediaset, y tiene asumido qué implica tener su silla allí. Él sigue defendiendo su relación con su mujer y negando la mayor, a pesar de que siguen apareciendo nuevas supuestas amantes que quieren contar cómo fue su relación con el malagueño.

Rocío Flores, Antonio David Flores
Rocío Flores ha sido la última en defender el matrimonio de su padre con Olga/Mediaset

La última en aparecer, una camarera que trabajaba en el bar que montó en Sevilla en el año 2003 y que descubría este fin de semana el programa ‘Socialité’. Según sus informaciones, esta joven habría estado con Antonio David en más de una ocasión y su mujer habría coincidido con ella en más de una ocasión. Olga Moreno sopla 45 velas en un momento difícil que además se ve agravado por la mudanza de Rocío Flores. La exsuperviviente ha tomado la decisión de independizarse y se encuentra ultimando los detalles de su mudanza. A Olga se le va uno de sus mejores apoyos, aunque solo se marche a 500 metros del hogar familiar.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias