Camino al altar

Nuria March cuenta cómo va a ser su boda

Ver vídeo

Nuria March ha estado disfrutando de las primeras semanas de enero sobre la nieve de Baqueira-Beret. Obvio que no ha estado sola sino que le acompañaba su inseparable prometido, George Donald Johnston III. Ambos han aprovechado unos días en los que han esquiado junto a sus amigos y en los que el amor que se profesan ha estado bien latente. Pero no ha sido el único gran plan de la ex de Jaime Martínez Bordiú ya que tras visitar el Pirineo catalán se fue más al norte.

March regresaba a Madrid este pasado miércoles, después de haber pasado unos días en Paris, donde no se ha perdido nada de los desfiles de Alta Costura de la Semana de la Moda, una cita imperdible para los amantes de lo fashion. Allí estuvo junto a su gran amiga, Nieves Álvarez. Ambas son dos de las mujeres más elegantes de la esfera celeb española, tienen un grandísimo futuro por delante y estuvieron cogiendo buena nota de las propuestas de los nuevos diseñadores.  Organizada por la Fédération de la Haute Couture et de la Mode francesa (FHCM), a través de la Chambre Syndicale de la Alta Costura, en esta edición participan un total de veintinueve firmas, entre las que se encuentran las más clásicas como Dior y Chanel, así como Valentino, Stéphane Rolland, Elie Saab, Viktor&Rolf o Azzaro entre otras muchas.

Nuria March, en un evento reciente. / Gtres
Nuria March, en un evento reciente. / Gtres

Muy celosa de su intimidad, apenas quiso dar detalles sobre su próximo enlace con el empresario norteamericano. A pesar de ello, sí desveló algunos flecos de como será el enlace. Nuria atendió a los medios de comunicación pero lo hizo de una manera muy tajante y escueta. Preguntada si iba a hacer despedida de solteras con amigas, se limitó a decir que «no». Misma respuesta que cuando las reporteras se interesan por si está nerviosa. De cómo va a ser su gran día con George Donald Johnston III tan solo que será una boda «pequeña». Poco más.

Fueron sus últimas palabras sobre su vida privada ya que después empleó mímica para contestar al resto de preguntas. Por ejemplo, hace un gesto con la mano de que no va a decir nada del secreto mejor guardado de una novia y empieza a tirar besos. Sobre si está muy enamorada de su prometido, se pone la mano en el corazón y hace como si le palpitase muy rápido por él.

En un primer momento, se esperaba que el enlace nupcial se celebrase en la finca que el empresario tiene en Vermont, al oeste del estado de Nueva York, pero finalmente será en Londres. Ese día será el broche de oro a una relación sentimental que comenzó en 2017 y que se ha convertido en una de las más sólidas del panorama nacional.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias