Le pide 55.350 euros

Miguel Bosé, con Hacienda en los talones tras desgravarse el fisioterapeuta y los jamones

La Justicia de Madrid desestima el recurso del hijo de Lucía Bosé contra una multa de la Agencia Tributaria por deducirse gastos propios como si fueran de empresa.

Ver vídeo

Miguel Bosé se ha convertido en un coleccionista de polémicas. El cantante viene de ser protagonista por su discurso negacionista de la pandemia en televisión y de ser el rostro conocido que más popularidad ha perdido en dos años, tal y como contó Look en exclusiva. Ahora son sus movimientos financieros los que le llevan a los titulares de la prensa. Hacienda le reclama una cantidad de 55.350,53 euros más otros 23.536,87 euros de sanción, después de una investigación a su sociedad Costaguana.

¿El motivo? El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha desestimado un recurso de Bosé contra una multa de la Agencia Tributaria por deducirse gastos de sus empresas de manera indebida cuando en realidad se trataban de gastos personales. Entre estos dispendios de los que no pagó el IVA se encontraban jamones y otros embutidos, fisioterapeuta, entrenador personal, empleados del hogar, así como reparaciones del jardín.

Miguel Bosé / GTRES
Miguel Bosé / GTRES

Bosé también intentó deducirse de las cuotas de su contrato de renting con Audi, marca a la que compró un lujoso bólido, y las reparaciones de un coche Toyota y de un Mercedes. «Esos gastos no corresponden a la actividad desarrollada por Costaguana, sino que son gastos de índole personal o particular de Miguel Bosé y/o liberalidades y en ningún momento pueden considerarse deducibles en el IVA por no estar directamente afectadas a la realización de una actividad empresarial o profesional». Al mismo tiempo, los jueces sostienen que «el examen de las facturas controvertidas permite constatar que es correcta la negativa de la administración a la deducción del IVA».

El contencioso viene de lejos ya que Miguel Bosé recurrió la sentencia del Tribunal Económico Administrativo Regional de Madrid, que solicitaba a Costaguana el IVA del segundo trimestre de 2010 y el cuarto trimestre de 2011. Hay que recordar que el artista ya estuvo en la lista de morosos que elabora Hacienda cada año para sacar a la luz el nombre de aquellos que deben más de 1 millón de euros.  En 2018 se le solicitaba 1.869.000 euros.

Las investigaciones del fisco han concluido con el hallazgo de un entramado de empresas cuyo socio y administrador único es el intérprete de ‘Amante Bandido’. «Se descubre por la inspección un entramado de empresas, ya que el socio y administrador único de la entidad actora, D. Herminio (el sobrenombre con el que los jueces ocultan la identidad de Miguel Bosé) participaba en una serie de sociedades como la propia entidad actora y Tarisa BV, radicada en Holanda. Se descubrieron también importantes entradas y salidas de capital, provenientes de Luxemburgo y con destino a EE UU», informan los magistrados.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de BOSÉ_INSTAMATRIX (@miguelbose)

En definitiva, la Justicia considera que Miguel Bosé no tenía «necesidad de interponer sociedad alguna para ello, en cuanto que la sociedad no aportaba actividad profesional». «Es evidente que no existe ninguna prohibición legal en relación a la prestación de servicios profesionales a través de sociedades mercantiles, pero lo que no ampara la norma es que se utilice una sociedad para facturar los servicios que realiza una persona física, con la única finalidad de reducir la imposición directa del profesional», concluye el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias