'Christmas'

La evolución de Mariah Carey por Navidad 25 años después de su mayor éxito

Una Navidad es menos Navidad sin escuchar el All i want for Christmas is you de Mariah Carey. Recién ha comenzado diciembre pero su canción más famosa ya se ha convertido en tendencia en la red. Google lo cataloga como «tema del momento» y es que desde que hace 10 años la lanzase se ha ido convirtiendo en un himno que a buen seguro irá de generación en generación. Un ritual en los festejos por el que la polifacética artista gana una buena suma de dinero.

Cada mes de noviembre se disparan las reproducciones de esta canción en las plataformas de música, llegando al cénit en diciembre. Todo esto se traduce en dinero que se embolsa la buena de Carey. Para hacernos una idea, esto supone unas ganancias anuales de 2,5 millones solo por esa canción. Cifra resultado de un estudio que elaboró The Economist, en el que se demuestra que Mariah Carey habría obtenido unos ingresos acumulados de nada menos que 60 millones de dólares hasta 2019 gracias a esta canción.

Nadie duda de que la artista ha sido una de las divas más carismáticas del mundo. Ha conseguido hacer la Navidad algo ‘suyo’ gracias a su hit, pero de manera paralela a su crecimiento se ha ido asistiendo a una evolución física palpable. Poco o nada queda de aquella belleza que irrumpió como un ciclón en la época de los 90.

Posado de Navidad de Mariah Carey / Gtres
Posado de Navidad de Mariah Carey / Gtres

Fue durante el pasado mes de marzo cuando la emblemática cantante cumplió 51 primaveras. Unos años cargados de éxitos también marcados por un cambio físico propiciado por una liposucción, una lipoescultura, un aumento de pecho y una manga gástrica, entre otras operaciones a la que la artista se habría sometido a lo largo de su vida. Cambios que decidió afrontar después de dar a luz a sus dos hijos y que, acompañados de una estricta dieta combinada con ejercicio, le hicieron bajar hasta 30 kilos de peso.

En ocasiones, Carey se habría sentido «acomplejada» por su peso intentando ocultarlo al retocar sus fotos con Photoshop. El uso continuo de esta herramienta acarreó muchas críticas por parte de sus seguidores, que veían estupenda a su ídola pese a que intentaba estrechar sus piernas y cadenas en las imágenes que publicaba en su Instagram. De hecho, la creadora de All I Want for Christmas Is You puso verdadero hincapié en ocultar sus intervenciones quirúrgicas, llegando a usar las cuentas de su representante o de su equipo de seguridad para pagarlas bajo un pseudónimo. Desde The Daily Mail se hicieron eco de ello al mostrar una factura en tratamientos que rondaba los 7.000 euros.

Lo cierto es que los años pasan para todo humano, y aunque Mariah Carey se hubiera negado a envejecer, su imagen mucho dista de aquella de curly girl con la que saltó a la fama. Pero lejos de ser algo negativo, el paso de la vida para la cantante deja entrever que se conserva perfectamente y que tantos éxitos han estado acompañados por una figura que ha resultado ser todo un referente tanto a nivel profesional como físico.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias