Estaba desaparecida

Así se le ha quedado la cara a Linda Evangelista tras su tratamiento estético fallido

Linda Evangelista / Gtres
Linda Evangelista / Gtres

Muchas voces se preguntaban en las últimas fechas dónde estaba Linda Evangelista. La supermodelo había estado desaparecida de las redes sociales y de eventos durante un largo periodo de tiempo y la preocupación empezaba a florecer. Ahora, ella misma ha querido hacer público cuál es el motivo de su ausencia, que se prolongaba ya a los cinco años sin comparecer ante las cámaras.

La canadiense ha sacado fuerzas de flaqueza para contar que ha sufrido el efecto rebote de un tratamiento estético-criolipolisis- para disminuir las células de grasa, generando en ella todo lo contrario. El aspecto de su rostro cambió por completo hasta derivar en una dolencia llamada  hiperplastia adiposa paradójica. Con el objetivo de intentar solucionarlo se sometió a dos operaciones que terminaron de empeorar todo, sumiéndola en una profunda depresión.

Así se ha dejado ver Linda Evangelista en su cuenta de Instagram. Una imagen que dista mucho de aquella espectacular modelo que enmudecía a todos con su belleza / Instagram
Así se ha dejado ver Linda Evangelista en su cuenta de Instagram. Una imagen que dista mucho de aquella espectacular modelo que enmudecía a todos con su belleza / Instagram

No ha sido hasta ahora cuando ha sido capaz de explicarle al mundo qué le ha pasado y cuál es su estado: «Hoy he dado un gran paso para corregir un problema que he sufrido y que me he guardado durante más de cinco años. A mis seguidores, que se han preguntado por qué no he estado trabajando mientras las carreras de mis compañeras han seguido prosperando, decirles que la razón es porque me desfiguraron totalmente con una lipoescultura de la empresa Zeltiq», empieza diciendo.

Este tratamiento estético buscaba quitar la grasa pero sin pasar por el quirófano, pero la reacción fue la generación de más grasa en su cara. Un efecto adverso poco común pero que ella ha tenido la mala suerte de padecer. A través de un post de Instagram explica su calvario.

«El tratamiento umentó mis células grasas en vez de disminuirlas y me ha dejado permanentemente deformada incluso tras someterme a dos dolorosas cirugías correctoras, sin éxito. Me he quedado, como han dicho algunos medios, irreconocible, apunta.

Las consecuencias psicológicas han sido casi peores que las físicas ya que Linda Evangelista ha entrado en una espiral de odiarse a sí misma, algo absolutamente terrible: «Esto no solo ha destruido mi modo de vida, sino que me ha hecho caer en un ciclo de profunda depresión, tristeza y el más profundo autodesprecio. Estoy tan cansada de vivir así. Me gustaría poder salir por la puerta con la cabeza alta, a pesar de que ya no parezco yo misma», se queja.

Linda Evangelista
Así era la cara de Linda Evangelista antes de someterse a la operación que ha arruinado su vida / Gtres

Por último, Evangelista anuncia que ha tomado medidas legales contra la empresa responsables del tratamiento: «Con esta demanda, intento pasar página para librarme de mi vergüenza, y hacer pública mi historia».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias